2 abr. 2008

La tecnología jubila a las palomas mensajeras.


Se acaba de conocer que el avance de las tecnologías ha provocado el cierre del último palomar militar en España, curiosamente el penúltimo fue el de Sevilla. Las palomas mensajeras han cumplido a lo largo de la historia un papel fundamental en la transmisión de información en momentos extremos. Se cuenta el caso de la paloma que aún después de haber sido alcanzada por una bala, llevó arrastrándose su mensaje al destino fijado y reposa hoy disecada en el Museo del Ejercito. Durante gran parte de mi vida he convivido con palomas mensajeras ya que mi padre, además de múltiples ocupaciones, también mantenía un palomar con estas ruidosas vecinas, a las que nunca les faltaba el agua ni sus paseos aéreos alrededor del palomar, al que siempre volvían estuvieran donde estuvieran. Realmente su sentido de la orientación era espectacular y de ahí su utilidad para llevar mensajes ocultos en sus anillas.
Pero la tecnología, como prácticamente a todos los colectivos de seres vivos, nos está cambiando la vida y puede llegar a hacer desaparecer ocupaciones de gran trascendencia a lo largo de la historia si no se adaptan y replantean constantemente su misión, objetivos y formas de alcanzarlos.
  • ¿A quien no le han llamado "moderno" por sentirse familiar con "algunas" nuevas tecnologías? Y sin embargo algunas bibliotecas ya están solicitando nuevos perfiles como el de Especialista en tecnologías emergentes.
  • ¿Por qué en las bibliotecas no existe ningún servicio de "alerta" sobre los nuevos comportamientos de sus usuarios? ¿Cómo se supone que estamos adecuando nuestros productos y servicios a sus necesidades? ¿Con las mismas encuestas de satisfacción de usuarios de siempre que ya se sabe a qué responden y lo que dan de sí?
Las pobres palomas no han tenido ninguna oportunidad de adaptación, pero los bibliotecarios si la tenemos y no podemos seguir mirando para otro lado como si de un problema ajeno se tratara y parapetados en nuestra propia complacencia. Las tecnologías y las cambiantes costumbres y hábitos de nuestros usuarios, no son un problema de los otros sino de todos. O veremos algún bibliotecario reposando disecado en un museo virtual en SecondLife.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...