3 jul. 2008

El blogfesor convierte la clase en un trabajo continuo y más participativo



En algunos colegios siguen siendo los profesores “friki” y en otros muchos se desconoce su otra clase –la que imparten en la red–, pero lo cierto es que cada vez son más los docentes que utilizan los blogs o bitácoras en el ámbito educativo.

“Un meme, para quienes no lo sepan, es un compromiso de continuidad neuronal de las redes sociales, una especie de virus más o menos sano que se propaga con mayor o menor intensidad según sea la época del año y el biorritmo de quien lo recibe”. Antonio Solano, profesor de Lengua Castellana y Literatura del IES “Bovalar”, de Castellón, describe así, en su página, lo que el blog supone ya para muchos profesores. El suyo, Re (paso) de lengua, ha sido considerado por el concurso Espiral Edublog 2008, el mejor blogfesor (blog del docente) de esta edición, y en él, sus estudiantes y profesores pueden encontrar desde propuestas de lecturas o talleres de lengua a vídeos de las promociones de los estudiantes e información de su instituto. Todo cabe en el ciberespacio y esa es una de las ventajas que aportan los blogs a la docencia, una multiplicidad de posibilidades para compartir con profesores y alumnos.

La mayoría de los blogsfesores que ya se encuentran en la red suelen ser de lengua, según explica Charo Fernández Aguirre, secretaria de Aulablog, –una asociación que se encarga de promover el uso de las TIC en la Educación–, “porque el blog es un recurso que permite el debate y el análisis, y eso es perfecto para esta asignatura”, explica. Aunque existen otros motivos “por los que todos los docentes deberían utilizar un blog”, aclara Juan Freire, profesor titular de la Universidad de A Coruña y explorador del papel de la innovación, la estrategia y la tecnología en las redes sociales, las organizaciones y las ciudades. En concreto, él destaca tres razones esenciales por las que las bitácoras educativas se convierten en una herramienta indispensable, en lo que considera “la nueva forma de entender la enseñanza”.

La primera de ellas es la eficiencia. “Yo trato de que mi página sea una extensión de mi asignatura. Antes, la clase se limitaba al aula, pero internet permite una comunicación constante con los estudiantes”, especifica. Esta idea enlazaría con la segunda razón por la que, según Freire, todo profesor debería tener un blog, que es el aumento de la interacción. “El blog modifica por completo la forma de trabajar de los alumnos, –que es mucho más agradable– y se convierte en un trabajo continuo y no de última hora, porque se aprende haciendo”, aclara Freire. Una idea que comparte una mayoría de los profesores que ya utilizan esta herramienta. “Yo el blog lo utilizo tanto en el aula, para acceder a recursos, como fuera de ella, para proponer tareas a los estudiantes y recibir sus aportaciones”, concreta José A. Martín, autor junto a Paco Tejero, de Profeblog, un portal que alberga centenares de bitácoras educativas. Por último, la tercera ventaja de tener un blog es que los alumnos no sólo se forman de una manera más amena en la materia, sino también en la utilización de la tecnología.

Pasos para crear un blog
Cuando a Juan Freire se le pregunta “por qué los profesores deberían hacer uso de los blogs”, responde que la pregunta debería ser la contraria: “¿por qué no hacerlo? cuando las formas de comunicarse de los alumnos a diario son esas”. José A. Martín anima a los maestros a utilizarlo y recuerda “lo sencillo que es escribir y publicar información de interés para los estudiantes en un blog”. Y ese es el primer paso para crear un blogfesor, no tener miedo. “Si hace unos años hacer una página web era cosa de gurús, ahora es algo que puede hacer todo el mundo”, explica Freire, para el que hace falta una adaptación y una metamorfosis cultural. El cambio de cultura implicaría por una parte el del ámbito tecnológico, porque en las TIC, no es tan necesario formarse –como se está haciendo hasta ahora–, como aprender con la práctica. Y el segundo cambio debería ser dentro de la cultura pedagógica, “ya que las TIC tienen un uso muy limitado en la estrategia convencional”, explica Freire.

Después de deshacerse del miedo, el segundo paso para crear un blogfesor es pensar lo que se quiere conseguir. El contenido dependerá de los objetivos que se persigan, ya que, según Freire, “se trata de herramientas muy flexibles que se pueden moldear” y no hace falta adaptarse a ellas, “sino que ellas pueden adaptarse a nosotros”. Para ello, propone tres modelos de blogs distintos. El primero, consiste en su uso más básico y que se reduce a utilizarlo como “tablón de anuncios”; el segundo, un modelo más participativo, consiste en generar debate de asuntos tratados en clase; y un tercero, permite labores más específicas, como trabajos en grupo.

Superados estos dos pasos, cualquiera puede elaborar su blog, con conocimientos básicos de informática. Pero para los que todavía no se han animado, iniciativas como la que por tercer año va a llevar a cabo la asociación Aulablog, pueden ser un buen comienzo. Se trata del encuentro Edublog 2008, que se celebrará los próximos días 1, 2 y 3 de julio, en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Santiago de Compostela y en el que los profesores podrán participar en talleres y compartir sus experiencias con otros.

Para crear un blogfesor hace falta cambiar el “chip”
Para que el uso de las TIC sea realmente útil en la enseñanza, según Juan Freire, profesor de la Universidad de A Coruña, “es necesario una modificación del enfoque docente”. El profesor Freire propone “cambiar por completo el chip” y dejar de entender la relación entre profesores y alumnos, como una dialéctica “en la que el maestro siempre es el que sabe más”. El uso de las TIC en el aula, y especialmente entre ellas, el blog, “permite que la participación de los estudiantes sea mucho más activa y continuada”, pero para ello, Freire advierte que “es necesario que el profesor deje de asumir el papel del que lo sabe todo”, porque en tecnología no siempre va a ser así. Eso no significa, según él, dejar de utilizar las TIC por temor a que no se van a dominar o se va a saber menos que los estudiantes, sino que debe ser un aprendizaje recíproco en el que unos aprenden de otros. “Si no se cambia la actitud, corremos el riesgo de limitar sus resultados, –explica– porque son herramientas con una utilidad mínima en la educación convencional”.

Fuente: http://www.magisnet.com/articulos.asp?idarticulo=3499

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...