25 feb. 2008

El nuevo concepto de 'referencia'

La referencia es una de las prácticas bibliotecarias que más ha evolucionado con el desarrollo de las tecnologías de la información, la comunicación y la participación. Los mostradores de consulta han ido ampliando sus competencias y sus espacios. El servicio de referencia, sobre todo en bibliotecas públicas, se ofrece para cualquiera que solicite información. La referencia en las bibliotecas no es lo que era, ya que los medios son más y los recursos para informarse mayores. Los servicios públicos de referencia digital son una vía para atender usuarios más allá de nuestros edificios y geografías. Así lo demuestra Pregunte: las bibliotecas responden, que en estos días está siendo el protagonista de una campaña institucional de promoción y que ya ha resuelto cerca de cuarenta mil preguntas desde su lanzamiento público en junio de 2000. La referencia está en fase de cambio y así opina la Reference and User Services Association (RUSA), sección de la ALA que agrupa a los profesionales de los servicios bibliotecarios de información y referencia, que en su reunión del 14 de enero de 2008 ha aprobado una nueva definición de los conceptos 'transacción de referencia' (Reference Transactions) y 'trabajo de referencia' (Reference Work). Las definiciones son fruto del debate surgido en el blog de esta entidad para delimitar el trabajo de los referencistas. Empleando una traducción no oficial, la definición de transacciones de referencia queda de esta forma: "las consultas de información en las cuales el personal bibliotecario recomienda, interpreta, evalúa y/o usa recursos de información para ayudar a los demás a satisfacer necesidades de información particulares. Como transacciones de referencia no se incluyen la instrucción formal o las conversaciones que proporcionen ayuda sobre lugares, horarios, equipos, suministros o normas". De esta forma, se determina que la formación de usuarios no es referencia y que las preguntas sobre servicios, colecciones y normas de la biblioteca no se considerarán ya como consultas de referencia para esta asociación. Por otra parte, la RUSA determina que "el trabajo de referencia incluye las transacciones de referencia y otras actividades que impliquen la creación, gestión y evaluación de la información o de los recursos de investigación, herramientas y servicios". La definición aprobada explica que en la creación y gestión de recursos de información se incluyen el desarrollo y mantenimiento de colecciones de investigación, guías de investigación, catálogos, bases de datos, páginas web, motores de búsqueda, etc, que los usuarios pueden utilizar independientemente, en el centro o de forma remota, para satisfacer sus necesidades de información; y que en la evaluación de las actividades se incluyen la medición y evaluación de los trabajos de referencia, los recursos y los servicios. Nuevas definiciones para nuevas formas de prestar viejos servicios.

Fuente: Biblioglog

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...