12/6/2012

Estudio revela que la televisión sí fomenta el sexo precoz


Por: Andrea Linares

Imágenes eróticas que ven los adolescentes influyen en su intimidad. ¿Cómo pueden ayudar los padres?

Cada vez es más común y los padres lo saben: las series, telenovelas y películas transmitidas en horario familiar y consideradas 'aptas para todas las edades' incluyen más escenas eróticas. También se sabe que ese contenido sexual, por muy moderado que sea, puede tener una influencia negativa en los jóvenes. Pero pocas investigaciones se han centrado en la forma como las escenas sexuales de la televisión afectan el comportamiento de los adolescentes.
Un estudio dirigido por la psicóloga Deborah Fisher y que publicó la revista Media Psychology concluye que el contenido sexual de la televisión puede influir en los pensamientos, comportamientos y expectativas sexuales de los jóvenes. Y, a diferencia de otras investigaciones que tratan el mismo tema, esta demuestra la eficacia de que los padres impongan límites y discutan con los niños lo que ven en la televisión.
La investigación, en la que participaron 1.012 jóvenes de entre 12 y 16 años, documentó el número de horas que pasaban frente a la televisión, su comportamiento sexual y el control televisivo que ejercían sus padres. Los resultados: las escenas eróticas hacen que los menores tengan más intenciones de tener relaciones sexuales -y probabilidades de hacerlo-, y una menor percepción de que estas pueden tener consecuencias negativas y causar problemas de salud.
"Un joven que no haya recibido educación sexual proporcionada por una figura competente puede estar desinformado y expuesto a que estos contenidos influyan en su comportamiento sexual", dice el psiquiatra infantil colombiano Christian Muñoz Farías, para quien, sin embargo, los resultados del estudio de Fisher no necesariamente se aplican a los adolescentes de Colombia.
Según el experto, el riesgo de que un joven cambie su conducta sexual por ver escenas de sexo en la televisión depende de su desarrollo cognitivo. "A los 12 años puede haber algún grado de influencia, dado que no tiene una madurez cognitiva que le permita contar con elementos suficientes para poder discriminar -agrega-, pero esto no significa que vaya a predeterminar en un cien por ciento su conducta sexual".
En una entrevista con el diario El Mundo de España, Fisher advirtió que la reacción de los padres tiene una relación directa con la influencia de las imágenes: "Cuando se presenta una escena de sexo en la televisión, los padres se exaltan y transmiten las consecuencias negativas; estas reacciones pueden dar lugar a expectativas irreales sobre el sexo de jóvenes y sus posibles efectos", afirma.
De acuerdo con la experta, la actitud de los padres puede ser activa o instructiva (hablar con los niños acerca de las imágenes que ven en la TV), restrictiva (establecer normas, límites y horarios para ver la programación) o compartida (ver los programas con ellos y orientarlos). Pero en todos los casos, lo conveniente es hablar con naturalidad del tema.
"El peor camino -sostiene la psiquiatra colombiana Olga Albornoz- es abordar la sexualidad como algo tabú, pues no solo lo prohibido atrae, sino que puede llevar al adolescente a resolver sus dudas con otras fuentes o personas. El tema puede ser abordado con frescura, tanto para explicarle el gusto por lo erótico como lo aburrida e irreal que resulta la pornografía. Es ideal que los niños entiendan que la sexualidad es bella, un sinónimo de respeto y amor por el otro y por uno mismo".
¿Cómo guiar a los niños?
1. La educación sexual no significa simplemente hablar de sexo. Significa hablar de valores, de toma de decisiones, del manejo de las emociones, de la autoestima y del respeto por sí mismo y por el otro.
2. Deles criterios para tomar decisiones.
3. Hay que ser espontáneos y claros con los hijos, no vacilar ni buscar analogías que no correspondan.
4. Es necesario responder sus inquietudes sin expandirse ni opinar mucho. Hay que aprovechar coyunturas para tratar el tema.
5. Hábleles en un lenguaje claro, acorde con su edad y desarrollo. No utilice términos que el niño no entienda y que le causen angustia y morbo.
Otros valores a inculcar
A partir de los cinco o seis años, es importante que los padres comiencen a hablarles a sus hijos del valor de la intimidad. A esa edad, los niños están en la capacidad de empezar a ser conscientes de que no deben permitir que les toquen sus partes íntimas.


Fuente: http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/educacion/la-tv-si-fomenta-el-sexo-precoz_11918115-4

1 comentario:

Esteban dijo...

Muy buen artículo. Es lo que yo digo respecto a las novelitas que miran algunas madres e hijas y en general películas y programas que consume la familia. Recomiendo estos sitios para tener más y muy buena información respecto al tema del sexo: www.placeresperfectos.com.ar y www.laverdaddesnuda.org El sexo es un invento divino para: 1) Procrear
2) Para el placer mutuo del hombre y la mujer en el marco del matrimonio establecido según el diseño de Dios. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...