28 nov. 2011

Asesor en derechos de autor: ¿un nuevo rol del bibliotecario universitario?


Por: Juan Carlos Fernández-Molina, Josep Vives-Gràcia, José Augusto Chaves Guimarães



La  privilegiada situación de los bibliotecarios como intermediarios entre las fuentes de información y los usuarios, les convierte en los profesionales más adecuados para proporcionar, tanto a profesores como estudiantes, unos servicios de valor añadido de asesoría y gestión de la propiedad intelectual.  Pero, ¿tienen realmente los bibliotecarios los conocimientos necesarios para asumir tal función?  Con el objetivo de averiguar el nivel de conocimientos de los bibliotecarios universitarios sobre las cuestiones básicas de los derechos de autor, se pasó un cuestionario a bibliotecarios de la Universidad de Granada.

Los resultados ponen de manifiesto que sus conocimientos son insuficientes, por lo que un plan de formación sobre estas cuestiones debería ser una prioridad para las actuales bibliotecas universitarias.

1 INTRODUCCIÓN
La mayoría de las obras que conforman la colección de una biblioteca tienen derechos de autor, por lo que existe un clásico conflicto entre tales derechos y e acceso y uso de las obras por parte de las bibliotecas y sus usuarios. Aunque por razones de espacio no es posible hacer aquí una exposición amplia sobre los derechos de autor, resulta imprescindible para una correcta comprensión de este trabajo proporcionar al menos una exposición básica sobre su contenido y características fundamentales en la legislación española. Así, en primer lugar, habría que distinguir entre los derechos patrimoniales, de contenido puramente económico, y los derechos morales, ligados a la personalidad del autor.

Son cuatro los derechos patrimoniales básicos: reproducción (fijación de la obra en un medio que permita su comunicación y la obtención de copias de todo o parte de ella), distribución (puesta a disposición del público del original o copias de la obra mediante su venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma), comunicación pública (una pluralidad de personas puede tener acceso a la obra sin previa distribución de ejemplares a cada una de ellas) y transformación (modificación de la obra dando lugar a una obra diferente). Si pensamos en actividades habituales de una biblioteca nos encontramos con que fotocopiar o microfilmar una obra afecta al derecho de reproducción.

Por su parte, con la venta, préstamo o donación de obras entraría en juego el derecho de distribución. El derecho de comunicación pública, quizá el más importante en el mundo digital, se ve afectado si se hacen proyecciones de películas u otras obras audiovisuales, si se hace una lectura pública o una exposición. Finalmente, el derecho de transformación también juega su papel cuando se hace una adaptación, una traducción o un resumen de la obra… 

1 comentario :

Jorge Rios dijo...

Hola Amigos y Colegas, observando esta página veo que realmente es muy interesante, para todos los que tenemos que ver con la organización de los servicios bibliotecarios, con la organización de las fuentes de información y documentación, la Archivología, el perfil del bibliotecario, entre otros de la ciencia de la información y de verdad, se aprende,se informa y se actualiza. Los temas tratados son de suma importancia. Felicito al creador o a los creadores de dicha página y espero participar en ella. Ya ustedes me dirán cómo hago. Les envío un gran Abrazo Bibliotecario.
Atentamente,
Lic. Jorge Ríos
Bibliotecólogo-Docente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...