16 feb. 2009

Violencia escolar y medios de comunicación


CARLOS VÍCTOR SALAZAR

El conflicto, como parte de la vida humana y de las instituciones, es interdisciplinario y posee un componente de agresividad, que cuando no cuenta con los canales adecuados deriva en violencia.

La negociación y la mediación escolar pueden constituir herramientas para prevenir los episodios de violencia en tanto aportan 'conductos' para encauzar ese componente emocional y agresividad propios del conflicto. Un docente fue muy explícito: 'Los alumnos se expresan con los puños y no con palabras. Y añadiría… los padres, los docentes, los directivos y los representantes legales también.

La violencia se produce cuando no podemos poner en palabras nuestros sentimientos y emociones. Las técnicas que se utilizan en negociación y mediación pueden ayudar en este aspecto también en tanto dan importancia a las emociones propias y ajenas. Pero, insistimos, la negociación y la mediación son solo algunas herramientas para trabajar el tema.

También es importante el 'clima institucional' ya que es más probable que los episodios de violencia puedan darse en instituciones donde existe el autoritarismo –de directivos y de docentes– la falta de diálogo, el clima competitivo, la discriminación. Representantes legales, propietarios de instituciones privadas, encargados-responsables de escuelas son también violentos y agresivos amparados en la impunidad.

Una institución educativa donde se respeten las opiniones de todos, se dialogue, se cree un clima cooperativo no es garantía de no tener problemas de violencia, pero sí tiene mayores posibilidades de canalizar la agresividad de forma positiva.

Trabajar en la gestión de los conflictos en todos los ámbitos, y en especial en educación, requiere un paso fundamental: autoevaluarnos, esto es, revisar, sin buscar culpables nuestras prácticas cotidianas para indagar sobre de qué manera contribuimos a co-construir el conflicto y la violencia, ya sea de forma positiva o negativa a través del clima institucional que ayudamos, interdisciplinariamente, a instalar.

En los últimos años vemos que en nuestras instituciones escolares se suceden hechos violentos que cada vez se tornan más graves (agresiones entre alumnos, alumnos y docentes, docentes y padres, representantes legales y directivos o docentes, directivos y porteros, encargados de escuelas y directivos). Estos hechos no son ajenos a la realidad que se vive en la sociedad actual y por lo tanto no pueden tomarse
de forma aislada.

La violencia tiene como antecedente conflictos interpersonales que han avanzado en el transcurso del tiempo. En cuanto a la violencia escolar es muy común que suela darse en instituciones donde la falta de dialogo entre los miembros de la misma es notoria y manifiesta.

El ámbito escolar, junto con el de la familia y la comunidad en su totalidad deben ser el marco donde los integrantes de la comunidad educativa tengan como misión la creación de una sociedad sin agresividad, basada en el respeto mutuo. En la familia pasa exactamente igual. Ese es el tropo donde se debe cultivar la tolerancia, el respeto, el afecto mutuo y sencillo, los valores de siempre.

Fuente: http://www.rieoei.org/jano/2833Zalazar.pdf

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...