6 may. 2009

Una nueva forma de sociedad


Por: PILAR REGO

Estamos inmersos en una nueva forma de sociedad, la llamada sociedad red, que posibilita nuevos procesos sociales a través del desarrollo de nuevas formas de relación que transforman la virtualidad en realidad.
Internet es un fenómeno de extraordinaria importancia; es mucho más que un medio de comunicación, de interacción y de organización social; es un eficaz instrumento de participación ciudadana.

La mayor parte de movimientos sociales y políticos utilizan Internet como herramienta para la movilización social.

¿Se puede hablar de una cultura propia de Internet?
No se puede negar que Internet forma parte de los usos y costumbres del denominado “primer mundo” y que en el momento actual nos enfrentamos a un nuevo reto: la cultura en Internet.

En el ámbito de la antropología, donde todo forma parte de la cultura, se le da un lugar importante como instrumento de difusión y como objeto cultural.

Internet es fuente de creación, de nuevos modos de participación interactiva, donde ya podemos encontrar obras literarias que presentan rasgos específicos de la cultura multimedia.

En la actualidad numerosos artistas trabajan directamente en la Web donde se produce un estallido creativo, hay producciones cinematográficas hechas para Internet, literatura específica, festivales de cine on-line...

La alfabetización digital
Estamos ante un nuevo tipo de analfabeto, ya no es suficiente saber leer y escribir para comprender la realidad, es necesario disponer de los instrumentos necesarios para decodificar los mensajes de los medios,


Términos como educomunicación, ciberespacio, son actualmente de uso cotidiano; manejamos bases de datos electrónicas en las que intercambiamos y distribuimos documentos que integran texto, imagen y sonido, lo que nos obliga a utilizar un lenguaje específico que sirva de punto de encuentro entre el lenguaje verbal y el audiovisual y que implique la capacidad de decodificar, evaluar y comunicarse en diversos medios: vídeo, ordenadores, radio, prensa, televisión…

La interactividad es un concepto inseparable del entorno multimedia que nos conduce a una imprescindible alfabetización digital que capacite para leer y escribir multimedia.

Es necesario adquirir la formación audiovisual suficiente para analizar de forma crítica lo que se ve. En palabras de Agustín García Matilla:“Al igual que sucede con la lecto - escritura, saber leer y escribir con imágenes, saber leer y escribir con las tecnologías multimedia, nos hace ciudadanos más libres. Estas nuevas competencias comunicativas amplían el horizonte de libertad”

Las TIC y sus implicaciones educativas
A las TIC se les atribuyen unos recursos didácticos que es posible que no sean del todo reales, no podemos asumir sin más que favorecen el aprendizaje con sólo integrarlas curricularmente porque para alcanzar la alfabetización digital, parte integrante de la educación multimedia, es necesario aprender tecnología digital y lenguajes multimedia.

La enseñanza que prima el aprendizaje de contenidos es una enseñanza incompleta; es necesario potenciar la selección, clasificación y valoración de la información con la incorporación a la educación formal de los nuevos lenguajes.

Se plantea la necesidad de una alfabetización audiovisual y de una educación para los medios para interpretar correctamente los mensajes de la comunicación audiovisual que no puede reducirse a la incorporación de nuevos instrumentos tecnológicos ya que ya que el lenguaje verbal y el lenguaje audiovisual son sustancialmente diferentes.

La administración educativa española apuesta por la inclusión de la educación en medios de comunicación en los diseños curriculares. En los objetivos de etapas y ciclos, así como en las distintas áreas se recoge el uso de los medios de comunicación como nuevos contenidos relevantes, como instrumentos de conocimiento e interpretación del mundo y como nuevos medios tecnológicos accesibles a todos.

Agentes educadores
Los medios de comunicación son agentes educadores y entre ellos la televisión ocupa un lugar importante, es un componente esencial de la vida humana moderna, es una ventana abierta al mundo. La televisión actúa sobre los espectadores pero también sobre los otros medios. La televisión es hoy uno de los factores más influyentes en la socialización del individuo junto con la escuela y la familia; está presente en todos los ámbitos de nuestra realidad, resulta imprescindible saber ver, seleccionar e interpretar contenidos para que pueda cumplir su papel como medio de apoyo a la comunicación.

Podemos diferenciar tres tipos de programas relacionados con le televisión educativa: programas instructivos, experiencias de carácter no formal que incorporan objetivos educativos y programas que no tienen intencionalidad educativa explícita. En sus orígenes la televisión educativa fue heredera de la radio educativa.

Se llegó incluso a pensar que la televisión podría suplir el trabajo de aula. En los orígenes de la televisión en España hubo una cierta inclinación a los contenidos educativos en su programación. Incluso se llevó a cabo una experiencia de televisión escolar que fue sustituida por una nueva programación destinada a la educación de adultos.

El actual marco normativo de la televisión se ve afectado por la digitalización, la convergencia de tecnologías y servicios. La tendencia legislativa tanto a nivel comunitario como nacional es la de poner orden en el caos normativo del sector audiovisual. Los cambios que se van a operar en los próximos años en la tecnología de la televisión van a ser decisivos también para los contenidos. Las nuevas posibilidades que se abren, a través de las nuevas tecnologías hacen necesaria una reflexión sobre el futuro de la televisión.

El impacto educativo de la imagen
Las imágenes o archivos gráficos están incorporados al entorno gráfico de las aplicaciones informáticas. Las imágenes ofrecidas por la tecnología audiovisual resultan atractivas por su rapidez de transmisión y comunicación. Desde su presencia en todos los ámbitos de la sociedad, la representación se convierte en una constante en nuestra forma de relacionarnos y en un medio que cautiva nuestra atención. La imagen tiene un poder de fascinación muy útil en el ámbito educativo. Sus estímulos refuerzan cualquier tipo de aprendizaje. Los medios audiovisuales ayudan a comprender, a reforzar la información y a motivar al alumno pero a la vez modifica el papel y las funciones del docente. Desde las nuevas tecnologías se puede mejorar la práctica del medio educativo porque educar para la comunicación significa desarrollar el pensamiento crítico.

Los medios como recursos para la mejora de la calidad educativa
Los medios de comunicación social son ya parte de nuestro “universo cotidiano”: trabajo, relaciones familiares, tiempo de ocio... En la sociedad contemporánea hay que preparar a los ciudadanos a ser críticos y reflexivos con las actividades a las que más horas dedican durante el día: televisión y medios de comunicación. La escuela hasta ahora ha vivido de espaldas a los medios. Muchos docentes todavía utilizan la pizarra y los libros de texto como únicos medios y recursos para el aprendizaje, mientras que sus alumnos están inmersos en la revolución tecnológica. Ha llegado la hora de la implementación en el aula de la educación en medios de comunicación. Los medios son una fuente inagotable de motivación, de información, de conocimiento…

La escuela tiene que asumir el nuevo reto que supone la educación en medios de comunicación como un eje transversal, presente en todo el currículum escolar en todos los niveles educativos. Tiene que fomentar la cultura comunicativa necesaria para fomentar lectores, receptores y telespectadores críticos, capaces de conocer los nuevos lenguajes audiovisuales y capaces de expresarse de forma autónoma y creativa.

Pilar Rego es Educadora Social y bloggera

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...