9 ago. 2013

Polémicos libros: especialistas aseguran que incentivan la violencia escolar

Por: Jimena Catalá      

El libre acceso a publicaciones sobre sexo explícito, el uso de la historieta, el impacto de las imágenes, la vinculación de sexo y violencia; son algunas de las críticas a la distribución de libros como "El inspector justo" de Sanyú en escuelas públicas.

Resulta curioso que, mientras por un lado, se habla de implementar protocolos contra la violencia escolar; por otro, se permita, en bibliotecas de colegios públicos, el acceso libre a historietas de Sanyú, donde predominan imágenes de sexo explícito y violencia entremezcladas con términos xenófobos y groseros. 
A través de la autorización del Ministerio de Educación de la Nación y, dentro del cumplimiento del Plan de Lectura, llegaron, a escuelas públicas de la provincia, libros cuyos contenidos activaron la alarma de medios de comunicación, educadores y padres.
Una de las publicaciones es El Inspector Justo y otras historias de Sanyú donde el sexo explícito, la violencia, los términos groseros y cargados de xenofobias predominan entre las historietas.
"¿Como carajo hacés para entender a estos putos comunistas?", dice uno de los personajes dibujados de Sanyu. El hombre aparece recostado en una bañera con un arma y un libro de Michel Foucault -“Las palabras y las cosas”- y, en ese momento, sin argumento alguno, ingresa una mujer que, como en una película pornográfica, comienza a desnudarse, sin más.
Ilustraciones como éstas estarán, a partir de ahora, al alcance de la mano de jóvenes de las escuelas públicas secundarias.
"¿Cómo vamos a sancionar a un chico, dentro de la escuela, cuando use términos groseros, si pudo aprenderlos a través de libros que, permitimos, leyera?", se preguntó la psicóloga y especialista en temas de educación, Nancy Caballero, al ser consultada por MDZ Online.
"El hecho de que se trate de historietas, no es menor. Las imágenes tienen un impacto diferente en la cabeza del niño, niña o adolescente. Entra directamente en el inconsciente de la criatura, no le da la posibilidad de digerir nada como sucedería, por ejemplo, con un cuento", aportó, por su parte, la psicóloga especialista en temáticas de sexualidad, Alejandrina Giro.
A pesar de que desde la Nación se aseveró que los libros fueron evaluados en una comisión de expertos, las especialistas consultadas coincidieron en preguntarse "¿Qué clase de expertos?" pudo permitir la difusión de estos materiales.
"La gravedad del hecho es que estemos discutiendo esto cuando ya llegaron a las escuelas", resaltó Caballero al tiempo que indicó que si el argumento es introducir al adolescente en la lectura de historietas, pudo haberse elegido ficciones de autores clásicos como Miguel de Cervantes, ejemplificó.
Asimismo, advirtió que, mientras por un lado, se hace hincapié en bajar los niveles de violencia escolar y trabajar sobre la tolerancia y el respeto; por otro, se difunde este tipo de contenidos.
"Esto va en contra de todo lo que estamos intentando, como educadores o profesionale, para bajar los niveles de violencia escolar, casos de bullying, entre otras problemáticas", apuntó Caballero.
A propósito de ello, Alejandrina Giro, directora del Centro de Educación, Pareja y Asistencia a la Sexualidad, advirtió sobre la contradicción de que, por un lado, se multipliquen los casos de bullying y, por otro, se incentive a este tipo de lecturas.
"Estoy asombrada porque muchos de mis pacientes me plantean sus preocupaciones porque son mamás o papás de criaturas que sufren, cada vez más, este tipo de agresiones en las escuelas y, encima, se promueve este tipo de lecturas", postuló en comunicación telefónica con MDZ Online.
El acceso libre y el miedo de los padres a educar
Caballero cuestionó, entre otras cosas, el acceso libre a este tipo de libros que, desde los organismos responsables,  se avalan, legitiman y permiten.
Indicó que los chicos ya están expuestos, en todo caso, a la infinidad de contenidos sexuales, violentos y xenófobos que se transmiten por Internet.
Pero cuando se lo das desde la escuela, estás legitimando, desde la institución educativa, este tipo de lecturas. En el fondo es como decir que todo vale y que todo puede estar a un mismo nivel", cuestionó la psicóloga.

En otro orden de cosas, la profesional evaluó que el adolescente necesita un referente y un límite para crecer y desarrollarse.
"¿En qué contribuye esto a los chicos?, me pregunto. Y no es que esté a favor del oscurantismo o autoritarismo; simplemente hay que pensar que la escuela educa, desde el señor que abre la puerta hasta el profesor", acentuó Caballero.
Pareciere que los adultos tenemos miedo de parecer viejos delante de los niños y evitamos marcar límites. Sin embargo, un adolescente sabio prefiere un adulto que sea adulto porque necesita un referente al cual revelarse", opinó.

"Nuestra población no tiene instalada la educación sexual"
Giro, especialista en educación sexual, sostuvo que, más allá de la difusión de estos contenidos, lo llamativo es que se haga desde ilustraciones que vinculan la sexualidad con la violencia.
La psicóloga explicó que la sexualidad "es vida" y que se ubica en las antípodas de la violencia; desde allí, especificó que este tipo de "estímulos" lo único que logran es acrecentar los rasgos de "paternalismo" y "represión" que tiene nuestra sociedad actual.
Cuestionó que no se educe en sexualidad de modo sistemático y que, en su lugar, se permita el libre acceso a este tipo de libros.





No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...