31 dic. 2009

Opciones de lectura para las vacaciones

Por: Mariana Gándara (Infobae.com)


Distintas editoriales revelaron a Infobae.com cuál serán los libros más leídos del verano. Los títulos más buscados. Qué leen los argentinos


Ver galerias de imagenes

El veraneo es uno de los momentos ideales para nutrir el intelecto con algún título interesante. Y que mejor que aprovechar el ruido del mar para inspirarse o el ruido de los pájaros para compenetrarse con alguna novela, sin obligaciones que interrumpan el viaje por el libro.

Algunos aprovechan para desempolvar algún libro olvidado en un estante, otros para recorrer las librerías e inaugurar el verano con algún texto novedoso. Para ellos, las editoriales apuestan con variedad de textos y las vidrieras comienzan a lucir los títulos más prometedores.

Desde las distintas editoriales consultadas por Infobae.com señalaron que a pesar de la crisis económica que se vivió este año, las ventas estuvieron “bien”. Pero la mejor parte llega en el último trimestre del año considerada la época en que más libros se venden.

“En esa fecha se concentran las fiestas -los libros siguen siendo un excelente regalo- y las vacaciones, con una mayor disponibilidad de tiempo libre. La lectura es una actividad que impide hacer otra cosa al mismo tiempo y el tiempo libre es un recurso escaso en nuestras vidas. Diría que ‘pueden’ más que ‘prefieren’ leer más los argentinos”, señaló Pablo Avelluto, director general de Random House Mondadori.

En cambio, para Mariano Roca, director editorial de Tusquets Editores Argentina, el ritmo de lectura de los argentinos “es parejo” a lo largo del año sólo que en verano “cambia el tipo de libros” que se eligen.

Por su parte, Sergio Maggiaiuolo, director comercial de la editorial Planeta consideró que el argentino es un lector “exigente” y los picos de ventas se dan también en fechas particulares como el día de la madre o el padre además de la Navidad.

Los libros del verano 2009 -2010
Del grupo editorial Santillana, Ezequiel Mario Martínez consideró que “no hay un género específico que sea elegido en el verano” pero se suelen consolidar las tendencias de los libros más leídos a lo largo del año.

“La ficción local e internacional y novelas más que nada, es lo que se busca comprar. En No ficción quizás se privilegie la elección de títulos vinculados al periodismo de investigación, como Las muchachas peronistas de Jorge Halperín”, resaltó.

Los libros que más se leyeron durante el año y que se esperan que serán de los más elegidos para el verano, según Martínez, son Las grietas de Jara y Las viudas de los jueves de la escritora argentina Claudia Piñeiro, La pregunta de sus ojos -libro que dio origen a la película de Campanella "El secreto de sus ojos"-, de Eduardo Sacheri; Me llaman Artemio Furia, de la escritora cordobesa Florencia Bonelli;y Papeles inesperados, los textos inéditos de Julio Cortázar publicado este año.

“También la última novela de Federico Jeanmaire, Más liviano que el aire se va a leer mucho. En el plano internacional, la última novela de José Saramago, Caín, que ya es un best-seller y la saga de Crepúsculocobrará un renovado impulso a partir de la película, Luna Nueva”, destacó.

Desde la editorial Planeta, Maggiaiuolo señaló que los lectores más elegidos serán El Dueño de Luis Majul, El símbolo perdido de Dan Brown; Radiografía de mi país de Oscar González Oro; Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire de Stieg Larsson; Combustible espiritual 1 y 2 de Ari Paluch; Palabras cruzadas e Historias de Diván de Gabriel Rolon; Los mitos de la Historia Argentina del 1 al 4 de Felipe Pigna; Argentina con pecado concebida de Federico Andahazi; Timote de José Pablo Feimann; El vencedor esta solo de Paulo Coelho y El juego del ángel de Carlos Ruiz Zafón.

Para Avelluto de Random House Mondadori muchos hombres elegirán libros de investigación periodística como los de Edi Zunino, Gustavo Grabia o Luis Majul mientras que las mujeres se enfocarán más hacia el estilo de Isabel Allende y su última novela, La Isla bajo el Mar. "Los libros de superación personal como El Secreto, los libros de Bernardo y de Alejandra Stamateas, de Sergio Marquet, estarán presentes entre los lectores como también las obras de los premios Nobel Orham Pamuk, Doris Lessing y José Saramago".

Para los interesados en la historia, tendrán la posibilidad de elegir a Rodolfo Terragno y su último libro sobre San Martín o la biografía de Juan Perón de José Ignacio García Hamilton. ¿Los favoritos? “Creo que vendrán de la televisión dos booms del verano: el libro de Roberto Pettinato sobre Sumo y el libro de Diego Capusotto y Pedro Saborido: Peter Capusoto. El libro”, dijo Avelluto.

Mariano Roca, director editorial de Tusquets Editores Argentina, detalló que los libros extranjeros que se mantuvieron a lo largo del año fueron Un encuentro de Milan Kundera; El corazón helado de Almudena Grandes; El hombre inquieto de Henning Mankell mientras que de los locales destacó a Lejos de dónde de Edgardo Cozarinsky; Alta rotación de Laura Meradi; Rusos de Hinde Pomeraniec y la colección Maxi, que son libros de bolsillo con publicaciones de reconocidos lectores.

Para Roca, uno de los géneros más elegidos para el verano son los policiales y, en ese sentido, señaló que el último libro de la serie de Mankell, será uno de los más requeridos.


El perfil de los lectores argentinos
A la hora de elegir un libro, el argentino es amplio y diverso ya que se pasea por distintos géneros. “Para empezar, las mujeres leen mucho más que los hombres. Y por otro lado, en los últimos años la industria editorial atraviesa un enorme fenómeno de fragmentación. Es un público heterogéneo”, destacó Avelluto.

Además destacó que los argentinos prefieren más a los autores locales que a los internacionales aunque hay casos excepcionales. “Obviamente, la aparición de fenómenos editoriales como los libros de Harry Potter o las historias de vampiros de Stéphanie Meyer cautivan a muchos, al igual que las buenas novelas de John Grisham, Wilbur Smith, Stephen King y muchos otros grandes vendedores de libros internacionales”, expresó.

En relación al público adolescente, Avelluto explicó que a los jóvenes “se los consideraba definitivamente fuera del mercado editorial” pero “han regresado y lo han hecho masivamente cuando encuentran los textos que les gustan”. “No es casual que Hollywood se haya interesado en estas historias después que fueron éxitos enormes en papel y tinta”, señaló.

¿Leer en vacaciones? ¡Ni loco!

Por:María Brandán Aráoz · Escritora · ARGENTINA

"¿Leer en vacaciones? ¡Ni loco! Ya bastante me maté estudiando. Ahora lo único que quiero es descansar de los libros... ¡y divertirme"

web.madritel.es"No sé qué le pasa a Ignacio; me preocupa. Se pasa el día tirado en un sillón, leyendo. Hoy los amigos lo invitaron a jugar al fútbol y dijo que no iba a salir hasta que terminara la novela. ¡No entiendo!"

Dos casos muy diferentes. En el primero, un chico o adolescente "muy normal", con partido ya tomado en lo referente a la lectura: la asocia al estudio y decidió que lo aburre. Se encasilló como un no lector.

En el segundo, un chico o adolescente "raro", con partido también tomado a favor de la lectura: la relaciona con el entretenimiento y, si llega a sus manos un libro que lo atrapa, no lo abandona.

Las reacciones de los padres y otros adultos frente a estos dos ejemplos, suelen ser diametralmente opuestas. El chico no lector –más aún el varón- no despierta demasiados recelos; en el mejor de los casos resignación ante lo inevitable o simple indiferencia. Después de todo, lo normal es que los varones casi no lean, que prefieran el deporte a la lectura, y los juegos de la red o cualquier otra diversión típica de la edad, a los libros.

El chico lector -peor si es un devorador de libros- lejos de ser aceptado con regocijo por los adultos, sorprende y, en el peor de los casos, preocupa. No responde a las generales de la ley, digamos -sobre todo si es varón- y esta afición considerada pasiva por algunos (imaginativa y activa en mi opinión) suele provocar suspicacias.

Vale la pena analizar nuestras actitudes si queremos lograr que los chicos lean en vacaciones.

¿Se valora la lectura en vacaciones?

De la boca para afuera los adultos dicen valorar la lectura y desear que los chicos adquieran el hábito y lo practiquen, sobre todo en vacaciones. En su interior, muchos de ellos (tampoco se puede generalizar) no privilegian la actividad lectora y en cambio aceptan mejor otros entretenimientos. Por citar un ejemplo muy actual: a ningún padre le preocuparía que su hijo se quedara tirado en un sillón viendo los partidos de fútbol del Mundial durante sus horas libres (y seguramente estaría encantado de acompañarlo).

"¡Mire qué ejemplo me pone! Medio mundo va a estar pegado al televisor cuando haya partidos. ¿Sí o no?" –me interrumpe un lector indignado. Sí, y lo acepto pero me gustaría que la lectura despertara una pasión semejante.

Volviendo al tema de la nota, creo que los adultos deberían sincerarse consigo mismos. ¿Realmente le dan a la lectura el valor que se merece? ¿Desean con fervor que sus hijos sean lectores? ¿O sienten una oculta satisfacción en proclamar que él prefiere el fútbol y ella los novelones de la tele (nefasta en mi opinión)?

Si una gran mayoría de adultos se sinceraran, reconocerían que la respuesta a las dos primeras preguntas es no, y a la tercera sí. Por eso, que el chico no lea en vacaciones, es algo comprensible, aceptado, un hecho común que no provoca inquietud. Si resulta a la inversa, el sentimiento predominante de muchos padres es la extrañeza, cuando no la lisa y llana preocupación.

"¿Y yo qué puedo hacer, obligarlo a leer?" –me increpa mi lector futbolero. No, en absoluto. Ya lo he dicho en otras notas: "la lectura es una pasión que se contagia, no un deber que se acata". Pero serviría de mucho que los adultos valoraran esta actividad como el más sano entretenimiento, tal vez el mejor. O al menos reconocieran que no la valoran tanto y dieran un paso al costado para que una tía, una abuela o una hermana mayor que sí experimenta la pasión de leer pudiera contagiársela al chico.

Si hicieran o pensaran así, no dudarían en privilegiar la lectura en vacaciones, ya sea leyendo ellos (se predica con el ejemplo), leyéndoles a ellos (al menos una hora por día) o alentando a otros para que lo hagan.

¿Qué puede leer el chico en vacaciones?

Como siempre, conviene respetar los gustos, intereses, la edad y la comprensión lectora de cada chico. Tenidos en cuenta estos aspectos, y si nuestra intención es proveerlo de libros para su biblioteca, podrían intentarse otras estrategias.

Estrategia 1: Despertar su curiosidad y sorprenderlo. Si el chico se muestra muy reticente a leer, más que regalarle el libro, convendría no hacerlo. " ¿Lo compraste para mí?" "No, para mí, porque me dijeron que es muy bueno y quiero leerlo." "¿Me trajiste un libro de regalo?" "No, es para tu hermano (o tu primo)" A la curiosidad le sigue la sorpresa y, por qué no, ciertos celos. " Es para chicos de mi edad. ¿Le puedo echar un vistazo?" Un asentimiento, no demasiado caluroso, puede ser suficiente para que el chico quiera hojearlo. De allí a leerlo, y si el libro vale la pena, hay sólo un paso. Y si no da resultado, al menos lo intentamos.

Estrategia 2: Aprovechar las oportunidades. Llámesele: inclemencias del tiempo, rotura de televisor, colgadura de computadora, un reposo infantil obligado sin mayores consecuencias, un largo viaje en colectivo o en auto... A veces no estamos atentos a los favores que nos otorga el azar, y los dejamos pasar sin pena ni gloria. Grave error. Como he dicho en otras notas, cualquier momento libre de esa batería de estímulos visuales o auditivos a los que están sometidos (si, sometidos) diariamente los chicos puede aprovecharse en beneficio de la lectura. Si no hay más opciones y en cambio se deja un libro de apariencia y contenido atractivos a la vista, el chico va a estar más inclinado hacia sus páginas. Por si ése no lo engancha, convendría dejar a mano varios.

Estrategia 3: Comprar libros no es un gasto sino una inversión. Si queremos que la lectura sea una buena opción en vacaciones, invirtamos en libros, privilegiemos este desembolso sobre otros más innecesarios y menos enriquecedores para el cuerpo y el intelecto: comida chatarra, golosinas, jueguitos de red, etc.

Y démosle libertad al chico para leer los que más le gustan y descartar los que en ese momento no le interesan. Sólo teniendo cantidad (dije bien, cantidad) de libros distintos y adecuados a sus gustos él podrá elegir los que más lo entretengan.

"Ah, claro ¡como si a mí me sobrara la plata! Los libros son caros. ¿Qué quiere, que gaste una fortuna?" En mi opinión son mucho más baratos que los entretenimientos ya mencionados y que los padres suelen pagar sin chistar. Además, se pueden comprar libros usados, intercambiar los ya leídos con amigos y primos, hacer un pozo común y adquirirlos con otros padres o asociar al chico a una buena biblioteca y pedirlos prestados allí o en la del colegio.

"Está bien, pero que él se ocupe, ya está grande" –insiste un adulto crítico. No esperemos que él tome la iniciativa, nuestra misión como padres "hacedores" de chicos lectores es ayudarlos a proveerse de libros. (Aclaro que si bien uso él o el chico, incluyo en estos conceptos a las chicas, aunque por lo general suelen ser más lectoras).

"¿Por qué hacer tanto hincapié en que los chicos lean? ¿No tendrían que sentirse atraídos naturalmente como sucede con los juegos de la compu o la tele? " –me preguntaba un colega escritor en la Feria del Libro. Ojalá fuera así, pero la realidad que vivimos es otra y la misión de los adultos es tratar de revertirla. No es una misión imposible, sólo demanda esfuerzo, inversión y mantener las esperanzas con la mira puesta en el objetivo.

Los padres no son culpables de que los chicos no lean, pero sí responsables de que quieran leer... también vacaciones.


19 dic. 2009

Un libro para regalar en esta Navidad


¿Y si le pedimos un libro a Papá Noel?
Un libro también es un regalo

Por la Lic. Marcela Sisto, coordinadora pedagógica de la Fundación Leer

Llegan las fiestas, Papá Noel, Reyes, la hora de pensar los regalos y surge una pregunta: ¿Puede un libro competir con un juguete? Lo primero que hay que rescatar es que un libro también puede ser un juguete. O por lo menos, puede tener los mismos atractivos que tiene un juguete. Pasar un rato agradable leyendo es siempre una buena opción. Sobre todo, en esta época del año, donde se acercan las vacaciones y los chicos tienen más tiempo libre.

La lectura es una alternativa que les permite disfrutar pero, además, los incita a imaginar, a soñar, a jugar y hasta puede ser disparadora de decenas de actividades.

Hay que convencer a los chicos de que a los libros no sólo se va a buscar información también puede ser divertido sentarse bajo un árbol o al borde de la pileta para devorarse un cuento. Además, en el verano, un libro es un buen complemento para seguir ejercitando el cerebro, que es un músculo y como todo musculo necesita ejercicio.

A veces, el problema de los padres, los abuelos o los tíos es que no saben qué elegir. Hay distintas variables a tener en cuenta. Por empezar, hay que optar por un libro que tenga que ver con el placer y la distracción y que, además, esté acorde a los intereses de cada niño. Más allá de los intereses característicos de cada etapa de la niñez, hay que estar atento a qué le gusta particularmente a ese chico. A algunos le divierten los autos, a otros los dinosaurios, otros prefieren las historias fantásticas, las de príncipes y princesas, etc.

Desde que son bebés, los libros no sólo son un complemento intelectual, sino que son herramientas que permiten ejercitar lo atencional y lo motriz. Es un juguete muy completo: ayuda a trabajar la coordinación psicomotora, el desarrollo el área intelectual y, sobre todo, nos permite acercarnos al otro, tener un encuentro de afecto.

La lectura ayuda a desarrollar mecanismos complejos en el cerebro como la comprensión, la anticipación, la predicción. Entran en juego muchas habilidades que se necesitan para la inserción en nuestra sociedad. La lectura permite entender distintos mundos y desarrollar una actitud de empatía hacia el conocimiento del otro, enseña sobre muchas ciencias y también otorga un pensamiento crítico. Y leer con los chicos (leerles) es fundamental, por muchos motivos.

- En primer lugar, ayuda a desarrollar el vocabulario. Los niños aprenden el significado de las palabras al escucharlas en el contexto.

- A través de las historias, se incorpora paulatinamente la correcta construcción de las oraciones. La manera más fácil de aprender la sintaxis de cualquier idioma es escucharlo y usarlo continuamente.

- Aquellos niños a quienes se les ha leído, están más motivados a leer.

- Asimismo, las oportunidades de acceso a situaciones de lectura determinan la pronunciación correcta, el significado y uso de los signos de puntuación (indicando la expresión), y los diferentes estilos usados en la lectura de papá y de mamá quedan más claros por medio de la lectura en voz alta.

Dentro de la variada oferta de libros infantiles que hay hoy en el mercado, ¿qué regalamos? En este punto conviene tener en cuenta algunas cuestiones como la calidad literaria, un buen libro para niños debe resultar divertido, emocionante, atrapante, interesante o conmovedor para cualquier adulto; las imágenes, sobre todo en los primeros años de vida, los libros deben ser visualmente atractivos con imágenes claras y legibles; y por último, la variedad, es posible que muchos niños digan que no les gusta leer por el simple hecho de que no se han encontrado aún con un libro que les cause alguna emoción.

Yo puedo elegir un libro que desde la editorial esté recomendado para tal edad. Pero si ese chico lee mucho y está avanzado, puede resultarle aburrido. En cambio, para aquel que nunca tocó un libro más que para ir a la escuela, puede resultarle tedioso. Hay que dejarlos que exploren la librería, que tengan contacto con los libros es una de las formas de acercarlos a la lectura. Seguramente, si yo hablo del libro en abstracto no para nada atractivo.

Cuando los chicos leen por su cuenta, también un libro puede dar espacio al encuentro. Poder conversar sobre la historia, responder las preguntas que surjan de la lectura, reflexionar sobre el comportamiento de los personajes. Y hasta generar nuevas actividades a partir de lo leído, como dibujar al protagonista, el paisaje de la historia; ponerse en el rol de actor e interpretar la parte favorita, seguir escribiendo sobre el tema.

Esta época, en la que se empieza a hacer el balance del año, es excelente momento para decidir que el tiempo que no compartimos con nuestros hijos durante el año, lo podemos compartir ahora, a través de un libro. Personalmente, me gusta recordar aquellos momentos en los que mi mamá o mi abuelo se sentaban a compartir la lectura conmigo, son imágenes que quedan grabadas en el corazón. Un libro consigue eso.

El rol del bibliotecario en el cine



Para comenzar podemos mencionar que las características de los bibliotecarios que vemos en las películas tiene una variación bastante notable en películas de hace 20 ó 30 años a las más resientes. Podríamos también citar la máxima que Bruce Willis grita en La jungla de cristal III. La venganza (1995), en el momento de máximo pánico en la ciudad: “Tenemos que llamar a los bomberos, a la policía, al FBI, al ejército... hasta a los putos bibliotecarios”. Muchos millones de personas han oído esta frase.

La profesión de bibliotecario como un oficio tranquilo, apartado, que puede ser refugio, un modo de aislamiento, una ocupación secundaria, se puede apreciar en Cuento de invierno (1992) el bibliotecario es amante de los libros, la literatura y la lectura, lo que hace que presente una imagen demasiado intelectual.

En El carnaval de las tinieblas (1983 ) el protagonista principal es un bibliotecario viejo que vive leyendo y de los sueños de los demás. Durante la trama se ve una tenebrosa y misteriosa feria que cumple los sueños de sus habitantes a costa de sus vidas. El hijo del bibliotecario descubrirá el secreto de los feriantes. Esto ocasionará, que él junto con otros niños y su padre tengan que esconderse en la biblioteca. Allí, el bibliotecario hará frente a los malvados y conseguirán librar y salvar a todos los habitantes del pueblo de la tenebrosa feria. Hanníbal (2001), el sanguinario psiquiatra, se oculta de sus perseguidores bajo el oficio de bibliotecario, al que accede tras asesinar al anterior responsable de una biblioteca nobiliaria de Florencia. Este bibliotecario es culto, refinado, renacentista como la biblioteca cuya conservación se apropia. Pero es llamativa la elección del autor, y consideramos que muy creíble para el espectador o el lector: como bibliotecario de la Sociedad Caponni en Florencia podría haber seguido oculto bastante tiempo, de no haber mediado la ambición y la locura de sus perseguidores.

En películas como El tren de ZHOU YU (2002) y Lazos de Amor (2000) en las cuales la imagen del bibliotecario se muestra más humana, en dos historias de amor siendo parte primordial de la trama. En la primera un tímido e introvertido bibliotecario y poeta, con una relación amorosa en la cual el sufrimiento, y la complicada vida de las personas se ve reflejada en un triangulo amoroso desempeñando un rol que encontramos en cualquier pasaje de la vida real. Por otro lado la interpretación del coprotagonista en la segunda cinta, un universitario que llego a ser bibliotecario por casualidad, en escenas en donde lo vemos tiernamente dormido con una bebe, sin rasurar sorprendido por su gran amor, llorando la pérdida de un ser querido, divirtiéndose, realizando labores hogareñas, cuidando a su hermana enferma. Como simple gente común.

Otra aparición de la biblioteca como lugar o personaje secundario se da en Antes que anochezca (2000). Reinaldo Arenas, el personaje interpretado por Juan A. Bardem es incorporado a la Biblioteca Nacional de Cuba como bibliotecario. Encontramos : Escritores, personas vinculadas al mundo del arte o la creatividad, tienen en el oficio de bibliotecario un medio de subsistencia, un lugar agradable para ganarse la vida, que les permite estar en contacto con libros y dedicarse a su otra tarea.

En Los ríos de color púrpura (2000) la biblioteca es importante, y así como el bibliotecario, con cuyo asesinato se desencadena la acción. Sin embargo el puesto de Director de la Biblioteca al parecer ha sido heredado desde varias generaciones al actual bibliotecario que cumplen una misión bastante siniestra, en la biblioteca los alumnos han de ocupar siempre el mismo puesto de lectura para provocar el que solo conozcan una persona a fin que podrá reproducir a seres con cualidades especiales.

En El año de las luces (1993) la biblioteca es solo un escenario que se utiliza en la trama de la cinta, en lo cual se presenta a un joven que acude a la biblioteca del colegio para preparar el bachillerato. En la película Expiación, deseo y Pecado (2007), igualmente la biblioteca, privada solo es un escenario en una candente escena de amor, en Ciudad de Angeles (1998) vemos una moderna biblioteca publica en la cual existen varios pisos, que muestra servicios electrónicos, la protagonista llega y devuelve un material el que solo es registrado electrónicamente y pasa a los estantes, teniendo una pequeña parte en el desarrollo de la cinta.

La imagen estereotipada de la biblioteca, como espacio polvoriento, de libros encuadernados en cuero, y con una geometría susceptible de ser usada visualmente es un valor fijo en películas que tratan temas en épocas antigua o de crímenes (En nombre de la rosa (1986), Hanníbal (2001), Los ríos de color púrpura (2000), etc.).

En cintas como Abrete de orejas (1987) y American Pie (1999) se muestran situaciones en la cual la Biblioteca en el primer caso la Biblioteca Pública de Londres y la segunda en una biblioteca universitaria, estas son utilizadas por ciertos usuarios no como un centro de estudio, en la primera es el escondite perfecto para un libro heredado por generaciones con fuertes inclinaciones sexuales, en la segunda los protagonistas se dedican a recortar las ilustraciones de los libros y a pegar textos pornográficos en su lugar.

En la novela de Frederick Forsyth Chacal (1971), en donde es el asesino, el que consulta información para conocer a sus víctimas, y la policía para tratar de ubicarlo y esclarecer la personalidad del Chacal. En los tipos bibliotecas que vemos en las películas podemos mencionar la presentación de un Bibliobús en Billy Elliot (2000). El protagonista desea consultar un libro de danza que la bibliotecaria le niega, hasta que el niño lo ha de robar para informarse sobre su pasión. Vemos la representación de una accion negativa del bibliotecario en donde niega el material por prejuicios, razones de edad y estupidez un encuentro a través del libro y las bibliotecas entre un usuario y sus ansias de información y saber.

En La historia interminable (1984,1990,1994) se destaca la importancia de la lectura para la formación de los jóvenes, al tiempo que se ofrece una visión de la biblioteca escolar. La momia (1999) el personaje de la protagonista, está encarnado por una bibliotecaria de una fundación de estudios egipcios, una biblioteca especializada. Fundación en el que la biblioteca aparece representada como espacio polvoriento cargado de libros cuadriculadamente ordenados.

En un film apenas estrenado Los crímenes de Oxford (2008), se presentan dos modalidades de una biblioteca, la Biblioteca Universitaria donde se recrea la utilización de la misma por estudiantes, catedráticos e investigadores. Y por otro lado se ve una Librería en la cual se utiliza para localizar un libro especial de La secta Pitagóricos, en el cual se encuentra la clave para resolver los crímenes.

En Cadena perpetua (1994) vemos la modalidad de una Biblioteca carcelaria, en la cual en un principio aparece como una biblioteca móvil, el bibliotecario un hombre anciano, de cabello blanco, que usa lentes para leer, va celda por celda llevando libros en préstamo a los reclusos, posteriormente el verdadero protagonista de la película (soñador, introvertido, educado) es asignado como bibliotecario y decidirá participar de forma activa en la mejora de la misma (ampliación de fondos, acondicionamiento de instalaciones). Con ello logrará crear una nueva biblioteca dotada de mobiliario, material audiovisual, convirtiéndola en un "programa de trabajo social en la biblioteca" y en un centro de alfabetización, dando una imagen de la biblioteca como centro social.

En contraste con la biblioteca escolar que es presentada en Eternamente Joven (1992) en la cual nuevamente vemos el caso de ir a buscar un dato o información que nos ayudara en la trama, pero que se ve un lugar espacioso, iluminado y pulcro, nuevamente el modelo de cuadratura. Si queremos ver grandes colecciones de libros, sigue teniendo más fuerza la imagen de la librería y las bibliotecas personales o públicas: o La librería aparece en numerosos casos, por ejemplo las comedias Notting Hill (1998) y Tienes un e mail (You’ve got mail) (1998), donde los personajes principales regentan una librería, la cinta de suspenso que presenta asesinos en serie El coleccionista de huesos (1999) donde ante una necesidad de bibliografía se acude a una librería, o en la española Lluvia en los zapatos (1998), Hamlet (1990) en donde se ve una biblioteca personal dentro de un castillo.

En películas como La novena puerta (1999) o Los sin nombre (1999) aparecen las bibliotecas personales, de bibliófilos en la primera, de un erudito de las sectas y ciencias ocultas en la segundas. Tiene una gran participación en las tramas de la cinematografía los archivos y los centros de documentación, Todos los hombres del presidente (1976), Ciudadano Kane (1941), Un milagro para Lorenzo (1992), la biblioteca aparece representada como un centro de información al que un padre acude a investigar sobre la enfermedad mortal que tiene su hijo y para la que no existe cura. Mediante su trabajo de investigación, o más bien de simple aprendizaje, obtiene una posible solución para la enfermedad de su hijo; Se busca (1997) y Mercury rising (1998), etc., como fuentes de información institucionales en los cuales los protagonistas utilizan para recopilar información para investigaciones de crímenes, de búsqueda de personas, de acontecimientos de instituciones específicas, universidades o dependencias.

El sueño eterno (1946) se utiliza la biblioteca como centro de información en el cual un detective privado acude a realizar una investigación en libros valiosos que presentan errores.

El sustituto (1996) se desarrolla en el colegio Columbus de Miami, en el cual un profesor de nuevo ingreso tendrá problemas y terminara utilizando la biblioteca como refugio, en esta se presenta la biblioteca escolar y vemos la imagen de un bibliotecario escolar con el estereotipo clásico de persona seria y dedicada.

En el cine español más actual empiezan a aparecer escenas en bibliotecas, símbolo de una gradual normalización cultural. Se va reduciendo la aparición tópica del bibliotecario que ordena silencio, y se muestra bibliotecas modernas (muchas veces universitarias) como en Tesis (1996), Al límite (1999), El dominio de los sentidos (1996), o el Archivo General de Indias en Nadie conoce a nadie (1999).

En contraposición a esta imagen en la película Party Gril (1995) se muestra una joven bibliotecaria por accidente, moderna, que después de perfeccionar la clasificación Dewey, se encoleriza con usuario al percatarse de que saca los materiales y los coloca mal en los estantes.

El cinta Todos los hombres del presidente (1977) de Allan Pakula. reconstruye la investigación llevada a cabo por los periodistas del Washington Post, Woodward y Bernstein, en la Biblioteca del Congreso presenta escenas en las cuales se les presta papeletas para recuperar información, datos, que le son de suma importancia para presentar pruebas en el caso investigado y que culmina con el escándalo del Watergate.

De la misma manera en BIGFOOT (1987), se busca información del mítico Pie Grande, y se muestran las actividades llevadas a cabo en la biblioteca como lo son usuarios en sus puestos de lectura, bibliotecarios haciendo préstamos, se visualizan los estantes, etc. Bésame antes de morir (1991), la protagonista realiza una investigación, en la Biblioteca de la Facultad de Derecho de Filadelfia, para encontrar datos e información que le ayudaran a la resolución del asesinato de su hermana.

Otra mirada a los tipos de bibliotecas y los servicios que dan es el clásico trama de un agente que se enfrenta solo a un complot sembrado de traiciones Se busca (1997) y Mercury rising (Al rojo vivo,1998) donde el agente perseguido, utiliza la biblioteca pública para acceder a Internet, en el primer caso para consultar unas actas jurídicas en una página Web, mientras que en la segunda es para enviar un corre o electrónico. Se muestran en amplios edificios clásicos, son espacios abiertos, el personal bibliotecario ayuda personalmente al usuario.

A propósito de Henrry (1991 ). Después de presentar amnesia el protagonista es dirigido por su hija a la Biblioteca Pública de Nueva York y le enseñará el funcionamiento de la misma: "hay algunos libros que te los puedes llevar a casa, pero hay otros que los tienes que leer aquí. No se puede hablar en voz alta...".

En otro film en el cual vemos una parte de lo que conocemos como formación de usuarios es Desayuno con diamantes (1961) la protagonista siendo bibliotecaria nos deja ver como da indicaciones del funcionamiento de una gran biblioteca, tales como la consulta de los ficheros manuales, los datos que hay que llenar en las papeletas de préstamo. Orson Wells refleja en Ciudadano Kane (1941). La búsqueda de un enigma-. —la palabra “rosebud” pronunciada por un magnate de la prensa en su lecho de muerte— a través de la cual asistimos a la reconstrucción de su vida. El primer paso seguido por el periodista que investiga la vida de Kane, será acceso a los archivos privados del difunto donde en un lugar oscuro y lúgubre, con constante vigilancia la bibliotecaria tipo militar dará indicaciones para limitar su consulta solo a lo permitido.

El género cinematográfico fantástico y de aventuras recoge, en mayor o menor medida, la representación de documentos rescatados del pasado que poseen la clave de la solución del problema planteado en la película. Ejemplo de ello es la trilogía de Steven Spilberg de su personaje Indiana Jones (La última cruzada 1989) en donde los doc umentos del pasado conducen al protagonista a la solución del enigma narrativo. En la tercera parte, La ultima cruzada (1989) de la saga el protagonista se lanza en una búsqueda de su padre, en la cual va siguiendo pistas que terminan conduciéndolo a una biblioteca donde obtendrá más pistas del Santo Grial y del paradero de su padre.

En la película de en Busca del Arca pérdida (1984) tenemos una trama que representa la prohibición y quema de libros por orden de Hitler, que es una parte que define la ambición de éste en cuanto a la búsqueda del Arca de la Alianza en competencia con el personaje Indiana Jones. Encontramos una escena gemela en la cinta Fahrenheit 451 (1966) en la cual se presenta una destrucción y quema de bibliotecas particulares las cuales son concebidas a escondidas de las autoridades que no quieren su existencia entonces surge una sociedad en la cual cada uno de sus miembros se aprende de memoria un libro y ese personaje es conocido por el titulo del libro.

Igual que en American Pie (1999), en donde la trama muestra un libro secreto, podemos mencionar películas como En nombre de la rosa (1986) que gira alrededor de La Poética de Aristóteles, donde el bibliotecario un monje viejo, ciego y con ideas conservadoras envenena la orilla de las hojas para matar a todo quien lo lea.

En la cinta El efecto mariposa (2004) un libro escrito por el protagonista desde niño es el que le ayuda a posteriormente tener en donde centrar su concentración y poder regresar a momentos cruciales del pasado y cambiar el presente. En los filmes de La Momía (1999, 2001) en donde se presentan los libros de Los muertos y su contraparte El libro de la vida, servirán para contrarrestar y vencer el poder de la momia y salvar al mundo; La historia interminable III (1994), se presentan el libro "La historia sin fin" que aparentemente tiene sus hojas en blanco pero que el protagonista va “escribiendo” de acuerdo a sus acciones y decisiones en su vida personal, en el cual fantasía es salvada como un lugar donde coexisten todos los personajes de cuentos.

En el caso de El guardián de las palabras (1994) el protagonista un niño tímido y angustiado ante cualquier problema se refugia durante una tormenta en una biblioteca vacía. Impresionado por el enigmático bibliotecario y por la inmensidad del lugar, comienza a pasear absorto por los laberínticos pasillos hasta que encuentra un mural que representa a personajes clásicos de la literatura. El mural comienza gotear y de repente el niño se transforma en dibujo animado y descubre al bibliotecario convertido en el guardián de las palabras y a tres personajes que personifican la Aventura, el Terror y la Fantasía en la literatura, con los que el chico aprenderá a superar sus temores y desarrollar su imaginación. Algunas escenas chuscas en la presentación de bibliotecas y bibliotecarios tenemos el ejemplo de la cinta La momia (1999), con más de tres millones y medio de espectadores, donde la bibliotecaria de las estanterías de la biblioteca como un gigantesco dominó. En la segunda parte, cuando ya se ha lanzado a la acción, asegurará en una noche en el desierto que está orgullosa de “ser bibliotecaria”.

En la cinta The music man vemos una representación musical en la cual el personaje entra a la biblioteca a galantear a la bibliotecaria, un personaje pulcro, ordenado y dedicado a su trabajo que es distraída por las disparatadas acciones de los usuarios que entran con movimientos exagerados y de baile, se ven usuarios leyendo, buscando en los estantes, llegando a resellar material, llenando papeletas, etc.

Las cintas de Harry Potter (y la piedra filosofal 2001, Y la cámara secreta 2002, Y el prisionero de Askaban 2004, Y el cáliz de fuego 2005, Y la orden del Fénix 2007, Y el misterio del príncipe 2008) están repletas de escenas en las cuales se presentan a los estudiantes de la Escuela de Magia Haword leyendo, consultando libros extraños, en el gran salón que en ocasiones se miran comiendo y en otra haciendo sus deberes, o las dos cosas al mismo tiempo, salones de estudio o oficinas llenas de libros viejos y raros. Podemos ver a Harry perseguido por Mouster book, que cerrado con candado al abrirlo cobra vida, o verlo con sus amigos en la biblioteca donde los libros se acomodan solos, y vuelan de un lado a otro buscando una formula para resistir bajo el agua sin respirar.

En Matilda (1996), como todas las películas de De Vito, con un humor negro, con escenas chuscas, podemos ver al personaje como gira alrededor de los libros y la biblioteca. En los libro, ella encuentra todo aquello que su familia no puede darle, y lograr tener un gran conocimiento y perspectiva de la vida con una calidad mejorada comparada con la de su familia. En esta cinta se presenta a una bibliotecaria de edad, con el pelo blanco, con lentes, con vestimenta color neutral, pero que sin embargo atiende a su usuaria de la mejor manera siendo una guía en su lectura y educación.

Existen películas que son hechas exclusivamente para la televisión como son la secuela de El Bibliotecario : Quest of the spears (2004) y El Bibliotecario . return of king salomon’s mines (2006), en la cual se presenta un bibliotecario joven, apuesto, intrépido y zagas, que puede resolver problemas y salvar al mundo, salvar a la chica, y seguir siend o un erudito.

La película de La Sala de Lecturas (2005), producción de Hallmark Channel, en la cual vemos como un hombre retirado, de lentes, anciano, decide cumplir un deseo de su fallecida esposa y poner una sala de lecturas con recursos propios en Harlem, y vemos las peripecias que pasa para ser aceptado y ayudar a muchos jóvenes a salir de la vida difícil.

La cinta El club del libro Jane Austen (2007) muestra como cinco mujeres de diferentes edades y costumbres, forman un club de lectura para analizar y tratar de comprender la vida de la escritora por medio de analizar sus novelas tales como Emma, Persuasión, Sentido y Sensibilidad, Orgullo y prejuicio, El Parque Mansfield, que les ayudaran a resolver sus vidas amorosas.

Conclusiones. “La naturaleza del bibliotecario, bibliotecas y libros considerados elementos centrales por excelencia de la cultura consiguen una apertura para intentar comprender como “los otros” ven nuestra profesión y para hacer conocer a “los otros” algo más sobre el trabajo bibliotecario, se utiliza como testimonial al cine, medio de comunicación de más impacto en la sociedad”.

Podemos constatar que la imagen estereotipada del bibliotecario ha cambiado de encontrarse en dos polos contrarios, pero tenemos todavía que seguir trabajando para que el bibliotecario sea reconocido como un profesional igual a cualquier otra profesión, que podemos llegar a cualquier lado con el manejo de la información que poseemos, con la dedicación a ser guardianes del conocimiento del mundo.

No necesitamos salvar al mundo, ni enfrentarnos con momias, criminales o ladrones, nuestra labor va más allá. La imagen de las bibliotecas esta variando de ser lugares oscuros a llegar a ser lugares donde no se debe llegar forzados, castigados o “porque no quedo otra”, que las bibliotecas son reflejo de nuestra sociedad avanzada, con gran tecnología, moderna, limpia, iluminada, espaciosa, llena de gente moderna, que no contraponga el ser modernos con tener acceso a un lugar adecuado y parte de nuestra vida.

Los libros son representados en todos los film como un elemento necesario, indispensable para toda la clase cosas y de actividades de la vida.


Bibliomoto

Hola amigos del Rincon Bibliotecario....

Somos un pareja de esposos que estamos llevando adelante un proyecto bibliotecario en el asentamiento Humano Santo Domingo de la provincia de Huarmey - Ancash - Peru.

Aqui le dejamos el linck de nuestro blogs oficial..http://bibliotecacomunalobraje.blogspot.com/2009_11_01_archive.html donde ustedes podran observar uno de nuestro aporte emblema en lo que respecta a animacion de la lectura en los diversos asentamientos humanos de nuestra provincia, lo hemos denominado BIBLIOMOTO.

Regina Mariños Risco
Directora de la Biblioteca Comunal Obraje
y
Heber Ocaña Granados
Promotor y fundador del Proyecto Futura.

El Proyecto Futura está poniendo en Marcha una nueva estrategia para fomentar la lectura entre los niños y jovenes de los barrios de la ciudad de Huarmey, ya lo venía haciendo entre el barrio donde se desarrolla el proyecto, pero ahora a salido fuera de su territorio, a ido y seguirá yendo a pueblos donde "nunca" será posible la presencia del estado, porque, como ya sabemos al estado peruano poco le interesa invertir en educacion y cultura, porque a todo eso, lo consideran como gasto y no como una inversion. Asi que nosotros pretendemos llenar ese vacio que deja el estado, aun con nuestros propios recursos, pero ahi le damos, porque creemos y guardamos esperanzas en un Perú más culto, partiendo desde sus propias bases, el pueblo. Porque nosotros somos del pueblo... Nuestro emblema será nuestra propia unidad Movil LA BIBLIOMOTO... con ella recorreremos diversos lugares... hemos ya... la tarea no va a terminar... te necesitamos a ti...


15 dic. 2009

"El ordenador estimula, pero enseña muy poco"


El filósofo José Antonio Marina analiza las ventajas y los inconvenientes del programa Escuela TIC 2.0


"Si no se enseña a pensar, el ordenador no sirve de nada". Sobre esta premisa el filósofo José Antonio Marina articuló la conferencia que pronunció ayer en Sevilla sobre las ventajas e inconvenientes del programa Escuela TIC 2.0 puesto en marcha por el Gobierno y la Junta de Andalucía por el que se dotará a los alumnos de quinto y sexto de Primaria de un portátil con el que aprender en clase y realizar los deberes en casa.

Bajo el título Las aportaciones de la web 2.0 a la educación, Marina analizó las consecuencias de la digitalización de las aulas y la brecha informática entre alumnos y profesores. El filósofo considera que el futuro de la enseñanza pasa "inevitablemente" por incorporar las nuevas tecnologías: "Es impensable a estas alturas querer que los niños sólo tengan el libro como herramienta educativa, los docentes son conscientes de ello y su formación digital es imprescindible en la enseñanza actual".

Marina añadió que "a los escolares de hoy día, que son nativos digitales, no se les puede pedir que sólo lean libros cuando los mismos contenidos los pueden encontrar en internet". En este sentido, subrayó que "lo más positivo de las nuevas tecnologías es el estímulo que supone para el alumno, que concibe el ordenador como una herramienta más usual que un libro o una enciclopedia, por lo que si esto es así se ha de aplaudir la iniciativa de dotar a a los niños de portátil".

Los elogios de Marina a la Escuela TIC 2.0 no quedaron ahí. El filósofo también apuntó otra ventaja: el ahorro de tiempo que supone el ordenador para el maestro. "Un docente pierde una media de 15 minutos de clase pidiendo silencio a sus alumnos, ahora con el portátil está comprobado que ese tiempo desaparece y se aprovechan más minutos para la enseñanza.

El profesor se libra así de las tareas organizativas y se puede dedicar plenamente a su trabajo: la enseñanza".Es ahí precisamente donde, según Marina, está el talón de Aquiles de la digitalización de las aulas si las administraciones depositan todas las mejoras educativas en las tecnologías. "El ordenador estimula y ahorra tiempo, pero enseña poco", afirma con rotundidad este pensador, para quien "no se puede olvidar que el aprendizaje es duro y que hay que concienciar al alumno de que lo que ha conseguido en internet le sirve de poco si no sabe procesarlo, reflexionar sobre ello y memorizarlo.

Ésta es la auténtica enseñanza y donde es insustituible la labor del profesor, que debe enseñarle a filtrar y recordar a su alumno lo que verdaderamente es importante para su formación"."Si no nos concienciamos de esto y los gobiernos piensan que el ordenador es la panacea de la educación podíamos caer en el mismo error de hace décadas, cuando se introdujo el vídeo en las aulas y al final la mayoría de los alumnos sólo se quedaba con lo llamativo de las imágenes, pero pocos sabían resumir lo que habían visto". Por este motivo, Marina insistió en que "sin enseñar a pensar a los niños, el ordenador sirve de bien poco".

Maestros del siglo XX, alumnos del XXI



Por: Cristina Fernández



Mientras que, por lo general, un profesor tiene que formarse en el manejo de las nuevas tecnologías, los alumnos bucean en estas herramientas con una naturalidad y solvencia pasmosa.

La llamada generación Einstein demanda nuevas acciones en el aula y la escuela se encuentra ante uno de los mayores retos de su historia si quiere abrirse a las fórmulas actuales de acceso al conocimiento. Así al menos lo consideraron los ponentes que abrieron ayer en la Facultad de Derecho el congreso internacional Web 2.0. Sobre uso y buenas prácticas.

En el encuentro, organizado por la Universidad de Málaga y la Consejería de Educación, participan hasta mañana casi 500 profesores de distintos niveles educativos y alumnos de Ciencias de la Educación. "El objetivo es aprender todos de todos, compartir datos y experiencias que nos puedan servir a los demás", explicó José Sánchez, presidente del congreso, que reconoció que el "cambio de mentalidad en la enseñanza va a ser gradual, incorporar estas herramientas a las prácticas docentes durará años". Y lo primero para que se vaya dando este cambio es "querer acercarse a la tecnología, porque todavía hay profesores que no saben manejar un ratón", como comentó Sánchez.

Para el presidente del encuentro también es básico "convencerse de que la tecnología es una herramienta que puede abrir infinidad de ventanas al mundo, así las posibilidades se multiplican". Aunque la generalización del uso de las tic en el aula quizás lleve tiempo, la Consejería de Educación con la implantación de la Escuela 2.0 ha querido impulsar este modelo. Como detalló ayer el delegado de Educación, Antonio Escámez, ya se han repartido 2.023 ordenadores entre el profesorado de 5º y 6º de 310 centro de Primaria y se van a modernizar 1.089 aulas con pizarras digitales, cañón de vídeo y audio y zona wifi.

"Pero todo esto no serviría de nada sin todo un contenido por detrás y una decidida proyección educativa y este congreso es el lugar ideal para intercambiar información y crear entre todos conocimiento experto
", dijo Escámez. Julio Cabero, catedrático de la Universidad de Sevilla, ofreció la conferencia inaugural en la que destacó que "los niños, desde Infantil, viven y se desenvuelven en el mundo de las nuevas tecnologías pero no se paran a racionalizar sobre su uso, es como quien abre un frigorífico y coge lo que necesita".

Llegados a este punto, insistió Cabero en que "decae el concepto de autoridad como fuente de conocimiento porque éste empieza a ser distribuido, ahora hay otras formas de acceder a la información". La Web 2.0 significa, según el catedrático, dinamismo, creatividad y participación, pero la tecnología "no es la panacea, no va a resolver los problemas en el aula, pero ha de servir para crear entornos comunicativos" y añadió que "en una organización del XIX, los profesores son del siglo XX y los alumnos del XXI y hay que adquirir nuevas fórmulas o nos encontraremos en situaciones muy complicadas".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...