8 oct. 2009

Las tripas del libro electrónico



Un especie de cuaderno digital con una biblioteca en su interior. Hoy, todavía, más una promesa que una realidad. Un invento limitado por tamaño, tecnología y precio. Analizamos cómo funciona y qué modelos ofrece el mercado.


Los lectores de libros electrónicos admiten cientos de volúmenes en su interior. Pueden tener memoria interna o un lector de tarjetas. Todo para llevar en su interior cientos de novelas, poesía, teatro, ensayos…

Los más avanzados, además, se conectan a Internet y pronto descargarán noticias, los resultados deportivos o la previsión del tiempo. Basta pulsar un botón para que nos muestre El Quijote, un documento histórico o un tebeo de Supermán.

Un especie de cuaderno digital con una biblioteca en su interior. Hoy, todavía, más una promesa que una realidad. Un invento limitado por tamaño, tecnología y precio. Analizamos cómo funciona y qué modelos ofrece el mercado.


Los lectores de libros electrónicos admiten cientos de volúmenes en su interior. Pueden tener memoria interna o un lector de tarjetas. Todo para llevar en su interior cientos de novelas, poesía, teatro, ensayos… Los más avanzados, además, se conectan a Internet y pronto descargarán noticias, los resultados deportivos o la previsión del tiempo. Basta pulsar un botón para que nos muestre El Quijote, un documento histórico o un tebeo de Supermán.




¿Cómo funciona?
La pantalla de este bloc digital es una hoja de papel electrónico. Un invento parecido a una pantalla informática, pero muy delgada (apenas tres milímetros) y sin luz trasera.

Una hoja que tiene la textura y el aspecto del puro papel. Nicholas Negroponte, director del Media Lab en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), aseguraba en 1997 a EL PAÍS que este panel estaba fabricado con pasta de papel. No hay que olvidar que el papel electrónico era uno de los 150 proyectos abiertos por sus alumnos.

Entonces, aquel papel reutilizable funcionaba sólo en su laboratorio; hoy, bajo la marca E Ink (Cambrigde), lo llevan todos los lectores de libros electrónicos. En 1998 salieron a la venta los primeros modelos comerciales: el Softbook y el Rocket eBook. Nueve años después, dos gigantes del mundo digital se habían apuntado al libro electrónico: la tienda virtual Amazon, con su Kindle, y la firma japonesa Sony, con su lector Reader, respectivamente.



Futuro prometedor. Hoy, las ventas mundiales de lectores de libros electrónicos alcanzan los tres millones en total. Las últimas actualizaciones del lector estadounidense (Kindle 2 y Kindle DX) han colocado a la tienda en Internet en un buen lugar dentro de este nuevo mercado. Desde Citybank se vaticina que Amazon alcanzará el millón de equipos vendidos en 2009 y llegará a 4,4 millones en 2010.

Este éxito relativo ha empujado a compañías como News Corp, del magnate Rupert Murdoch, o Hearst Corp, fundada por William Randolph Hearst, a interesarse por estos equipos para distribuir información y entretenimiento en el futuro. Aparte del recién lanzado Kindle DX, que lleva una hoja de papel electrónico de 9,7 pulgadas, la última perla que se ha desvelado en clave de libro electrónico llega desde la firma californiana Plastic Logic. Se trata de un lector del tamaño de un folio (13 pulgadas) con pantalla táctil, flexible y conexión a Internet sin cables.




Eso sí. El libro electrónico, tal y como lo conocemos hoy, es más una promesa que una realidad. De hecho, no se ha convertido en un equipo cotidiano como la tele o el móvil. ¿El motivo? Todavía es un invento limitado por su tamaño, tecnología y precio. Y es que, de momento, estos lectores son equipos electrónicos rígidos con batería, teclas y manual de instrucciones. Es decir, hay que aprender a manejarlos, a ponerlos a punto y a cargarlos de libros electrónicos. Además son poco transportables: tienen una pantalla limitada, pero ocupan lo mismo que un ordenador portátil y, desde luego, no ofrecen las mismas ventajas.


Diferentes modelos de libros electrónicos

Sencillo de manejar
CyBook 3
Un lector de libros de origen francés con pantalla de seis pulgadas monocromo y cuatro niveles de grises. Se conecta al ordenador a través de una entrada USB. Lleva entrada de auriculares y admite libros cargados en tarjetas de memoria (estándar SD). La batería recargable tiene una autonomía de 8.000 páginas. Dimensiones / peso: 188 × 118 × 8,5 mm / 174 gramos.
380 euros / http://www.bookeen.com/

Permite hacer anotaciones
iRex iLiad
Este lector incluye un lápiz de inducción con el que se puede dibujar y escribir en la pantalla (de ocho pulgadas y monocromo). Tiene entrada de auriculares y conexión wi-fi para actualizar el equipo. En su día podría servir para descargar libros o revistas. También admite tarjetas de memoria. En el precio se incluyen 150 títulos. Dimensiones / peso: 217 × 155 × 16 mm / 389 gramos.
600 euros / http://www.irextechnologies.com/

El más compacto y portátil
CyBook Opus
Un lector con tamaño de bolsillo, con pantalla de de cinco pulgadas y capacidad interna para cerca de 1.000 títulos (1 GB). La pantalla monocromo tiene cuatro niveles de grises. Incorpora un acelerómetro para cambiar de posición al girar el equipo. Lleva conexión a PC y entrada de tarjetas. Batería con autonomía para 9.000 páginas. Dimensiones / peso: 108 × 151 × 10 mm / 150 gramos.
250 euros / http://www.apoloxxi.com/

El panel más grande
Amazon Kindle DX
Casi 10 pulgadas de pantalla y teclado completo es lo que tiene el iPod de los libros electrónicos. Delgado y manejable, tiene memoria interna para 3.500 títulos (4 GB) y conexión móvil para descargar algunos diarios americanos. De momento, está disponible para residentes de EE UU. Dimensiones / peso: 184 × 134 × 17,7 mm / 292 gramos.
490 dólares (370 euros al cambio actual) /
http://www.amazon.com/

Un libro con música
Papyre
Un lector de libros digitales firmado en España (Grammata) y fabricado en China. La pantalla de papel electrónico es monocromo, de seis pulgadas y con cuatro niveles de grises. Permite leer libros (se incluyen 450 títulos) y escuchar música (MP3). Las canciones y los textos se almacenan en una tarjeta de memoria estándar (tipo SD). Dimensiones / peso: 184 × 120,5 × 9,9 mm / 200 gramos.
300 euros / http://www.papyre.com/

Con pantalla táctil
Sony Reader PRS 700
Una pantalla de papel electrónico de seis pulgadas monocromo. Lo mejor del invento es que podemos pasar las hojas como lo haríamos en un libro normal (gracias al sistema táctil). También incluye un teclado virtual y leds para leer de noche, auriculares, conexión a PC y entrada de tarjetas. En el precio se incluyen 250 libros. Dimensiones / peso: 174,3 × 127,6 × 9,7 mm / 285 gramos.
500 euros / http://www.apoloxxi.com/

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/portada/tripas/libro/electronico/elpepusoceps/20090927elpepspor_10/Tes

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...