31 may. 2013

Se ofrecen bibliotecas gratis



Señor director: 

Tengo el agrado de dirigirme a usted, en mi carácter de presidente de Bibliotecas Rurales Argentinas (www.biblioteca.org.ar) , a fin de solicitarle quiera tener a bien difundir que la Entidad, con motivo de haber cumplido 50 años de vida, ofrece la fundación de nuevas bibliotecas populares donde no existan otras. La Institución ya lleva creadas 1070 bibliotecas, en los lugares más necesitados del país y ha sido declarada de interés cultural por el Senado de la Nación, por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y por varias provincias, con las cuales mantiene convenio. Los pedidos puedan realizarse mediante un formulario existente en dicha página web o por mensaje a brar@arnet.com.ar  y reibra@arnet.com.ar
Agradezco su atención y lo saludo muy atentamente

Raúl Eduardo Irigoyen

¿Cuáles son los diez escritores imprescindibles de la literatura argentina?

Por: Máximiliano Tomas

Todo empezó como empiezan estas cosas: un poco en broma, otro poco como un desafío, que se va haciendo serio aunque finalmente no lo sea. El martes a la noche, en el marco de un taller literario, un grupo de nueve personas hablaba sobre literatura argentina. Más precisamente de la obra, envolvente y pregnante, de Juan José Saer. La pregunta era por dónde, por qué libro empezar a leerlo. Alguien propuso Nadie, nada, nunca, otro dijo La ocasión y un tercero Cicatrices. En un momento, otra persona preguntó, tal vez con ánimo de polemizar: ¿es Saer uno de los escritores fundamentales de la literatura argentina? La respuesta fue contundente: nadie que vaya a tomarse en serio la lectura o la escritura de ficción en nuestro país debería desconocer la obra de Saer. Y un poco en broma, otro poco como un desafío, surgió entonces la idea de componer, rápidamente, de memoria, una lista con los diez escritores imprescindibles de la literatura argentina.
¿Cuáles eran los requisitos, más allá del gusto personal, que debían guiar la búsqueda? Algo que parece sencillo pero, por supuesto, no lo es: mencionar autores de ficción cuyos textos, por alguna razón, hubieran dejado una marca indeleble en la corta historia literaria argentina. Obras singulares o influyentes, visiones del mundo personales, estilos inimitables o inasimilables, novelas y cuentos que hayan proyectado una larga sombra o puedan haber dejado una marca profunda en la tradición literaria, esos libros con los que se pierde toda inocencia como lector o como narrador. Textos corrosivos o indelebles, después de los cuales el pasto nunca vuelve a crecer igual. Ya estaba el primer nombre: Juan José Saer. Fataban nueve.
Y un poco en broma, otro poco como un desafío, surgió entonces la idea de componer, rápidamente, de memoria, una lista con los diez escritores imprescindibles de la literatura argentina
El segundo paso fue rápido, casi un trámite, el ABC de la literatura local: Arlt (las novelas y las obras de teatro), Borges (todos sus cuentos y los ensayos), Cortázar (unos mencionaron Libro de Manuel 62. Modelo para armar; otros libros de cuentos como Bestiario Las armas secretas. Nadie quiso volver a leer Rayuela) Ya había cuatro. ¿Hay manera de dejar afuera de la lista a Sarmiento y su Facundo? No, no la había. Cinco. ¿Horacio Quiroga es argentino o uruguayo? Se votó por la apropiación de Quiroga, por su anexión como autor rioplatense, y la lista ya tenía seis nombres. Con Manuel Puig hubo acuerdo unánime e inmediato: después de él la representación de la oralidad, los diálogos, el lenguaje literario pegó un salto cualitativo, se transformó incorporando una dinámica propia, en fin, nunca volvió a ser el mismo. Siete, entonces. Con Fogwill tampoco hubo demasiada discusión: pocos autores contemporáneos tan influyentes y con novelas tan indispensables como Los Pichiciegos, En otro orden de cosas o Vivir afuera (y con una obra breve prolífica, variada, cautivante y poderosa). Quedaban apenas dos lugares. Y con solo tres o cuatro textos, el noveno nombre elegido fue el de Osvaldo Lamborghini: hay un antes y un después de El Fiord, y también, aunque en menor medida, de relatos como El pibe Barulo, El niño proletario La causa justa.¿Cómo pretender horadar la lengua, hacerle trampas, exasperarla o quebrarla sin leer antes al hermano menor de los Lamborghini?
En ese momento se llegó a una encrucijada incómoda y molesta. Para empezar, era una lista eminentemente narrativa, y como si fuera poco, hasta misógina: ¿qué pasaba con las mujeres? ¿Y con los poetas? Si se tardó unos quince minutos en proponer nueve nombres, la siguiente media hora se discutió quién podía ser el décimo de esta lista arbitraria, pero al mismo tiempo justificada y defendida con el peso de las propias lecturas. ¿José Hernández podía quedar afuera? ¿Y Esteban Echeverría? ¿Leopoldo Lugones o Macedonio Fernández? ¿Ernesto Sabato (descartado) o Manuel Mujica Láinez (también)? ¿Y Bioy Casares? ¿David Viñas, Abelardo Castillo, Carlos Correas o Leónidas Lamborghini? ¿Es Witold Gombrowicz un escritor argentino? ¿Y qué pasa con Copi, o con Héctor Libertella, o con Néstor Perlongher? ¿Y con Rodolfo Walsh (o incluso, alguien propuso, con Roberto Fontanarrosa)? ¿Alejandra Pizarnik o Silvina Ocampo? ¿Y qué hacer con Ricardo Piglia y con César Aira (hasta ahí llegamos en la línea de tiempo)? ¿Cuántos de estos nombres seguirán siendo válidos de acá a una década, cincuenta años, un siglo?
De más está decir que el listado quedó incompleto: apenas se pudo llegar a un acuerdo sobre nueve autores
De más está decir que el listado quedó incompleto: apenas se pudo llegar a un acuerdo sobre nueve autores. No fue posible quitar uno solo de los nombres elegidos para ser reemplazado (tal vez Quiroga fuera el que peor se defendiera) por cualquiera de los que figuraban en la larga enumeración de excluidos. Más allá de acuerdos o desacuerdos (habrá muchos a los que esta lista les resulte sospechosa o extravagante: ¡claro, es apenas una lista!), puede ser interesante pensar qué dice de la manera en que un grupo de lectores y escritores valoran la literatura argentina actual. Qué dicen las presencias y las ausencias. Por ejemplo: ¿alguien advirtió que se estaba construyendo un listado únicamente compuesto por autores muertos? ¿Qué viene a traer la muerte y la clausura definitiva de una obra a la figura de un autor? Que cada quien haga su lista, y se enfrente a sus propios prejuicios.

29 may. 2013

Feria del Libro en Rosario ¿Dónde se realizará?

Los preparativos para la Feria del Libro en Rosario ya están en marcha. ¿Dónde se realizará?

Con grandes descuentos y promociones, tendrá lugar del 9 al 18 de agosto. Además, un repaso de cuáles son los libros más vendidos en la ciudad en lo que va del año.

Del 9 al 18 de agosto se realizará la Feria del Libro, edición Rosario, en el nuevo Espacio Cultural Universitario (ECU), donde funcionó durante muchos años la sede del Banco Nación, en San Martín 750.

La feria será promovida en conjunto entre Librería Ross y la Universidad Nacional de Rosario (UNR), las cuales tienen un contrato por cinco años. La entrada tendrá un costo simbólico de $ 5, ya que se descontará en la compra de cualquier libro, según confirmó a IMPULSO, Silvana Ross, una de las organizadoras. 

"La de Rosario no será como la de Buenos Aires con diversos stands, ya que la infraestructura no permite eso, pero habrá distintas mesas y mostradores con libros de grandes editoriales como Americana, Planeta, Alfaguara, Sudamericana, Editorial Fundación Ross, UNR Editorial, entre otras", contó.

"Cada editorial y escritor expondrán sus últimas novedades y libros de fondo. Se llevarán a cabo diversas actividades y presentaciones de diferentes libros. Será maravilloso, porque hoy el libro depende de los medios de comunicación y su difusión, más allá del boca a boca y los mails”, agregó.

Acerca de los precios, Ross explicó que “la entrada tendrá un costo de 5 pesos, la cual se descontará en la compra de cualquier libro, pero los niños de hasta 12 años, docentes y jubilados tendrán el pase gratis”.

Entre las diversas actividades y promociones, “aquellos que compren con la tarjeta de crédito de Nuevo Banco de Santa Fe - principal auspiciante- obtendrán el beneficio de pagar en tres cuotas sin interés y, además, se les reintegrará el 30% de cualquier compra”.

Finalmente, cuáles son los libros más vendidos en lo que va de 2013:

25 may. 2013

Cinco cosas que te pueden hacer perder la memoria


Por: Elena Sanz

No solo la edad y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer afectan negativamente a la memoria. Ciertas situaciones fisiológicas y algunos hábitos también nos lo ponen más difícil a la hora de almacenar y recuperar recuerdos. 

Estrés crónico. Según sacaba a la luz el año pasado la revista Neuron, las hormonas del estrés afectan negativamente la función de la corteza prefrontal, una región del cerebro que se ocupa entre otras cosas, de almacenar la memoria de trabajo (que almacena información por un breve lapso de tiempo) y de tomar decisiones. Y todo porque las señales en esta zona se transmiten a través del glutamato, cuyos niveles caen cuando nos estresamos reiteradamente.

Embarazo. Las embarazadas tienen una especial predisposición a ver mermada su memoria espacial, la que nos sirve para orientarnos y recordar dónde dejamos las cosas, según un estudio presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Endocrinología. Esta pérdida de memoria es más acusada en los dos últimos trimestres del embarazo, y se mantiene hasta tres meses después del nacimiento del hijo. Por suerte, es reversible.

Fumar. Un reciente estudio de la Universidad de Northumbria revelaba que los fumadores tienen peor memoria que los no fumadores. Concretamente, en pruebas de memoria en que se les pedía recordar una serie de tareas asociadas a distintos lugares, los no fumadores recordaban un 81%, mientras que los adictos al tabaco solo recordaban un 59%. Dejar de fumar revierte estos efectos negativos de los cigarrillos.

Exceso de grasa. Si nuestra dieta incluye demasiadas grasas saturadas y colesterol el cerebro se inflama, la función nerviosa se altera y la memoria de trabajo o memoria inmediata se reduce, tal y como se desprende de un estudio dado a conocer en la revista Journal of Alzheimer's Disease.

Hipertensión. A partir de los 45 años de edad, la presión arterial alta o hipertensión se asocia con una pérdida de memoria, según demostraba un estudio de la Universidad de Alabama publicado enNeurology. Los autores lo atribuyen a que la presión sanguínea alta debilita las pequeñas arterias del cerebro, lo que puede desencadenar daños neuronales.

Los 10 sitios más polémicos de la web




Internet es un mundo de posibilidades. Un internaúta puede encontrar de todo en la red, desde imágenes, música, sitios para interactuar con otras personas, libros, noticias y juegos, por mencionar algunos.
En un lugar donde existen tantas opciones, no es de extrañarse que también se pueda acceder a páginas web dirigidas a ciertos grupos que buscan información en particular. Este es el caso de sitios que promueven la pedofilia, la anorexia o que muestran fotos de crímenes o mutilaciones.
El sitio web Top-10-list.org enlistó las 10 páginas de internet que más controversia han causado por sus temáticas.
1. The Pirate Bay. Este sitio web es una opción para aquellos que buscan descargar películas y música, pero su controversia no radica sólo en eso, sino que hace unos años causó polémica porque se constató que ofrecía archivos de textos y datos que no eran legales.
Tanto ha dado de qué hablar, que esta página tendrá su propia película, realizada por el sueco Simon Klose; la cinta se llamará TPB AFK y contará la historia de los fundadores del sitio y su reacción tras haber sido encontrados culpables de violar las leyes de derecho de autor, lo que les valió una condena de un año en prisión y multas por más de 4 millones de dólares.
2. Ogrish. Este sitio era considerado un shock site o “sitio impactante”, donde el internaúta podía acceder a imágenes y videos con contenido  basado en guerras, ejecuciones y crímenes. La página fue bloqueada en algunos países como España, Alemania, Países Bajos, Francia, Polonia, Italia y Suiza. En 2006 cambió su diseño por un trazado más limpio y menos violento. Actualmente el sitio redirige a Liveleak.com.
3. Rotten. Este es otro shock site fundado en 1996 y que recoge fotografías morbosas y crueles. Esto incluye imágenes de deformidades, muertes sangrientas y autopsias . A partir de 2009 sus actualizaciones se volvieron menos frecuentes.
4. Videos de peleas. En la red se pueden acceder a ciertos sitios que tienen el único propósitos de mostrar los conflictos entre pandillas y similares para el placer del público. La parte más preocupantes es que lo niños terminan jugando “luchitas” para grabar un video y luego publicarlo en el sitio. Explosive Fight videos es una de las páginas.
5. Pro pedofilia. Sitios web como “Nambla” fomentan las relaciones físicas entre adultos y menores de edad. En los últimos años estas páginas se ganado popularidad, incluso, personalidades como el poeta beat Allen Ginsberg, dejó en claro su apoyo a este movimiento.
El 21 de junio de 2000, la serie de dibujos animados, South Park, transmitió un capítulo donde se hacia una parodia y crítica a Nambla.
6. Murderauction. Este tipo de sitios web ofrecen una gran variedad de objetos que van desde mechones de cabello, uñas, fluidos corporales de conocidos asesinos, hasta juegos de mesa, calendarios y dibujos, entre otros artículos relacionados con criminales y sus crímenes. Este actividad de colección y negocio lucrativo se le conoce como Murderabilia. Hay ciertas leyes en Estados Unidos que prohíben este tipo de prácticas, pero no se han tomando cartas en el asunto.
7. La glorificación de los asesinos en serie. Algunos sitios web están dedicados a rendirle un homenaje a los criminales. Los creadores de estas páginas y quienes los visitan son amantes de actos atroces y sienten la necesidad de hablar constantemente sobre estos temas.
8. Fotos de escenas del crimen. En la red se puede acceder a ciertos sitios que recogen imágenes de las escenas de ciertos crímenes y las publican. Estas páginas han causado polémica, pues demuestra la insensibilidad antes los familiares de las víctimas.
9. Suicidio. Hay algunos sitios web que les enseña a las personas con tendencias suicidas a escribir notas antes de decidir terminar con su vida o a dejar un cadáver “bien parecido”. Hay otros que promueven el suicidio y animan a las personas deprimidas a matarse.
10. Pro-anorexia. Este trastorno de la alimentación toma la vida de miles de jóvenes anualmente. Algunos sitios web fomentan estilos de vida que giran en torno a la enfermedad y proporcionar “ayuda”, trucos y consejos. Las fotografías de modelos delgadas tienen el propósito de actuar como aliciente a la delgadez de las niñas y los niños con sobrepeso.

http://www.theclinic.cl/2012/12/07/los-10-sitios-mas-polemicos-de-la-web/

Los libros más polémicos de la historia



Ya sea por el contexto cultural, ideología, época en la que fueron publicados, hay libros que terminaron por generar polémica. Algunos  han sido inspiración para llevar a cabo los sucesos más desgarradores de la historia;  otros, causaron  la muerte  por los consejos en ellos escritos, señala el sitio topdiex.com

Los sitios microcaos.net y dirjounal.com recopilaron una lista con los diez libros mas polémicos de la historia. Destacan autores como Benjamín Spock, Margaret Sanger y Maquiavelo.

1. "La caja negra de Darwin", de Michael J. Behe, causó polémica porque en él se promueve ataques fundamentalistas contra ciencia. Sostiene que la presencia de muchos sistemas bioquímicos indican que son resultado de un diseño inteligente y no de un proceso evolutivo. Al argumentar en contra de los aspectos de las teorías de Darwin.

2. "Manifiesto del partido comunista", un libro escrito por Karl Marx y Federico Engels que en su momento fue controversial por considerarlo el texto más malicioso jamás escrito para el sector rico de la población. Algunos de los principios que se encuentran en el manifiesto son la abolición de la propiedad privada de la tierra, la confiscación de la propiedad de los emigrantes, los fuertes impuestos y la abolición de la herencia.

3. "Los protocolos de los sabios de Sión", escrito por M.E Jovin. Se trata de un libro de propaganda destinada a incitar el odio racial. Es un folleto que pretende describir un complot de los judíos y de la masonería para gobernar el mundo. A pesar de que el folleto es un engaño, se extendió por todo el mundo y a la fecha la mayoría de los europeos creen que es verdadero. Muchas personas aún consideran que es real. Fue decisivo en la lucha contra Hitler, los esfuerzos de los judíos en Alemania; además de ser empleado después de la Revolución Rusa para perpetrar el odio y la violencia contra los judíos.

4. "El libro del bebé y el cuidado de los niños", escrito por Benjamín Spock. Esta obra causó discusión por el hecho de que uno los consejos expresados en él: recostar al niño boca abajo. Spock creía que si los niños eran apoyados sobre su espalda se podían ahogar en su propio vómito. Los científicos finalmente encontraron que el asesoramiento de Spock, en realidad, conducía a más muertes por asfixia.

5. "Democracia y educación", libro escrito por Jonh Deway. Este libro podría ser considerado como el anti-manifiesto de la educación clásica, dando paso a la fundación de la corriente filosófica del pragmatismo  una escuela de pensamiento que propone que "la verdad" se hace y se puede cambiar.

6.  "Eje de la civilización" escrito por Margaret Sanger.  Este libro predica la eugenesia (control de la raza humana por la crianza selectiva) y la pureza racial (3 años antes de que Hitler hiciera lo mismo en el Mein Kampf). La base de su apoyo a la anticoncepción se debió enteramente a su creencia de que los seres humanos inferiores deben ser sacrificados para permitir que una raza superior aparezca con el tiempo                                               

7.  Mein Kampf libro escrito por Adolf Hitler. Según sus críticos, en él describió su plan racista para una nueva Alemania, el cual incluía el asesinato en masa de los judíos, y una guerra contra Francia y Rusia que marcaría el espacio vital para los alemanes. Aunque reconocen que estos planes no se alcanzan a leer de manera explícita.
En el momento de su publicación el libro fue ampliamente ignorado, pero cuando Hitler subió al poder eso cambió. Se cree que hubo más de 10 millones de ejemplares en circulación, en 1945. El texto está ampliamente influenciado por The Crowd: un estudio de la mente escrito por Gustave Le Bon (1895), quien sugiere la propaganda como un medio para controlar el comportamiento irracional de las masas.

8. "El príncipe" libro escrito por Maquiavelo sus letras fueron inspiración para varias tiranías. Es un tratado destinado a los gobernantes que habían sobrepasado todos los escrúpulos. Maquiavelo esperaba iniciar una revolución en el corazón de sus lectores, y lo logró. Algunas de las personas inspiradas por este libro son Stalin, Hitler, Mussolini y Napoleón I de Francia.

9. "Adolescencia, sexo y cultura en Samoa" escrito por  Margaret Mead. Este libro resultó ser una expresión de sus propias dudas sexuales. Mead era una antropóloga cultural estadounidense que viajó a Samoa para responder a las preguntas sobre la sexualidad que se planteaban en Estados Unidos en la década de 1920 (en particular con referencia a las mujeres). Desafortunadamente para Mead, los jóvenes que entrevistó en Samoa narraron cuentos salvajes de promiscuidad sexual y Mead recabó todos como un hecho real.
Una de las chicas más tarde dijo: "Ella lo debe haber tomado en serio, pero era sólo una broma. Como ustedes saben, las niñas de Samoa son mentirosas cuando se trata de una broma".

10.  Malleus Maleficarum escrito por dos monjes inquisidores, Heinrich Kramer y Jacob Sprenger. Este texto fue un manual para la cacería de brujas en la edad media. Los autores aseguraban en la obra les habían otorgados poderes especiales para procesar brujas, en Alemania.

22 may. 2013

Son bravas las bibliotecarias!!!! ja, ja ,jaaaaa


Un matrimonio se separo por el Kirchnerismo ocurrió en Tandil.
 Las diferencias políticas provocaron que la vida cotidiana fuera imposible de sobrellevar. "Elegí, o Magnetto o yo", dijo la mujer. "Ella quería ver 678 y yo A Dos Voces", dijo él. Llevaban 35 años juntos. Insólito.


Una pareja que tenía treinta y cinco años de matrimonio en la ciudad de Tandil formalizó en las últimas horas su intención de dar por concluido el vínculo por diferencias políticas, como consecuencia de que uno se adhirió con fervor al kirchnerismo y el otro no.
"Nos separó el kirchnerismo, aunque a usted le parezca mentira", sentenció Raúl, un docente, vecino del barrio de la Estación, al diario de Tandil. Teresa, su expareja, es una bibliotecaria que abrazó al kirchnerismo, lo que comenzó a generar fuertes cruces.
"Si bien es cierto que nunca conciliamos del todo, matizábamos las diferencias con humor. Desde 2003 que veníamos complicados, pero ¿qué nos íbamos a imaginar entonces cómo iba a terminar nuestra historia?", dijo el hombre, al que el diario decidió preservarle la identidad completa.

El docente explicó: "Ninguna de las cosas que son graves para un matrimonio. Ni cuernos ni muerte sexual, por decirlo así". En su relato, el hombre contó: "Fue un proceso lento. Teresa se fue fanatizando con Cristina (Kirchner)", al mismo tiempo que él se iba fastidiando.
"Lo peor es que al final ya discutíamos por cualquier cosa, pero lo más triste es que el mejor momento de la familia se arruinaba sin remedio. A la noche cuando nos sentábamos a cenar ella quería ver 678 y yo a A dos voces", recordó. En ese sentido, el docente contó: "Primero compartimos el control remoto, en las tandas mirábamos un rato cada uno. Hasta que inevitablemente terminábamos a los insultos".
"Al final yo terminaba comiendo en la pieza, sentado en la cama mirando el otro televisor. ¿Qué pareja puede aguantar así?", dijo. Las diferencias políticas continuó en aumento y la vida conyugal cada vez resultó más difícil de sostener, según el testimonio del hombre.
"Lo peor de todo es que yo toda la vida leí Clarín y de un día para otro a la señora se le antojó que ese diario nunca más iba a entrar en nuestra casa", contó. Además, el docente indicó que "el colmo" fue cuando ella le dijo: ‘Elegí, o Magnetto o yo’.
Una situación insólita que ya no podían manejar y que el hombre calificó como de "una locura total". "Es probable que yo con Cristina (Kirchner) tenga una cuestión de piel. Me parece arrogante y soberbia, no soporto escucharla. Pero el asunto llegó a un punto sin retorno cuando en el día sagrado de cualquier familia bien constituida, el domingo, apareció por la tele el gordo Lanata. Eso fue el acabóse, sobre todo para Teresa", señaló.
Finalmente, el hombre se dio cuenta de que "así la cosa no daba para más". "Teresa hizo el mate, nos sentamos a charlar y llegamos a la conclusión de que lo mejor era tomarnos un tiempo, por lo menos hasta ver qué nos pasaba una vez que dejáramos de pelear por política", contó Raúl.
Ese tiempo que se tomaron resultó vital para que de den cuenta que había llegado el final de la pareja: "A los dos nos sobrevino algo muy parecido a la paz". Ahora, él se mudó a un departamento y ella se quedó en la casa, ambos lejos de aquellas discusiones políticas y también del matrimonio como lo habían soñado.

¿Es peor leer que ordenar la habitación?



   Leer es la tercera actividad menos valorada por los jóvenes, sólo por encima de dormir o asear la habitación!
Reconfortaros! Los datos nos dicen que no... Pero la diferencia es poca. La lectura no es una de las prioridades entre parte de los jóvenes nuestra sociedad, cuyo tiempo de ocio se destina preferentemente a otras actividades. Aun así, la lectura por placer es primordial para el aprendizaje. ¿Qué podemos hacer para motivarla?
Isabel Solé, catedrática de psicología evolutiva y de la educación en la Universidad de Barcelona, ​​afirma que la enseñanza de la lectura puede ser vista como un taburete de tres patas, que son: "enseñar y aprender a amar la lectura, a disfrutar de ella; enseñar y aprender a leer, y enseñar y aprender a leer para aprender". A menudo las patas se resumen en: el gusto por la lectura, el saber leer y leer para aprender. Lo que nos quiere mostrar la imagen del taburete es precisamente que las tres dimensiones son imprescindibles: hay que saber leer, es evidente, hay que dominar las estrategias que ponemos en práctica cuando leemos para aprender, pero no podemos olvidar que hay que facilitar el disfrute de la lectura.
La OCDE publicó un informe que lleva por título ¿Leen actualmente los estudiantes por placer?, en el que ilustra con datos la relación entre la lectura por placer y el rendimiento escolar y el aprendizaje a lo largo de la vida. Según este estudio, los alumnos con mejor situación económica, social y cultural leen más por gusto. Y las chicas también leen más que los chicos. El análisis de los resultados en la evaluación de PISA en diferentes países nos indica que los alumnos que leen diariamente por placer obtienen un resultado escolar mejor. En promedio, la diferencia en los resultados corresponde a un año y medio de escolarización. Es decir, en materia de resultados escolares, los jóvenes que leen cada día van un año y medio por delante de los que no leen.
Las diferencias en competencia lectora son la expresión de desigualdades sociales y a la vez las perpetran, como muestra el informe de la OCDE sobre PISA 2006, Extending Opportunities - How active social policy can benefit us allLa falta de comprensión lectora puede dificultar el aprendizaje y esto no sólo tiene efectos en el ámbito escolar y académico, sino que puede ser un obstáculo a la inserción laboral y durante la trayectoria laboral.
A pesar de los beneficios de la lectura en el aprendizaje, algunos informes muestran que, en el caso de los jóvenes, el hábito lector se encuentra en retroceso. La OCDE muestra que, entre 2000 y 2009, en prácticamente todos los países, los jóvenes cada vez leen menos.
En el ámbito catalán, el Consell Català del Llibre Infantil i Juvenil elabora una encuesta a jóvenes de 12 a 16 años, familias y profesorado para evaluar la evolución de los hábitos de lectura de los niños y jóvenes. Este estudio también refleja el descenso de la lectura en el tiempo libre entre 2004 y 2008. Cuando se pregunta por las actividades que más gusta hacer a los niños y jóvenes, las actividades más valoradas son salir con los amigos, escuchar música y chatear, jugar o navegar por internet. Leer es la tercera menos valorada, sólo por encima de dormir o asear la habitación!
El 83% de los niños de 12 años leen cada día o alguna vez por semana, frente al 44% de los de 16 años. Así pues, la lectura es muy presente durante la primaria y tiende a desaparecer durante la secundaria. Este es un reto presente en muchos institutos y que hay que abordar. El 46% de los niños de 12 años afirman que leen para aprender, mientras que sólo el 23% de los de 16 años lo hacen. Evidentemente, los motivos de la lectura y su hábito están estrechamente relacionados.
Un buen hábito lector está relacionado con una mejor competencia lectora y un mejor aprendizaje, en la etapa escolar y a lo largo de la vida. Pero tenemos ante nosotros el reto de vivir en una sociedad cada vez menos lectora. Hemos conseguido que en la infancia se lea, gracias al esfuerzo que se ha hecho en escuelas y bibliotecas, entre otros. Hay que recuperar, en los jóvenes y en los adultos, el placer de la lectura. El reto es evidente para aquellos que trabajan o conviven con jóvenes. Trabajar a partir de la motivación, tener presente lectura en pantalla, recordar que los adultos somos modelos, pueden ser algunas de las claves. Tener un buen hábito lector marcará una diferencia en el aprendizaje.



http://www.eldiario.es/catalunya/diarieducacio/peor-leer-ordenar-habitacion_6_132696767.html

20 may. 2013

El futuro del patrimonio cultural


Por: Jomar Díaz Delbert

Mucha de la documentación histórica que actualmente se considera patrimonio cultural surgió con otros propósitos muy diferentes a rol patrimonial que cumplen actualmente, por ejemplo, archivar la información oficial de los gobiernos en determinadas regiones de la antigüedad, servir de registros poblacionales, ensalzar la figura de un político o líder religioso. Estos son solo unos reducidos ejemplos de los objetivos iniciales de las diferentes tipologías de documentos y, que sin embargo, al paso del tiempo y el lógico cambio de mentalidades se reconceptualizan. Lo que ayer pudo ser un documento pagano, perseguido, ocultado hoy puede formar parte del patrimonio y orgullo cultural de una nación. Esto demuestra que las creaciones humanas son entendidas y valoradas de formas muy diversas y diferentes de como lo fue en sus inicios lo que permite una recreación y reflexión del pasado y presente, respectivamente.
La era digital ha permitido, junto con la creación de muchos tipos y cantidades de contenidos que componen el acervo cultural digital presente, el desafío de preservar ese acervo cultural y que solo las futuras generaciones determinarán si lo consideran su patrimonio cultural con sus diferentes taxonomías o no. La UNESCO en el año 2003 redactó la “Carta para la Preservación del Patrimonio Digital” donde se proponen las bases de lo que se percibe como el patrimonio digital y la validez de su preservación.
Si en el pasado la información tenía una relación inherente con el soporte, por lo que conservar éste implicaba también hacerlo con la información, con la era digital esta relación se diluye y surge el reto de preservar una información que puede estar en varios soportes al mismo tiempo y a su vez no estar ligada a ninguno. Entonces, ¿cómo preservar en los entornos digitales una información que puede ser parte del patrimonio cultural y que se heredará al futuro? ¿Cómo mantener esos objetos digitales auténticos, fiables, íntegros y accesibles? ¿Puede un repositorio digital desarrollarse para preservar información con carácter patrimonial a futuro?
Los objetos digitales y sus atributos: Autenticidad, Fiabilidad, Integridad y Accesibilidad del patrimonio digital
Con el advenimiento y rápido desarrollo de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, la producción de información ha crecido exponencialmente, lo cual implica que las instituciones de información además de recoger, almacenar y difundir la información digital, se pretende que la misma esté disponible, sea recuperable y perdure a lo largo del tiempo sin que se vea afectada por los inevitables cambios tecnológicos producidos a velocidad vertiginosa.
En términos generales los documentos digitales son considerados como objetos o sea unidades significativas de información que haya sido registrada en un soporte que permita su almacenamiento y posterior recuperación, es necesario precisar que los objetos digitales (OD) son según Thibodeau (2002) son unidades de información que puedan ser representadas a través de una secuencia de dígitos binarios.
Se concuerda con Ferreira (2009) en que esta definición es lo suficientemente abarcadora como para aceptar la información nacida digitalmente así como la información digital obtenida a partir de soportes analógicos (objetos digitalizados).
Para Rocha (2009) los objetos digitales son cadenas de bits registrados a partir de una información de representación que es visible y comprensible a través de una combinación de hardware, software, soporte y personal.
Según López (2007) los objetos digitales tienen una naturaleza compleja y dinámica, son objetos ″vivos″ que tienen diferentes ubicaciones en la red, se agregan y mantienen relaciones entre sí, y cuyas necesidades de almacenamiento, gestión, acceso, difusión y reutilización, en un entorno de trabajo en colaboración, requieren un sistema escalable y flexible, capaz de tratar y representar esa complejidad y adaptarse a los más que previsibles cambios tecnológico. Se clasifican según la siguiente tipología:
  • OD heterogéneo: puede representar muchos tipos de unidades de información al unísono (objetos textuales, imágenes, libros electrónicos, objetos multimedia, datasets, metadatos, etc.).
  • OD complejo: soporta la agregación en un único OD más de un componente con cualquiera de los tipos especificados anteriormente. Esos componentes pueden estar incluidos en el objeto o bien estar referenciados mediante Uniform Resource Locator (URL).
  • OD dinámico: disponen de métodos asociados (otro tipo de OD) capaces de actuar sobre él. Por ejemplo, ofrecer la vista ampliada de una imagen o la tabla de contenidos del documento libro obtenido mediante su generación en tiempo de ejecución. Estos OD suelen llamarse también jerárquicos.
El soporte es el objeto físico susceptible sobre el cual se pueden grabar y recuperar los datos. Pueden ser magnéticos, electrónicos u ópticos:
  • Discos duros y Disquetes como magnéticos,
  • Memorias flash como electrónicos y
  • CD, DVD como ópticos.
En los soportes magnéticos varía su capacidad de almacenamiento, son más estables y el contenido puede ser fácilmente modificable. Los soportes ópticos tienen una capacidad de almacenamiento fija y el contenido no es modificable salvo en algunos casos como los CD/DVD rescribible aunque son más endeble e inseguro que los solamente escribible.
Los formatos de archivo son el conjunto de reglas o especificaciones mediante las cuales se pueden organizar datos de diversa naturaleza, para poder acceder posteriormente a estos a través de los intérpretes (programas) adecuados, o sea un formato es la estructura usada para grabar datos en un fichero. Existen muchos formatos de objetos digitales según Lara P, G, Castro T, A, López G y otros (2008), por ejemplo: para almacenar texto sin formato (TXT), imagen vectorial, mapa de bits y texto (PDF), imágenes (JPG, PNG, etc.) y audio y/o video (MP4, WMV, etc.) entre otros.

Hace 80 años el nazismo perpetraba su mayor quema de libros


Pero no sólo se quemaron libros en la antigua Opernplatz (la plaza de la ópera) de Berlín: en más de 20 ciudades de Alemania los nazis se lanzaron a la caza de la cultura, de muchos de los escritores más conocidos de esos años y de sus obras.


La censura a la lectura a través de la quema de libros es una práctica propia de regímenes totalitarios

EL UNIVERSAL
Berlín.- Un espacio blanco y vacío, un hueco en el suelo en medio de la céntrica plaza Bebel de Berlín. A través de un vidrio, quienes se asomen verán los estantes de una biblioteca, en la que sin embargo no hay libros. Con esta angustiante instalación, el israelí Micha Ullman recuerda la quema de la cultura perpetrada hace 80 años por los nazis.

Pero no sólo se quemaron libros en la antigua Opernplatz (la plaza de la ópera) de Berlín: en más de 20 ciudades de Alemania los nazis se lanzaron a la caza de la cultura, de muchos de los escritores más conocidos de esos años y de sus obras.

Los modos de la persecución recuerdan el Medioevo. Apenas habían transcurrido tres meses desde que Adolf Hitler tomara el poder, y ya podían verse las hogueras: la "Revolución nacionalsocialista no iba a detenerse ante los escritorios en los que se escribe y crea poesía", según las palabras con que el autor nazi Hanns Johst hablaría de los sucesos poco después.

La quema de libros fue el punto más álgido al que llegó la planeada "Acción contra el espíritu antialemán", pero ese 10 de mayo no fue la primera vez que ocurrió en la historia alemana: en 1817, estudiantes nacionalistas alemanes habían conmemorado la Batalla de las Naciones contra las tropas de Napoleón echando al fuego el "Código napoleónico" y obras de autores judíos.

"Fue sólo un preludio: donde se queman libros, se acabará por quemar personas", escribió al respecto el poeta Heinrich Heine (1797-1856). La historia le dio la razón: la quema de libros por parte de los nacionalsocialistas fue sólo un preludio del asesinato de los judíos de Europa.

Mucho antes de la persecución abierta, los nazis habían comenzado ya a hostigar a los autores y obras que les resultaban desagradables. Lo hicieron con la novela antibélica "Sin novedad en el Frente" y con su autor, Erich Maria Remarque, a quien sepultaron mediante una campaña de desprestigio sin precedentes.

En Hamburgo, los estudiantes quemaron en 1929 públicamente el Tratado de Versalles y la Constitución de Weimar. En 1931 se llevó adelante un proceso contra Carl von Ossietzky, editor de la revista política "Die Weltbühne". Más tarde, el periodista y pacifista sería encarcelado en un campo de concentración en condiciones a las que no sobrevivió.

Con la quema de libros, el régimen nazi quería ganar las universidades para su ideología de "sangre y suelo", a la que también estudiantes y profesores debían dar muestras de lealtad. A partir del mes de abril de 1933, el estudiantado alemán hizo un llamamiento a las universidades a movilizarse contra la "espíritu de descomposición judío".

Los estudiantes, como "fuerza de asalto espiritual" y las bibliotecas públicas de la ciudad debieron participar en la "limpieza": en todas las universidades se habían formado "comités de lucha". Todo el mundo debía revisar la propia biblioteca en busca de la literatura de la descomposición.

El llamamiento encontró oídos dispuestos. Los jóvenes que hacia 1930 habían alcanzado la edad adulta se habían habituado a ver el mundo en términos de enemigos y aliados. "El antisemitismo se transformó en uno de los bienes comunes de los alemanes", escribió el historiador Götz Aly en su libro "¿Por qué los alemanes? ¿por qué los judíos?".

El comercio de libros apoyó activamente a los nazis cuando hicieron su selección: en el boletín de los libreros alemanes se publicó la lista de autores prohibidos. Libros de Heinrich Mann, Erich Kästner, Arthur Schnitzler, Lion Feuchtwanger, Kurt Tucholsky o Sigmund Freud se catalogaban de "inmorales" y "decadentes".

La presión sobre las bibliotecas era enorme, y su creciente intensidad el resultado de un cuidadoso plan. El 6 mayo los nazis organizaron saqueos de bibliotecas y librerías, y secuestraron miles de libros. Solamente en Berlín se hicieron con más de diez mil obras en el ataque al instituto del sexólogo Magnus Hirschfeld.

Desde la antigua Königsberg (Kaliningrado) a Karlsruhe, las acciones se llevaron a cabo según un mismo patrón: el 10 de Mayo los estudiantes se reunieron en el centro de la ciudad a la luz de antorchas. La destrucción estaba dirigida a los fundamentos intelectuales de la República de Weimar, odiada por los nazis. La nación debe demostrar que se "ha limpiado internamente y externamente", dijo el jefe de propaganda nazi, Joseph Goebbels.

Como preparación se escribieron y distribuyeron 12 consignas que se recitaron durante la quema, referidas al tipo de libros que se incineraban. "Contra de la lucha de clases y el materialismo, por la comunidad nacional y de vida idealista" fueron, por ejemplo, las palabras con que los escritos de los teóricos del comunismo Karl Marx y Karl Kautsky se echaron a las llamas.

En Berlín, los estudiantes se trasladaron con antorchas hasta la Universidad, en la Oranienburger Strasse. Ahí los esperaban camiones cargados con cerca de 25.000 libros. Desde ahí la caravana se trasladó a la Plaza de la Opera.

La atmósfera era de carnaval: una orquesta tocaba música, miles de espectadores se alineaban en la ruta para ver el fantasmal ritual. Entre las aproximadamente 70.000 personas había profesores vestidos con sus togas, miembros de organizaciones estudiantiles, asociaciones de las SA, las SS y las Juventudes Hitlerianas.

Como llovía, los nazis tuvieron que usar gasolina para prender el fuego. Cuando a la mañana siguiente entró en acción el servicio de limpieza, de los 20.000 libros sólo quedaban cenizas. Un año más tarde, más de 3.000 títulos habían pasado a integrar las "listas negras".

"Es una sensación de lo más extraña ser un escritor prohibido y no volver a ver los libros que uno escribió en las estanterías y las librerías", escribió Erich Kästner tiempo después. "En ninguna ciudad del país. Ni siquiera en la propia ciudad donde uno nació. Ni siquiera para Navidad, cuando los alemanes recorren las calles nevadas en busca de regalos".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...