30 sept. 2011

¡No más mutilación de libros!

Por:Danni Solano

¿Sabe usted quienes son asesinos del conocimiento? Son aquellos que con navajas, tinta y descuido, cortan, mutilan, rayan y destrozan el instrumento del saber, los libros.

Mediante murales e información
planean concientizar a los estudiantes, sobre el trato y el
cuidado de los libros que se restan
en la biblioteca.


“Había libros a los cuales se les
cortaban las páginas e incluso
capítulos enteros”, afirma Lidia
Gómez de la Unidad de Circulación de la Biblioteca, José Figueres Ferrer.



Una campaña de la Unidad de Circulación de la Biblioteca José Figueres Ferrer del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), llamada “Un alto contra la mutilación de libros”, bajo el lema “al mutilar un libro se comete un crimen contra el conocimiento”, pretende concientizar a los estudiantes sobre el cuidado de los textos que les son prestados.

La idea nació poco a poco, en conjunto con directores de las Escuelas, debido a la creciente problemática. Lidia Gómez de la Unidad de Circulación de la Biblioteca expuso que “había libros a los cuales se les cortaban las páginas e incluso capítulos enteros, les rayaban las hojas… que podrían poseer información sumamente útil”.

Al ser material sumamente costoso, algunos imposibles de conseguir en el país o que habían dejado de ser publicados, hacía mucho más difícil poder recuperar nuevamente esos textos y el valioso conocimiento que tenían.

Otro problema, era que cuando los estudiantes sacaban copias o clonaban las publicaciones en las fotocopiadoras, se abrían mucho los libros y las hojas se despegaban, o su empaste sufría desgaste por el maltrato.

Así nació la idea de crear diferentes murales para que los alumnos, mediante muestras de libros despedazados y otros, hagan conciencia sobre el uso y el cuidado que deben tener cada vez que se les presta un ejemplar.

Hay dos murales que pretender realizar ese proceso de concientización, uno que da a la pared de la segunda planta de la biblioteca, subiendo las escaleras. El otro, se encuentra en la sección de generales, donde además se halla la escena del crimen (se trata de una exposición sobre un libro asesinado).

“Al dañar el material el más perjudicado es el estudiante” sentencia Gómez, preocupada por la situación, para apoyar esas palabras los estudiantes del TEC muestran su descontento cuando solicitan libros y al recibirlos tienen algún daño.
Tal es el caso de Melissa Matamoros, estudiante de Mantenimiento Industrial, para ella “la idea es muy creativa, ya era hora que hicieran algo así, hay libros que definitivamente dan pena… me gustaría que la exposición se hiciera en otros puntos del TEC”.

Karen Brenes y Daniel Gamboa, quienes pertenecen a la carrera de Producción Industrial, también mostraron su descontento con el tratamiento que algunos hacen al material y a la vez mostraron su apoyo a la campaña, “ha pasado que uno encuentra hojas pegadas y rayadas, ojala la campaña ayude a cambiar”, estuvieron de acuerdo los dos.

También, se toman medidas como proteger los libros en buen estado con un sello, así cuando se realiza el préstamo el alumno debe hacer la devolución tal como cuando la recibió, si existe algún daño la persona tiene que pagar el precio del libro y los costos de los diferentes trámites.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...