11 feb. 2009

El libro electrónico gana adeptos pero tiene duros competidores


Es poco probable que reemplacen a los libros impresos.
Son pequeños, ligeros y pensados para caber en un bolso.
Pueden eliminar la necesidad de cargar con libros y periódicos al acceder a los textos a través de Internet.


Los dispositivos para la lectura electrónica, que reproducen libros en una pantalla, están ganando adeptos pero es poco probable que estos reemplacen a los libros impresos y deberán competir duro con otras formas de consumo de medios digitales, según los exponentes de la Feria del Libro de Francfort.


Las ventas de dispositivos para la lectura electrónica como el Kindle de Amazon y el Reader de Sony han crecido rápido, impulsando a las compañías más pequeñas a introducir sus propios prototipos en la feria y a las editoriales a acelerar la digitalización de sus libros.

Estos reproductores, pequeños y ligeros, pensados para caber en un bolso, pueden eliminar la necesidad de cargar con libros y periódicos al acceder a los textos a través de Internet, ya que una de sus características es la posibilidad de conectarse a redes wi-fi. Algunos piensan que estos dispositivos podrían empujar la digitalización de los libros de la misma forma que el iPod lo hizo con la música.

No reemplazará a los libros

El consejero delegado de Penguin, John Makinson, aseguró que "se han convertido en la corriente principal, en el sentido que son un genuino producto de consumo por el cual hay un apetito real, ya no es el terreno de unos raros aficionados a la informática". Makinson afirmó que Penguin estaba publicando nuevos títulos tanto en versiones impresas como digitales, además de proceder a la digitalización de sus catálogos.


La firma tecnológica iSuppli predice que los beneficios de los libros electrónicos crecerán desde los 3,5 millones de dólares (2,6 millones euros) en 2007 hasta alcanzar los 291 millones de dólares en 2012. Los expositores de la Feria afirman que los lectores que utilizan plataformas digitales eran científicos y nuevos usuarios pero que la tendencia se está expandiendo a viajeros, estudiantes y personas que se desplazan para ir a trabajar.

Ronald Schild, director de una MVB, una compañía de servicios de lectura digital para la industria alemana, dijo que la lectura digital no reemplazaría a los libros impresos, pero sí aportaría ciertas ventajas. "Mis hijos todavía leen libros con dibujos pero no estoy seguro que llevarán una mochila de cinco kilos a la escuela", afirmó Schild.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...