26 feb. 2009

LOS CAVERNARIOS DE LA PEDAGOGIA.

Enviado por: LIC. D.E.S. HERBERTH OLIVA.

EL ENERGUMENO DE LA EDUCACION.

Dentro del contexto educativo salvadoreño, intentar establecer un proceso de convivencia académico-social, con los diversos miembros del gremio profesional docente se vuelve una tarea difícil de lograr.


El razonamiento de mi experiencia, se fundamenta en visualizar dentro de la lógica funcional que merecen los problemas educativos de nuestro país, una oportunidad de poder hacer énfasis de manera tajante y directa, en las falencias del proceso educativo salvadoreño y en especial el proceso de formación profesional pedagógica.


Ante esto decimos que realizar un análisis de tal magnitud, implica tocar las entrañas delicadas de un monstruo del profesionalismo suntuoso, en donde obtener un titulo es mucho mas significativo que empaparse de un aprendizaje significativo dotado de lógica y coherencia objetiva para el ejercicio docente. Para el energúmeno de la educación, el obtener un titulo universitario es revestirse de un protagonismo egocéntrico en donde se empodera de un conocimiento ecléctico en el cual pretende saber de todo, alimentando así un narcisismo docente embelesedor, el cual afecta puntualmente el proceso educativo, ya que el docente llega a catalogar que sus altos conocimientos no logran ser adquiridos y razonados de manera eficiente por los conglomerados estudiantiles. (EL DOCENTE COMO CENTRO DE TODO).

El energúmeno considera que el la acreditación académica que lo faculta para el ejercicio docente es un titulo nobiliario el cual lo dota de un poder autoritario para desarrollar su clase como mejor le parezca, dejando así a un lado la congruencia académica que debe tener todo proceso de enseñanza-aprendizaje.

De este breve análisis especulativo, afirmamos que el termino de energúmeno de la educación, hace referencia al profesional carente de conciencia social, que busca en la profesión docente un modo fácil de ganarse la vida, que se empodera de arrogancia y nepotismo en el desarrollo del acto educativo, que piensa que el centro del aprendizaje es el.

Un energúmeno en muchas veces tiene una insipiente formación académica, que carece de hábitos de lectura constante y permanente, que no tiene sentido crítico de reflexión en la problemática social educativa y que no practica investigación científica como base fundamental para hacer ciencia.

Es por ello que al escribir este articulo, me di la oportunidad de compartirlo con un compañero académico y me dijo de manera tajante: “este articulo parece que lo escribes con el hígado, eres muy puntual al razonar un problema latente en muchas instituciones educativas, por lo cual tocaras muchas susceptibilidades”.

Precisamente escribo esta conjetura pedagógica reflexiva dado el constante fracaso de nuestro sistema de formación docente, puesto que me preocupa vivir constantemente en medio de personas que han adecuado una profesión tan digna en un modo fácil de ganarse la vida, en donde no les preocupa poder desempeñar una buena clase dentro del aula, sino mas bien viven quejándose de los bajos salarios que ganan, donde es mas preocupante “EL COMO SALIR DEL PROBLEMA” que “RESOLVER DEFINITIVAMENTE EL PROBLEMA” .


En pasados días realizaba una lectura sobre la profesionalización y capacitación docente, de la cual afirmo que la profesión docente es una de las pocas profesiones que posee una expansión cuantitativa relacionada con los diversos tipos de actividad que se llevan acabo en esta actuación laboral, ya que muy pocas profesiones tienen tan amplio nivel de variación en las calificaciones formales que exigen para su desempeño.



IMPARTIR CLASES

PREPARAR CLASES

ELABORAR EXAMENES YCALIFICARLOS

ASIGNAR TAREAS

EVALUAR TAREAS

DINAMIZAR EL DIA A DIA EN LA ESCUELA ETC.


Finalizo este análisis cayendo en la idea que el concepto ENERGUMENO ACADEMICO a pesar que NO EXISTE en las definiciones de la Real Academia de la Lengua Española, me ha permitido referirme a toda aquella persona que ejerce la docencia, pero que carece de una VISION APOSTOLICA del acto de enseñar, y que se deja llevar por la corriente materialista de la globalización de la educación en donde se hace de la enseñanza, una mercadería que solo puede estar al alcance de unos pocos, , revistiéndola de un materialismo comercial de trágicas dimensiones.


“La sabiduría para la vocación docente es un regalo que sólo

reciben los más discretos, no es bueno presumir de lo que todos quisieran tener".-

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...