21 jun. 2009

¿Qué dice su escritorio de usted?



Aunque no lo crea, su escritorio dice mucho de usted. Los objetos que tiene
muestran su perfil, como si se tratara de su huella digital. Aunque el análisis de un área de trabajo no es una prueba científica de personalidad, sin duda muestra parte de lo que usted es. Por la forma en la que organiza las cosas y por los objetos que tiene, deja escapar los rasgos de su personalidad aunque usted no sea consciente de ello.

Antisocial. No tiene fotos, tampoco peluches y mucho menos una planta en su escritorio, ya que el antisocial se aleja de todo tipo de vida. El único contacto que tiene con otras personas es a través de la computadora. Prefiere estar lejos de una ventana porque no le interesa ‘socializar’.

Generalmente es una persona que se aísla en la oficina. Este personaje tiene todos los elementos posibles, como pegantes, revistas, grapadora, montones de lápices, colores, esferos, tijeras y cerros de CD, porque el solo hecho de necesitar algo le implicaría pararse del escritorio, caminar e interactuar con alguien.

Por lo general, tiene en su puesto 3 tazas de café y se las toma solo, no necesita de la compañía de nadie. Su escritorio es organizado sin llegar a ningún extremo, ya que no le importa la opinión del jefe y mucho menos la de sus compañeros de trabajo. Si está aislado de todos en una oficina cerrada y sin ventanas, se sentirá tranquilo. Por ultimo, este personaje tendrá en su computador herramientas indispensables para él como Facebook y MSN abiertos, porque es la única forma con la que se comunicará con la gente.

Histriónico. Siempre tendrá música o el radio a todo volumen y estará cantando, porque necesita llamar la atención de los además. Su silla tiene rueditas porque usualmente la emplea como medio de transporte, para ir de lado a lado por la oficina. Es hiperactivo y esto se ve reflejado en su constante movimiento corporal. Probablemente desespere a sus compañeros de oficina porque se levanta, baila y se mueve constantemente.

Sobre su escritorio tiene bastantes fotos coloridas con mucha gente. Él es súper social y, fijo, no falta su foto bailando tango. Los objetos de su oficina muchas veces son artesanías hechas por él mismo como cuadros y figuras de origami. Casi nunca falta, como un objeto esencial, una libretica donde hace garabatos cuando habla por teléfono. Tiene por lo menos 2 celulares con diferentes operadores, el teléfono de la oficina porque le encanta hablar, beeper, fax, escáner, computador con ventanas de chat y si tiene cámara web mejor.

Su escritorio se caracteriza por estar sobrecargado de cosas: peluches, papeles, objetos que no tienen sentido como el juego de la coca, guantes de boxeo para hacer alguna broma, y las cartas de su enamorada. Todo para llamar la atención.

Como el objetivo es que le pongan cuidado, su escritorio puede ser extremadamente ordenado o muy desordenado. Pero como tiende a estar lleno de objetos, es posible que su espacio se vea descuidado.

Pasivo – agresivo. Este personaje tiene un escritorio aparentemente normal, hasta que uno se da cuenta que el lápiz está extremadamente afilado y al lado tiene el tajalápiz que usa cada vez que la punta pierde un poquitito de filo. Tiene por lo menos dos perforadoras y dos grapadoras de diferentes tamaños y si es posible una pistola de silicona, aunque no la necesite. Todos estos objetos pueden ser usados como armas letales. Ama las rosas por lo que representan en su inconsciente: preciosa por sus pétalos y sus colores, pero con espinas.

El diploma de mejor empleado del mes está colgado en alguna de las paredes de su oficina, pero a su lado, está pegada su credencial o algo que lo identifica como presidente o miembro activo del sindicato. Tiene libros de autoayuda, para dárselos a las personas que lo han agredido, porque según dice, deben mejorar su actitud y deben encontrar la paz interior.

Si son mujeres, se aplican maquillaje de forma exagerada, porque dirían los sicólogos, con esa tapan la agresividad que llevan dentro. Los pasivos – agresivos quieren mantener una buena imagen, pero al mismo tiempo conservan una tremenda agresividad interior. Cuando se relacionan con los demás, dejan una excelente impresión, pero al mismo tiempo cuando se sienten agredidos, se desahogan con agresividad... aunque de todas maneras suenan diplomáticos. En estos escritorios no seria inusual encontrar un jardín Zen de arena y piedritas. Y colgado en algún lugar de su oficina, se encuentra un adorno de hilos rojos, para que no le echen mal de ojo. Tienen hilo dental, cepillo de dientes y enjuague bucal, porque siempre están sonriendo y tienen que tener lo dientes perfectamente limpios.

Explosivo. Siempre tienen un adicción: fuman, o comen mucho, o se comen las uñas. Al lado del teclado del computador mantienen una bolita antiestrés de esas que se aprietan para liberar energía. Ellos tienden a perder rápidamente el control de sus emociones, porque no poseen suficiente conocimiento sobre cómo manejar sus frustraciones. Con frecuencia guardan en el cajón gotitas de valeriana, esencias florales y calmantes, que usan ante de cualquier situación que los desequilibre.

Su escritorio tiene la cicatriz que le dejó el manotazo del último momento de ira, y quizás puede haber algún hueco en la pared. En su escritorio siempre habrá cuando menos dos tazas de café y él estará listo para ir por la siguiente. Sus lápices y esferos estarán mordidos. Pero para calmar su ansiedad, como fondo del computador tiene la foto de un paraíso tropical o de un bebe muy tierno.

Generalmente posee pilas inmensas para el trabajo y tiene arrumes gigantescos de archivos, porque trabaja demasiado y bajo mucha presión. Encima de su computador, pone un cactus, para que libere las malas ondas energéticas. Y por ultimo, entre sus libros no es extraño encontrar algunos de yoga y otros de autoayuda.

Obsesivo compulsivo. Es gente que siente angustias psíquicas. Por eso les gusta controlar lo que los rodea para sentir seguridad. Son extremadamente limpios y cuando tienen tareas, la repiten muchas veces para que queden perfectas. Tienen un escritorio casi aséptico. El antibacterial es un elemento esencial para estas personas que necesitan sentirse limpios todo el tiempo.

La primera tarea realizan cuando llegan a su lugar de trabajo es limpiar su escritorio. Seguirán con el teclado, el mouse, la pantalla, el teléfono, el asiento, los lápices. Sacará todos los objetos de los cajones y gavetas para limpiarlos uno por uno. El ambientador y una vela aromática le darán otro aspecto a su lugar de trabajo. El reloj es su mejor amigo y entre más grande mejor, porque tiene que llegar en punto a todas partes y está obsesionado con el paso del tiempo. Por eso también tiene en su mesa un calendario marcado con los cumpleaños, y fechas importantes en las que tiene citas y entrevistas. Puede ser fumador y masca chicle constantemente.

Cada elemento que está en su escritorio esta milimétricamente medido, cosa que si le cambian de lugar algo, automáticamente se dará cuenta y le molestará y se podrán transformar en pasivos- agresivos, o en explosivos. Todas las fotos de su escritorio son hechas en estudio. No se siente a gusto con las poses naturales y siente que el estudio es sinónimo de perfección.

Sus cuadernos son cuadriculados, porque le permiten tener el control de cómo está cada cosa en el espacio. Sin importar de qué son sus libros, todos son del mismo tema y sus cuadros del mismo artista, porque es obsesivo. Cuando se obsesiona con una cosa no la deja más. Es posible que tengan música y esta sea también del mismo artista.

Esquizofrénico. Es una persona a la que se le empieza a desboronar la realidad. Es obsesivo y paranoico. Piensa que hay una conspiración contra él, o que alguien lo está robando y por eso, le dedica mucho tiempo a resolver esas cosas. Son muy inteligentes casi genios. Tiende a tener alucinaciones, su cerebro crea gente para relacionarse con ellos. Sus libros tienen temas como los de la teoría de la conspiración, extraterrestres, las torres gemelas o el Código de Da Vinci.

Tiene pocas fotos en las que está solo y parece como si estuviera abrazando a alguien. Habla solo, come solo y prepara su almuerzo o lo trae de su casa, para evitar que alguien le ponga algo en la comida. Su maletín es de alta seguridad con candado de clave, y carga con muchas llaves, porque mantiene todos sus cajones cerrados. Cuando habla por teléfono, baja la voz para que nadie se entere de lo que dice y al mismo tiempo, hace algoritmos en algún cuaderno, que solo él entiende. Y el único elemento relevante para esta persona en su escritorio, es un reloj con alarma que le indica cuando tiene que tomarse su medicamento.

Ciclotímico. Sufre de trastorno bipolar, es decir que cambia rápidamente de humor. Unas veces está feliz, otras se deprime y en otras se pone histérico, sin alguna razón lógica.
Su escritorio esta dividido en dos. Por un lado, tiene fotos del perro que se murió y fotos de ex novios o ex novias. Posee alguna planta que no necesita mayor cuidado, aunque también puede tener un florero con flores secas. Probablemente su música sería melancólica. Cuando está depresivo, se mueve poco, mira al infinito, llega con ojeras y se ve triste. Pero el día siguiente su animo seguramente cambia y llega excesivamente feliz, hiperactivo y saltando por todas partes.

Sus objetos constantemente cambian según su estado de animo, aunque podría tener un escritorio empolvado, desordenado y con algunos paquetes de chocolates y dulces vacíos. La pared está decorada con poemas escritos por él. Una caja inmensa de pañuelos es el objeto más usado por el ciclotímico.

Cuando llega feliz, tiende a ser un poco maniaco, muy parecido al histriónico, porque es extremadamente energético y no puede parar de moverse. En el otro lado de su escritorio, puede tener lápices de colores y muchas revistas.

Creativo. Tendría una caja de colores, otra de marcadores un stand especial con tijeras, borrador, lápices, pinturas, papel, cartulina, cinta, grapadora, pegante, pinceles y muchas revistas de moda, política, economía y turismo. Nunca le faltaría su cámara de fotos digital y un computador Mac.

El creativo seguramente peleó con todas las personas de la oficina para tener su espacio al lado de una ventana. Cuadros y fotos de diferentes artistas decoran su recinto, pero como los creativos pueden diseñar, pintar y dibujar, ponen todos los dibujos hechos por ellos como grandes trofeos de exhibición.

También se encuentra un corcho con todas las fotos de sus amigos, familiares, enamorados, mascotas y paisajes, aunque en el otro lado van a tener la pared llena de papelitos con recordatorios, teléfonos, y cosas pendientes por hacer. Lo que más impacta de esta persona es que todas las cosas las alteran y le ponen su sello personal, por ejemplo marca su silla, llenan de adornitos el celular y hace sus propios cuadernos.

Probablemente si heredó la mesa del explosivo, el creativo se encargaría de reparar todos los daños de estos y se las arreglaría para ambientar su espacio, así este sea muy pequeño y poco acogedor.

Por lo general tiene piezas de celulares, computadores y radios desarmados porque son un desastre con la tecnología y dañan todo lo que tocan. Su escritorio es un caos completo, porque son desordenados y al llegar por la mañana ponen todo en la mesa: la maleta, el saco, los papeles, la agenda abierta, los esferos y algo de tomar.

Narciso. Tiene todos sus títulos, premios, diplomas habidos y por haber puestos en la pared de su oficina. Los cuadernos, agendas, bolígrafos y su billetera y cartera están membreteados con su nombre y son de marca. Tiene un espejo puesto al lado de la computadora que le permite ver cualquier imperfección en su peinado y maquillaje. En su biblioteca se destacan libros, tesis y artículos específicamente escritos por él, pero también tiene otros libros que llenan su biblioteca.

Pero en su único cajón, guarda bajo secretamente los trabajos en los que no le ha ido bien. Probablemente va a tener un mapamundi para que cuando alguien entre a su oficina el los pueda descrestar mostrándoles en qué partes del mundo ha estado. Sobre su escritorio siempre habrá catálogos de tiendas importantes que dan la sensación de que esperan a que él decida cuál será su próxima compra.

Generalmente sus portarretratos son de plata y sale con sus papás y sus amigos aunque, el tiene que estar siempre en el centro de la foto y se destaca por su apariencia perfecta.
Sobre su escritorio tiene las llaves de su auto. Un iPod Touch y el BlackBerry ultimo modelo.

Tiene un tarjetero para sus tarjetas, que son uno de los gastos grandes de la oficina porque las reparte hasta a cualquiera que le dirija la palabra. No toma café en la taza normal, porque el trae su propio mug. Cuando no lo usa, compra una o dos botellas de agua que deja en su escritorio todo el día. Al final de la jornada laboral los narcisos hacen algún deporte, por lo cual tendrán en un rincón de su escritorio una maleta grande con la ropa con la que irán al gimnasio y objetos como raquetas de squash, o los palos de golf.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...