2 ene. 2008

¿Cómo será tu 2008?

Joaquín Samayoa
Columnista de LA PRENSA GRÁFICA
jsamayoa@fepade.org.sv

El tiempo nunca se detiene. Los calendarios lo fraccionan y lo marcan artificialmente, pero lo único realmente novedoso está o puede estar en la actitud con la que asumimos la vida.

La vida es una trenza de actividades rutinarias y sucesos imprevisibles. En el momento menos pensado puede llegar una noticia maravillosa o un rudo golpe. Algunas veces somos nosotros mismos quienes inadvertidamente atraemos la buena o la mala fortuna, pero otras veces las cosas simplemente suceden sin que podamos preverlas o evitarlas.

El deseo que expresamos al decir “feliz año nuevo” es que la vida no nos traiga sorpresas desagradables, que persista y se acreciente lo bueno, que sea leve el sufrimiento y seamos capaces de resolver nuestros problemas y superar el desaliento ante las situaciones adversas. Pero, al fin de cuentas, la felicidad no depende solo de lo que ocurre sino también de la forma como reaccionamos ante las diversas situaciones de la vida.

La vida misma es un don de Dios que no siempre apreciamos en su justa medida. El simple hecho de abrir los ojos cada mañana debiera movernos a una profunda gratitud, pero en vez de ello muchas veces preferimos lamentarnos por tener que ir a trabajar o por alguna dolencia física o por la presencia de esa persona que una vez fue buena compañía y ahora se ha vuelto insufrible... sigue

Texto completo en: http://www.laprensagrafica.com/opinion/957203.asp

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...