26 abr. 2010

Los enemigos del libro

Por: Charlos W. Elliot

(Bibliotecaria en la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García)

¿Te has imaginado en algún momento que algo tan hermoso como es un libro pueda tener enemigos? y que haya males que lo puedan atacar hasta su destrucción ó peor aun dejarlos mutilados, ¿pero cuáles son esos males que daña a los libros?, uno ellos son los insectos, por ejemplo: la polilla o piojo del libro, carcoma, pececito de plata, termitas, todos estos insectos perforan el libro hasta hacerlo inservible.

El polvo que inevitablemente tiende a acumularse sobre los libros que a su vez contiene agentes que aceleran su destrucción, los cuales crean esporas de hongos, microorganismos, partículas metálicas, grasas etc., Si este polvo llega a penetrar las hojas producirá su abrasión en forma de manchas y así a su destrucción.

La deshidratación del libro es otro agente que puede deteriorar al libro, esto ocurre cuando el área en donde se encuentra no tiene la temperatura requerida y se van poniendo amarillos para después desmoronarse al ser consultados.

Los desastres naturales juegan un papel importante también y los podemos ver en los terremotos e inundaciones que han devastado a estados completos y su recuperación es mínima ó nula.

Pero no solo son estos el más peligro y difícil de controlar es el hombre, ya sea por su mano propia o por su forma de pensar, vivo ejemplo lo podemos ver en los movimientos creados por grandes pensadores que han abogado por la destrucción de los libros uno de ellos René Descartes , que pidió a sus lectores quemar sus libros antiguos, mientras que el filósofo David Hume exigió la supresión de todos los libros sobre Metafísica ó el escritor Vladimir Nabokov que quemó un ejemplar de El Quijote en el Memorial Hall, ante más de 600 alumnos.

En la Segunda Guerra Mundial la muy famosa escena de la quema de libros en Berlín el 10 de mayo de 1933, 20.000 libros fueron destruidos de los cuales iban escritos por autores como Thomas Mann, Erich María Remarque, Kart Marx que fueron destruidos mientras se coreaban las 12 tesis del manifiesto para la purificación de la literatura y el pensamiento germano.

Aun en nuestros días se puede decir que esto no ha dejado de pasar y el ejemplo más reciente lo podemos observar en la Guerra de Irak donde su Biblioteca Nacional sufrió un saqueo por parte de bandas organizadas del cual saquearon más de un millón de volúmenes y desaparecieron 10 millones de documentos , algunos del periodo otomano.

Y que decir otro más el vandalismo en las bibliotecas donde el libro es mutilado, rayado, y hasta robados capítulos enteros y el mas grande ejemplo lo podes ver cuando en el 2007 en la Biblioteca Nacional, el robo de grabados e ilustraciones de diez libros de la Sala Cervantes del Cosmografía edición incunable de 1482 de la obra de Ptolomeo, que ya fueron localizados en Australia.

Como podemos ver los grandes enemigos del libro son muchos y muy variados en los cuales el libro queda desamparado en una sociedad donde los lectores tiene pocos conocimientos de cómo manejar un libro para no deteriorarlo y nuestras autoridades le ponen poco interés para preservarlos y cuidarlos, en una época donde ya no se lee ya que las nuevas tecnologías están ocupando un primer lugar en la actualidad.

Pero no hay nada más placentero que tocar, oler y hasta mirar un libro ya sea en casa, en el trabajo, en el transporte y hasta en los lugares más íntimos para poder disfrutar de su lectura y transportarnos a esos lugares inimaginables descritos por el autor.

¡Feliz Día del libro!

Los libros son los más constantes y estables de los amigos; el más sabio y accesible de los consejeros y el más paciente de los maestros


1 comentario :

Leo Lobos dijo...

Gracias muy interesante!!

grato de leerles!!

saludos desde CHILE

Leo Lobos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...