20/8/2009

‘BULLYING’ acoso en la escuela




El "bullying" es el término en inglés para lo que conocemos como hostigamiento, maltrato o acoso escolar. Es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.


Estadísticamente, el tipo de violencia escolar dominante es el emocional y se da principalmente en el salón y el patio de las escuelas.


Las víctimas de los casos de acoso escolar son niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia (12-13 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.


El "bullying" es común entre los 7 y los 18 años.


La víctima refleja una personalidad insegura y baja autoestima.


La víctima suele estar sobreprotegida por su familia, con quien mantiene una buena relación.


Contrario a lo que se piensa sobre la típica víctima que usa lentes o es gordito, ese no es, en principio, el detonante de la agresión. El agresor elige víctimas débiles que no puedan responder al acoso y luego explota esos factores externos.


Este tipo de violencia escolar se caracteriza porque el agresor o "bully" busca conseguir la intimidación de la víctima, imponiendo un abuso de poder. El tipo de "fortaleza" del agresor puede ser físicamente real o subjetivamente percibida.


El niño maltratado queda expuesto física y emocionalmente ante el agresor, generando una serie de secuelas psicológicas como el tener miedo de ir a la escuela o estar muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la gravedad de la situación puede acarrear actitudes de aislamiento, mayor timidez, o bien conductas autodestructivas.


TIPOS DE ACOSO ESCOLAR


Se han descrito hasta siete modalidades de acoso escolar, que son:


1. Bloqueo social: Las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicarse con otros, o que nadie hable o se relacione con él o ella, son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyo del niño. Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la persona para hacerla llorar. Esta conducta busca presentar socialmente a la víctima como débil, indefensa, tonta o llorona. Hacer llorar al niño desencadena socialmente en su entorno un estigma conocido como mecanismo de chivo expiatorio.


De todas las formas de acoso escolar, ésta es la más difícil de combatir porque es invisible y no deja huella. El propio niño no identifica nada más que el hecho de que nadie le habla, que nadie quiere estar con él o de que los demás lo excluyen de los juegos.


2. Hostigamiento: Acoso psicológico que manifiesta desprecio, y falta de respeto y desconsideración por la dignidad de la víctima. El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, los apodos, la manifestación gestual del desprecio y la imitación burlesca, son indicadores de este tipo de acoso sexual.


3. Manipulación social: Se trata de presentar una imagen distorsionada y cargada negativamente de la víctima; ya sea contra todo lo que dice o hace la víctima, o contra todo lo que no ha dicho ni hecho. No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de otros. A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria, creyendo que la víctima merece el acoso que recibe.

4. Coacciones: Aquellas conductas que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad. Quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total de su voluntad.

PREVENCIÓN


La primera señal que busca un acosador o "bully" en sus víctimas es la falta de confianza y baja autoestima. El "bully" siempre busca acosar a quienes él considera débiles. Algunas pistas que observa es cuando el niño camina con la cabeza baja o es solitario.


Hágale ver que los demás niños son iguales a él, que nadie es mejor o peor que él y que no le importen las críticas de otros.


Su tarea como papá o mamá es desarrollarle su autoestima y enseñarlo a que se valore a sí mismo.


Pídale que camine derecho y con la frente en alto, así proyecta más seguridad y evita que sea víctima de sus compañeros acosadores.


Enséñelo a defenderse con palabras sin golpear y que aprenda a evitar a los niños agresores de una manera inteligente.

Fuente: http://www.impre.com/laopinion/vida-estilo/tu-casa/2009/8/20/bullying-acoso-en-la-escuela-142937-2.html

Up | Down | Top | Bottom
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...