29 mar. 2008

Las ferias de libro me deprimen.


Carlos Arcos Cabrera

"¿Razones?: 1. Las industrias culturales, la del libro es una de ellas, se han convertido en una gigantesca máquina que produce (libros, autores, teorías, estilos) que apenas sobreviven unas horas, unos días, unas semanas, tal vez unos meses en el caso de los más afortunados, antes de precipitarse en la máquina productora de olvido y, así, dar paso a otra ola, que a su vez se precipitará a la entraña de aquella máquina y, así, una tras otra. Las industrias culturales se hallan en un espacio indeterminado entre el reciclaje y la destrucción.

2. Cortázar decía: “Un libro más es un libro menos”. Para los lectores o para las lectoras (que son mayoría) un libro leído es un libro menos. Pero lo cierto es que nunca tendremos la certeza de que, en nuestra condición de lectores, un libro leído sea un libro menos. La certeza es otra ¿Recuerdan aquel cuento de Cortázar, “Carta a una señorita en París”, en la que el personaje principal vomita conejitos? Es la metáfora del mundo de los libros: alguien en algún lugar vomita libros que luego miramos, acariciamos, hojeamos y ojeamos, los llevamos a casa y los colocamos en estantes y también en la memoria, formando un mundo intrincado, impenetrable. Cada lector (a) requiere de un mapa de lecturas para no perderse en ese mundo de papel, al que se ha sobrepuesto el aún más abigarrado mundo virtual. El mapa nunca está disponible y sus coordenadas son móviles."

Fuente: http://libreriamichelena.blogspot.com/2008/03/.html



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...