21 ago. 2008

Camino hacia la Escuela 2.0


Grandes diferencias separan la educación del siglo XXI con la del siglo XX. Campus y aulas virtuales, pizarras digitales y clases mediante videoconferencias son algunos de los avances que ya están experimentando nuestras aulas y son sólo el comienzo de un largo camino en la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) al ámbito de la formación.

Lourdes Gallardo

A mediados de los años 70 llegaba el material impreso a máquina, las casettes de audio y el vídeo; una década más tarde comenzaban las emisiones educativas por televisión y se crearon los primeros software de formación; poco más tarde, a comienzos de los 90, se generalizaba en España el uso de la videoconferencia y de las aplicaciones multimedia en CD ROM; y ahora, entrado el siglo XXI, lo normal es encontrarse ya en el aula todo tipo de herramientas tecnológicas: empezando por el ordenador y llegando incluso a las pizarras digitales o los Tablet PC.


Los tiempos cambian y los profesores han de adaptarse a las circunstancias. Tanto es así que el recién clausurado Congreso Nacional de Internet en el Aula ha logrado reunir a 7.500 docentes y otros 10.000 lo han seguido de forma virtual a través de Internet. Un evento que se enmarca en el programa Internet en el Aula (del Plan Avanza puesto en marcha por el Ministerio de Industria) y que responde a tres retos principales: llevar la posibilidad física de conexión a los colegios, enseñar las TIC, y enseñar con las TIC.


En su intervención, el secretario de Estado para las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, Francisco Ros, aseguró que nueve de cada diez colegios españoles ya cuentan con acceso a Internet a través de banda ancha, más que el resto de europeos. Junto a esta cifra positiva de inclusión digital, destacó que cerca del 60% de los profesores utilizan materiales digitales y contenidos multimedia en sus clases.


Por su parte, la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, intervino en la clausura del Congreso anunciando la puesta en marcha de medidas para impulsar la Escuela 2.0 en la que “los profesionales y los estudiantes serán sus protagonistas, y sus destinatarios serán los creadores de contenidos y los demandantes de información al mismo tiempo”.


Para ello, el departamento de Cabrera creará un nuevo portal de intercambio de contenidos educativos, ofrecerá la posibilidad de finalizar los estudios por Internet e incluirá la asignatura Ciencias para el Mundo Contemporáneo el próximo curso.


A partir de aquí y de los nuevos retos que posibiliten una mejora en la calidad de la enseñanza, no hay que pasar por alto las palabras del ministro de Industria, Miguel Sebastián: “el mejor ordenador del mundo nunca sustituirá al buen profesor y el factor humano será siempre lo que marque la diferencia cuando se trate de formar a los hombres y mujeres del mañana”.


Las TIC en Bachillerato

Ciencias del Mundo Contemporáneo es el título de la nueva asignatura que comenzará a impartirse en Bachillerato el próximo curso 2008-2009. Una disciplinada que se incorpora con el objetivo de enseñar a los alumnos cómo se ha producido la transición de la era analógica a la digital, la trascendencia de la aparición de Internet, la revolución tecnológica de las comunicaciones o cómo respetar la privacidad y la protección de datos.


En esta materia, común para todo el alumnado, se estudiará desde las tecnologías del ADN, hasta las células madre, la nanotecnología, e incluso la revolución tecnológica de la comunicación (ondas, cable, fibra óptica, satélites, telefonía móvil, GPS…) y su repercusión en la vida cotidiana a través de la transición a la era digital, la trascendencia de la aparición de Internet o el respeto a la privacidad y la protección de datos.


En definitiva, los contenidos girarán en torno a la información y la comunicación, la necesidad de caminar hacia la sostenibilidad del planeta, la salud como resultado de factores ambientales y responsabilidad personal, los avances de la genética y el origen del universo y de la vida.


Herramientas para el aprendizaje

La comunicación unidireccional donde sólo habla el profesor a sus alumnos tiene los días contados. Cada vez se promueve más un proceso de aprendizaje en dos sentidos en el que participa el profesor con sus lecciones, pero participa igualmente el alumno con sus inquietudes.


Y es que para los docentes, poder mirar al alumnado directamente sin tener que darse la vuelta para anotar cosas en la pizarra es un punto a favor de las nuevas tecnologías, así como el carácter motivador que éstas tienen para los jóvenes.


Unas de las más llamativas son las pizarras digitales. Se trata de una útil herramienta para los profesores pues pueden controlar, crear y modificar mediante un puntero cualquier recurso digital que se proyecte sobre ella y permite guardar dicho material utilizado en clase.


El proceso comienza en el ordenador, que es donde se genera la información que se quiere transmitir. Esta información se envía al proyector y éste, a su vez, la proyecta en la pantalla. De esta manera, el profesor puede mostrar todo tipo de contenidos (texto, imágenes, vídeos, esquemas, etc.) y manipularlos en tiempo real, es decir, que puede subrayar, por ejemplo, las partes que sean más importantes, añadir comentarios o, incluso, corregir errores durante la clase. Las posibilidades que las pizarras interactivas ofrecen en asignaturas como matemáticas, idiomas o física son enormes, siempre y cuando la introducción de esta nueva tecnología vaya acompañada de un cambio metodológico en la enseñanza.


Además, pueden hacer uso del mismo en la presentación de trabajos, para explicar ideas o responder a preguntas sobre el temario. Gracias a este sistema, es posible mostrar en el aula el trabajo de un alumno, o enviar e-mails a los alumnos con archivos de interés.

Por otro lado, algunas aulas ya disponen de cuadernos electrónicos o Tablet PC, un híbrido de ordenador portátil y PDA en el que se puede escribir a través de una pantalla táctil sin necesidad de teclado y ratón. Microsoft fue uno de sus impulsores con la concesión de 16 Tablet PC a un aula de un pueblo turolense minero de 900 habitantes, convirtiéndola así en el primer modelo de aula autosuficiente del mundo. Con esta herramienta, los alumnos sólo tienen que escribir con el lápiz digital en la pantalla de su cuaderno electrónico, entonces el ordenador transforma la escritura en texto informático y, con ayuda de un procesador, la almacena y edita, lo que permite al profesor enviar y recibir trabajos e incluso corregir lo que están haciendo en ese momento.


Fuente: http://www.aprendemas.com/Reportajes/P2.asp?Reportaje=1197

1 comentario :

Marco dijo...

En muchos de los artículos y publicaciones se empieza a descubrir este nuevo concepto de Educación 2.0 y, por consiguiente, Alumno 2.0

http://www.anobium.es/rdr.php?tema=22&n=0

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...