クリスマスの足跡ブログパーツ

[PR] 無料で面白タイピング!

23 de may. de 2011

¿Se ha convertido Internet en el quinto poder?

Las protestas surgidas en la Red han llegado a las calles de España. Ahora, las plazas y las redes sociales conviven en paralelo como los puntos de encuentro para el diálogo y la expresión de la disconformidad con la política y economía actual.



Ejecutivo, legislativo y judicial. Son los tres poderes clásicos que se orquestarían en el Estado y que surgieron tras las concepciones de diferentes pensadores de la Ilustración, Montesquieu entre ellos. Casi en paralelo a este concepto y, probablemente, debido al escritor y político Edmund Burke, se acuñó el de “cuarto poder” para referirse al importante papel e influencia que comenzaron a desempeñar los medios de comunicación algunos años antes de la Revolución Francesa.
Hoy, pocos días después de que se haya celebrado el Día Mundial de Internetes difícil no preguntarse si la Red ha pasado a convertirse en el quinto. La idea no es nueva y se comenzó a gestar con la llegada de la llamada ‘web participativa’ o ‘2.0’ hace pocos años pero hoy es cuando se puede decir que el concepto ha cobrado todo el sentido.
Las revoluciones sociales ya no son un rumor lejano que se escucha desde el Norte de África. Han llegado a las calles españolas. En las revueltas árabes, hubo algo que se puso de manifiesto desde el principio: la importancia de la Red tanto para su creación como para su difusión. Internet se ha convertido en un canal que permite organizarse rápidamente, informar de lo que está pasando de forma instantánea y dar voz (y a veces voto) a los que no lo tienen. Un espacio donde cualquiera puede convertirse en protagonista con una frase de menos de 140 caracteres, una foto o un vídeo, donde el ciudadano es también el reportero.En definitiva, un importante arma que está escapando al control de los Gobiernos, pese a que éstos se esfuercen por intentar limitarlo, regularlo y censurarlo.
En las revueltas de Egipto de febrero, una de las principales medidas que tomó el ejecutivo de Mubarak para intentar dificultar la organización de los manifestantes y acallar a la población fue tirar las comunicaciones móviles, consciente de la importancia de lo que se cocía en las redes sociales como Facebook o Twitter. Cinco días estuvo caída la Red en el país pero sus usuarios no se quedaron ni mudos ni ciegos.
Algunas compañías tecnológicas como Google, Twitter o SayNow se esforzaron por dar apoyo a la población para que sus mensajes no cayeran en saco roto. Así se ideo “speak2tweet”, una herramienta que permitía transformar mensajes de voz emitidos mediante llamadas en Tweets que se subían de inmediato a la plataforma de microblogging. Egipto No ha sido el único territorio que ha sufrido la censura de Internet momentánea o permanente nila ayuda exterior para superarla.
Este nuevo quinto poder llamado “Internet” respeta a los tres primeros, aunque poco a poco uno de sus objetivos empieza a ser realizar una revisión profunda de los mismos. Con el cuarto mantiene una relación de simbiosis que a veces se torna hacia el amor-odio. Así, en ocasiones Internet se apoya en él y otras se ve deslegitimado por la prensa. Pero también consigue ser un medio en sí y si la tendencia del papel sigue por este camino quizá pase a contenerla en su mayoría.
El poder de la Red es ya indiscutible y los líderes políticos empiezan a ser conscientes de ello. No sólo es el canal, sino también todo lo que se mueve en él: sus empresas, sus portavoces, sus herramientas… A mediados de febrero, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama -quien supo ver el papel relevante de las TIC desde antes de su llegada a la Casa Blanca y es un fan declarado de su Blackberry- reunía a los mandamases de las empresas tecnológicas más relevantes en la actualidad. Steve Jobs, CEO de Apple, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, Carol Bartz, Presidente y CEO de Yahoo!, John Chambers, CEO de Cisco Systems, Dick Costolo, CEO de Twitter y Larry Ellison, CEO de Oracle, entre otros fueron los invitados. Poco después, Mark Zuckerberg entrevistaba en directo al presidente americano a través de Facebook.
En Europa también se tiene muy en cuenta el peso de estos nuevos actores online. Nicolás Sarkozy ha invitado a varias empresas, como Google, Amazon y Facebook a reunirse con las ocho potencias económicas europeas en París los próximos 24 y 25 de mayo. Quieren hablar de Internet y de cómo puede ayudar a la recuperación económica.
Ahora, la pelota está aquí. En casa. En el campo de los políticos españoles. Pensaban que  este nuevo mundo iba a ser una oportunidad excepcional para difundir su mensaje, pero no creían que también supondría una obligación para escuchar al ciudadano y responder ante él. Hace ya muchos meses que el descontento por algunas actuaciones de la clase política española en el mundo digital es un estruendo. Pensaban que se trataba sólo de internautas, pero estaban equivocados. Son personas.
Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School desde el año 1990 y un activo e activista internauta explica en una entrevista realizada a Silicon News esta mañana como la Ley Sinde ha sido el germen de lo que está aconteciendo ahora mismo en nuestro país: “La movilización se origina con todo el movimiento de resistencia a la Ley Sinde. A partir del momento que es aprobada, se convierte una demostración para muchos españoles que lo estaban siguiendo de cómo los políticos de los tres principales partidos que se supone que representan a un porcentaje enorme de la ciudadanía, pactan para votar en contra de los intereses de la ciudadanía y y éstos lo están expresando en la Red, incluso en la calle. La gente se da cuenta y dice: esta política no nos vale. En ese momento empieza toda la iniciativa de No les votes, que publica unos manifiestos y a partir de ahí surge la gente de Juventud sin futuro y los de la Democracia real ya”, relata Dans.
Internet se ha colmado de información sobre las movilizaciones. Se han extendido los hashtags hasta el infinito (#acampadasol #democraciareal #yeswecan #nonosvamos y muchos más), las plataformas para recoger firmas online, se ha compartido información jurídica y asamblearia, se han creado canales de vídeo en streaming y en directo, enviado cientos de imágenes…
Las movilizaciones parecen haber llegado a Europa para quedarse. Internet como quinto poder no es una teoría, es una realidad que está en ese dominio, pero también en esta esquina.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...