17 ene. 2012

El alumno como audiencia

Por: Javier Callejo Gallego


Reflexiones sobre: “El Esquema Espaciotemporal en la Sociedad Digital


Introducción

Cuando se habla de audiencia suele referirse al público que interactúa con algún medio de comunicación.

Es muy común hablar de audiencia en el ámbito televisivo, haciendo referencia a la gente que mira un determinado programa de televisión. Las diferentes emisoras suelen brindar una competencia de marketing y de programación con el objetivo de captar la atención del televidente y aumentar sus niveles de audiencia. Esto luego se traduce en prestigio, más publicidad y más ingresos.
Para lograr esto suelen utilizar diferentes estrategias para atraer a la audiencia.

Cabe aclarar que con la digitalización de los medios de comunicación y la Web 2.0, la audiencia dejó su carácter pasivo, típico de los medios masivos de comunicación, teniendo la posibilidad de interactuar.  Entonces se empieza a medir su participación dentro del medio. La audiencia pasa de pasiva a activa, comienza a haber un cambio en la comunicación.

¿Qué sucede en el ámbito educativo?
Hay diferentes circunstancias que se pueden dar y cada uno trata a su audiencia (alumnos) de distintas maneras dependiendo muchas veces del interés o no del docente de captar la atención.
Dentro de las circunstancias podemos mencionar, por ejemplo:
  • Docente de grado del día a día
  • Dictado de Seminarios, charlas, etc.
Donde la principal diferencia se puede notar en una audiencia fija y estable, independientemente de lo que se transmita y la forma, y otra en donde que se da en ocasiones especiales, es abierto y se debe captar el interés para tener éxito. Es muy común escuchar una frase como: “Estoy preparando una presentación para un seminario”, y no, “estoy preparando una clase”.
Esto inmediatamente nos puede llevar a una conclusión, la comodidad de tener asegurada una audiencia estable puede hacer perder la calidad del mensaje. 

Por otro lado, ¿se puede hablar de una audiencia real cuando el estudiante está presencialmente en el aula pero su mente y concentración en otro?
Si bien en el aula “no se puede cambiar de canal” y se estará presente, no hay garantías del que el mensaje llegué al destinatario.

En ciertas instituciones, más vinculadas a niveles superiores, suele verse la elección de los alumnos al elegir para una determinada asignatura, entre distintas posibilidades, a un docente en particular, lo que llamamos comisiones de estudio. También, como los estudiantes migran de comisiones dependiendo de distintas circunstancias, podríamos denominarlo “zapping educativo”.

Conocer el target
No se puede estar al frente de una clase hoy como se hacía hace unas décadas atrás, no se puede seguir haciendo más de los mismo, la sociedad cambió y los estudiantes también.

El docente debe saber cuáles son las características de esta nueva generación de alumnos:
  • Prefieren manejar información de manera digital. Los libros en papel ya no son el primer recurso en el cual buscan información.
  • Son multitareas, hacen varias cosas al mismo tiempo. Buscan información, postean en diferentes portales, se comunican con sus compañeros y escuchan música todo en el mismo momento.
  • Acceden a la información de manera no lineal, aleatoriamente
  • Sienten atracción hacia los diferentes recursos multimedia.
  • Dejan de ser meros receptores de la información, para construir su propio saber.
  • Les atrae formar equipos y trabajar apoyados en sus pares.

¿Cómo llegar mejor a la audiencia escolar?
Como ya vimos, conociendo al alumno, pero en base a ese conocimiento empezar a cambiar actitudes.
Hay una nueva forma de relación entre el alumno y el docente. Hay otra participación, todos aportan, todos construyen. El docente pasa a cumplir un rol de mediador, de guía. El nuevo docente (Salinas, 2000) deja de ser contenedor y transmisor de la información para pasar a ser facilitador del proceso.

Con la Web 2.0 se abren muchas posibilidades para el docente:
  • Encontrar una fuente de nuevos recursos didácticos para complementar y fortalecer sus clases.
  • Aprovechar todo el potencial del trabajo colaborativo y la inteligencia colectiva.
  • Estar más cerca del alumno, de su vocabulario, de su cultura, de su forma de pensar.
Conclusiones
El docente actual debe conocer las características de sus alumnos, que necesitan protagonismo, que son multitareas y trabajan colaborativamente. Su rol se redefine como mediador, que cuenta con Internet y la Web 2.0 como medios para ayudarlo en su labor.
La audiencia en un ámbito educativo se puede medir en base al interés y la participación de los estudiantes, no por la cantidad de alumnos presentes o inscriptos.


Fuente: http://blogfolio-cjdisalvo.blogspot.com/2012/01/el-alumno-como-audiencia.html

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...