26 feb. 2009

Cómo escoger los libros de los niños


La Fundación para el Fomento de la Lectura (Fundalectura) presenta este miércoles la publicación 'Cómo reconocer los buenos libros para niños y jóvenes', en la que recoge la experiencia de más de 17 años liderando la valoración de la oferta editorial para este público lector.

El trabajo, que fue coordinado por la profesora Gemma Lluch Crespo, del departamento de Filología de la Universidad de Valencia (España), reúne los criterios que tienen en cuenta los comités de valoración de Fundalectura en el momento de escoger un libro.

"Aunque el lector principal es el bibliotecario, el docente o el investigador, hemos pensado en una estructura de libro que facilite la lectura a cualquier persona interesada en los libros infantiles y juveniles como padres, abuelos, tíos, editores, libreros o gestores culturales que tienen que trabajar en temas de lectura", explica Lluch, quién estuvo dos años al frente de la investigación.
Dividida en cuatro partes, la publicación explica las razones para valorar libros para menores de edad, qué criterios se deben tener en cuenta en el momento de la valoración (informativos, literarios, por género, por edad), la metodología para conformar un comité de valoración y, finalmente, la experiencia de Fundalectura.

En el momento de escoger un buen libro, Andrea Victorino Ramírez, quien hizo parte del equipo de investigadoras, sugiere algunas preguntas que el docente o padre deberían hacerse antes de tomar la decisión de compra. "¿Me gusta como lector adulto? ¿Sentí la necesidad de que el libro no se acabara? ¿Qué me dice sobre mí mismo el texto? ¿Qué cuenta? ¿Cómo lo hace? ¿A quién se lo recomendaría?".

Bebés: una audiencia importante

Así mismo, las investigadoras destacan la creciente preocupación mundial de comenzar un acercamiento a la lectura desde los primeros años de vida. En ese sentido, Lluch destaca programas como Bookstart (Reino Unido), Nati per Leggere (Italia), Ronda de Libros, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez de España o el trabajo de Acciones Culturales contra Exclusiones y Segregaciones de Francia.

Desde el año 2003, Fundalectura adelanta su programa 'Leer en Familia', en el que se destaca, precisamente, el capítulo denominado 'Los bebés sí pueden leer'.

"El comité de valoración tuvo que mirar, conocer y construir criterios que le permitieran valorar los libros para los bebés, y pudo concluir que los bebés sí pueden leer. Sus primeros libros son el rostro de sus padres, las voces de las personas que están cerca y le enseñan el mundo; por eso es ideal que le canten rondas, que les enseñen juegos corporales, pues a través del sonido el bebé está aprendiendo su lengua materna y esta satisfaciendo su deseo de aprender", comenta Victorino.

Finalmente, la profesora Lluch aconseja tratar de mantener un diálogo permanente de los adultos con los menores, para acercarlos a la lectura. "Que hablen con ellos, que se acompañen de libros para llenar los silencios que a veces trae la adolescencia. Lo más importante que van a dar a sus hijos no es lo que compra el dinero sino lo que provee la compañía y la conversación. Y un buen libro es un buen puente para hablar y compartir".

CRITERIOS PARA ESCOGER UN LIBRO

En el caso de los libros literarios:

- Historias cercanas a la vida cotidiana de los lectores.
- Historias sin pretensiones moralistas ni con una enseñanza explícita.
- Con personajes y escenarios afines al universo de la historia.
- Con un lenguaje adecuado para la edad del lector.
- Que traten diferentes temáticas, ofreciendo diferentes puntos de vistas que inviten a la reflexión.
- Que suscite emociones en el lector.
- Con imágenes atractivas, con un lenguaje propio, que inviten a la exploración.

En el caso de los libros informativos:

- Que aborden diferentes áreas.
- Que presentan datos relacionados con eventos cotidianos para una mejor comprensión y para que el lector se interese.
- Que motiven al lector a seguir explorando.
- Que den una visión integral de un tema.
- Que sean rigurosos en el tratamiento de una temáticas, por ejemplo, abordándolo desde diferentes perspectivas para evitar los sesgos y las discriminaciones.
- Que diferencien la información objetiva de las opiniones del autor.
- Que presenten citas a investigaciones recientes, comentarios y entrevistas para avalar la información que se presenta.

Publicado el 25 de febrero de 2009
CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Fuente: http://barranquilla.vive.in/libros/articulos/febrero2009/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_VIVEIN-4838396.html

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...