13 feb. 2014

Marketing bibliotecario

Por: Araceli García Martín


Muchas veces seguro que nos hemos sorprendido ante algunas importantes campañas publicitarias que unían, a un elegante diseño, una buena dosis de sentido del humor. Esas son las que nos gustan, porque además, nos alegran un poco la vida. Pues bien, hoy nuestro barco de papel se introduce de lleno en el proceloso mar del marketing bibliotecario para traer ante nosotros un diseño casero, pero que no tiene nada que envidiar al de los más prestigiosos profesionales. Se trata, nada más y nada menos, que de una humilde carpetilla de cartulina, de esas  en que los estudiantes suelen meter unos cuantos folios, y que va envejeciendo en manos de su dueño a lo largo del curso académico. Esta carpeta nos presenta una guía de primeros auxilios que el estudiante tiene a su disposición en la Biblioteca y que promociona los más importantes servicios de una biblioteca universitaria. Lo han realizado nuestros colegas de laBiblioteca y Archivo de la Universidad Autónoma de Madrid, y es un verdadero homenaje a los estudios de Medicina, Farmacia y Ciencias de la Salud en general.
Desde nuestra Biblioteca hemos revisado a fondo  lo que contiene su  Botiquín (o Bibliotiquín) y aprovechamos para recomendar esos mismos “remedios” a nuestros usuarios. Os lo vamos a mostrar:
-Informacion bibliográfica: en dosis perfectamente adaptadas a las diferentes necesidades y siguiendo recomendaciones de expertos. Los ejemplos más destacados, son: Boletín AsdàVitrinas virtualesExposiciones digitales (elaboradas a partir de las exposiciones físicas), Bibliografías, Entradas en el blog sobre novedadesReseñas de libros y películas… Y lo dejamos aquí.
-Información y referencia: tras escuchar  atentamente al usuario, el bibliotecario le administrará la solución más idónea para resolver sus problemas de índole “hispánica”, “islámica” o de “cooperación para el desarrollo”.
-Formación de usuarios: el bibliotecario  aplicará terapias adaptadas a los distintos niveles de requerimientos, y además, podrá aplicarlo de modo individual, o en grupo. Lo último es nuestra formación de la base de datos “Index Islamicus”, todavía en proceso de vacunación… ¡ perdón ! … de inscripción, mientras escribíamos esta entrada…
-Consulta en sala: el usuario dispone de un remanso de paz  (nuestras salas de lectura) donde podrá fortalecer su intelecto y cargarse de energía con libros e informaciones de bases de datos, en un entorno claro, luminoso y lleno de obras de arte originales. Lo encontrará abierto de 9 a 19:45 en horario habitual, o de 9 a 15 en horario de verano y fechas de horario reducido.
-Préstamo: además de poder administrarse sus prescripciones en sala de lectura, el usuario podrá administrárselas en su casa (préstamo domiciliario), o por préstamo interbibliotecario. Las obras anteriores a 1958 y las revistas sólo se administran en sala de lectura, bajo estricto control bibliotecario.
-Acceso electrónico: el usuario podrá acceder, dentro de  la extensa red de centros y recursos de información a su disposición, a nuestro catálogo Cisne (Catálogo colectivo Universidad Complutense/AECID), a nuestra página Web y a nuestro Blog La Reina de los Mares.
Pero todavía tenemos muchas otras cosas más que podrás ir descubriendo si nos visitas.
¿Te lo vas a perder?
Fuente:http://biblioaecidmadrid.wordpress.com/2013/06/10/marketing-bibliotecario/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...