4 ago. 2013

Tonterías que hacemos con nuestro mail

Por: Néstor Parrondo

Deberíamos tratar a nuestro correo electrónico como si fuera nuestra caja fuerte. Sin embargo, lo exponemos a una serie de peligros innecesarios que pueden llegar a comprometer nuestra seguridad (informática y económica). Repasamos alguno errores que debemos evitar cometer a toda costa para que esta enorme fuente de información sobre nosotros permanezca protegida.

Comprobarlo cuando estamos en una red Wifi pública
Estar de viaje en una ciudad extranjera y encontrase con una zona de Wifi gratis es un subidón. Pero también entraña grandes riesgos: puede ser una conexión intervenida por alguien que quiera apropiarse de nuestros datos. Un hacker puede gastarse tres euros en un café y esperar como uno a uno los turistas van cayendo en su trampa y él apoderándose de información bancaria o lo que contenga nuestra cuenta de correo. Ojo con las redes abiertas.
Permanecer conectado
Si nunca salimos de nuestra cuenta de correo, corremos el riesgo de que alguien que vaya a utilizar nuestro ordenador descubra todos nuestros e-mails. Siempre es conveniente cerrar la sesión después de comprobarlo. Y en móvil, activar el código de bloqueo y siempre introducir un pin para desbloquearlo.
Repetir la contraseña en diferentes sitios
Si siempre utilizamos la misma contraseña para un montón de webs, estamos cometiendo la peor equivocación posible en Internet. Si nuestro password es el mismo en nuestro correo y en un foro de fútbol, es probable que algún hacker ataque este último sitio y con el botín que se lleve, acceda a nuestro mail, nuestra cuenta bancaria y a todos los sitios en los que usemos la misma clave.
Mantener correos antiguos
Es recomendable realizar limpias periódicas de correo para que información importante -como contraseñas, datos financieros, etc.- no se nos queden olvidadas en el pasado. Por ejemplo, es muy probable que algún mail de hace meses esté nuestro DNI o nuestra cuenta corriente, información sensible que estaría disponible para los amigos de lo ajeno que accedan a nuestra cuenta.
Picar en el Spam
El correo no deseado no solo lo forman ofertas absurdas de medicamentos o negocios increíbles que nos harán millonarios. En los últimos tiempos abundan los mails con ofertas de trabajo o créditos con condiciones especiales, contenido que puede resultar muy atractivo para aquellos que más están sufriendo la crisis. Pero no hay que picar: nunca pinches en un enlace de un mail que haya entrado en tu carpeta de spam.
Verificar información personal
Otra variante de spam. Tu banco te escribe para solicitarte tu número de cuenta. Apple quiere que vuelvas a introducir tu tarjeta de crédito para poder acceder a su tienda de aplicaciones. Hacienda quiere que le mandes tu NIF. ¡No! Ninguna empresa, banco u organismo te va a solicitar este tipo de información por mail, así que no te fíes.
No hables con extraños
Un timo que se está extendiendo como la espuma estos días de dificultades económicas. Un supuesto corredor de bolsa se pone en contacto contigo por mail y te asegura que por una módica inversión, te puedes hacer rico. Evidentemente, todo es una patraña: el dinero nunca viene a buscarnos, siempre tenemos que ir nosotros a por él.
Ofertas increíbles
Con la llegada del verano, podemos recibir un mail en el que se nos asegura que podemos viajar al Caribe por apenas 400 euros. Si pinchamos, descubriremos con tristeza que podremos hacerlo por el triple de lo que ponía la oferta. Ojo: este tipo de mails no los envían delincuentes. Son las promociones engañosas de agencias de viajes y compañías aéreas que intentan entrarnos por los ojos con precios atractivos, pero que luego en su web se encarecen.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...