クリスマスの足跡ブログパーツ

[PR] 無料で面白タイピング!

7 de jul. de 2012

¿Cómo se lee ahora?


Por: Brenda Zaniuk


Si eres un adulto que lee libros hoy en día, eres un inmigrante de ese país extranjero. Un “Inmigrante digital”.
Es posible amar a tu nuevo iPad, pero seguramente añorarás el viejo país de las librerías, las notas al margen, el olor del papel, y las esquinas de las páginas marcando el progreso de la lectura. Mientras tanto, el niño jugando con la tableta moderna de sus padres va a crecer como un nativo “digital”, acostumbrado a la compra de libros con un solo clic y a los que nunca verá impresos.
Hemos estado navegando hacia este país desde hace algún tiempo, pero en el 2011, llegamos. El año pasado, los editores encuestados por la Asociación de Editores de Estados Unidos vio un 8,3 por ciento de las ventas netas nacionales de e-books. A los tres meses de este año, Simon y Schuster ventas de libros electrónicos había subido al 17 por ciento de los ingresos, en Hachette, empresa matriz de Little, Brown, la cifra fue de 22 por ciento. De noviembre a mayo, según un estudio del Proyecto Pew de Internet, el porcentaje de adultos estadounidenses con un dispositivo de e-books (como un Kindle) saltó del 6 por ciento a 12 por ciento. Otro 8 por ciento ahora usan tabletas. Para añadir un poco de contexto, menos de la mitad de los estadounidenses ni siquiera compran un libroen un año típico.
Mientras tanto, las ventas de libros impresos se han reducido un 25 por ciento. Las librerías físicas, incluyendo las cadenas más grandes y populares se reorganizan e intentan compensar la caída de las ventas de libros. Mientras, Amazon, que ofrece libros en todos los formatos posibles, está promocionando de su dispositivo Kindle, y según anunció en enero, ahora está vendiendo más copias de libros digitales que en edición de bolsillo.
Frente a este mar de cambios, los editores, los libreros, y los críticos culturales que han construido vidas alrededor de los libros impresos son están luchando para adaptarse. Con menos fanfarria, los lectores habituales también se encuentran en esta batalla.
Los profesionales de la industria se preocupan por la amenaza a las librerías y lo que significará que los libroslleguen a ser puramente virtuales. Sin embargo, los desafíos económicos son más bajos: a lo sumo, el costo de un dispositivo que acabará en el cajón de la chatarra. Por lo que están experimentando y tratando de añadir nuevas formas de leer, sin abandonar la antigua.
Lo cierto es que entre los lectores de libros tradicionales y de digitales hay diferencias. Usualmente no es el mismo lector: Los lectores de libros electrónicos son más propensos a ser viajeros frecuentes, que aprecian podercargar un solo dispositivo y reponer el suministro de la lectura, según sea necesario y que no pueden cargarmuchos libros en sus maletas.
Así como el mundo modernos se modela, los lectores y la forma en que leemos los inmigrantes y los nativos digitales, también cambia según la ocasión y la costumbre.
Sun dudas, más de uno, como yo, aún preferirá llevar en su bolso de mano, un libro de papel, con tapa desteñida de varios viajes y un señalador que, cuando se cae, no perjudica porque un lector fiel recuerda, siempre, las últimas palabras impresas que leyó de un libro, aunque eso hubiera sucedido meses atrás.

1 comentario:

Alvaro Rivero dijo...

Les sugiero una forma mas -sui generis- de leer, se trata de la propuesta tecnologica educativa y cultural http://chatliterario.com/ para leer on-line literatura.

Simplemente visite nuestro portal http://chatliterario.com/ elija entre los 22 clasicos que tenemos a su disposicion y disfrute la experiencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...