13 oct. 2014

Cómo ayudar a los estudiantes a buscar información en Internet


Por: Carina Cabo


En el proceso de enseñanza y aprendizaje lo importante no es la tecnología, sino lo que hagamos con ella, lo que enseñemos sobre sus usos, posibilidades y sobre sus límites
Trabajar con textos digitales en el aula es una práctica de avanzada a la que hay que atender.
Trabajar con textos digitales en el aula es una práctica de avanzada a la que hay que atender. ()Ampliar Imágenes

Algunos suponen que los grandes problemas que tenemos se solucionan poniendo computadoras en todas las escuelas y comprando un buen software educativo. Sin embargo, es necesario aclarar que en el proceso de enseñanza y aprendizaje lo importante no es la tecnología, sino lo que hagamos con ella, lo que enseñemos sobre sus usos, posibilidades y sobre sus límites.

Trabajar con los textos digitales en el aula es una práctica de avanzada, pero es necesario no caer en ciertos errores. El problema de este tipo de textos es netamente pedagógico-didáctico. Las dificultades de empleo escolar no provienen de la lógica informática sino de la estructuración de los contenidos, sus formas de presentación y las modalidades didácticas que tienen incorporados.

Las enciclopedias virtuales, al igual que algunos textos escolares, muestran la dominancia de la trama descriptiva y los relatos situados y cronológicamente precisos en sus explicaciones. Esto llevaría a la tendencia a una “inflación documental”, que es susceptible de tentar a los alumnos a prácticas conocidas de seleccionar, copiar bloques, unir e imprimir. Por tanto, es necesaria la experimentación cuidadosa para evaluar las competencias de estos soportes en la tarea de guiar el trabajo autónomo de los alumnos en tareas más complejas que las de informarse.

Cómo ayudar a los estudiantes a buscar información en Internet

Es necesario seguir ciertos ítems para garantizar una buena búsqueda

  • Autoridad: La selección de recursos educativos debe centrarse en materiales provenientes de fuentes confiables y prestigiosas. La autoridad está dada por la persona, conjunto de personas u organismo responsable del sitio. Es conveniente consultar al profesor los sitios más recomendables con la disciplina que están estudiando.
  • Actualización: Esta dimensión orienta en la selección de información actualizada y válida en función de las modificaciones periódicas que reciba el sitio.
  • Navegabilidad: La navegación se ve facilitada o dificultada en función de la estructura del sitio, su diseño y los recursos que ofrece. Este criterio nos orienta en la búsqueda de recursos que resulten “amigables” para el usuario. El profesor podrá recomendar.
  • Organización: La organización dada a los contenidos resulta fundamental para el usuario, por eso debemos tender a la selección de sitios que presenten una organización clara y recursos que faciliten la consulta, como títulos, índices, etcétera.
  • Selección de contenidos: En este punto debemos considerar el tratamiento dado a los contenidos, el modo en que se enfocan los temas, su relevancia y su pertinencia para el proceso de enseñanza-aprendizaje. En esta dimensión resulta también relevante el cuidado puesto en la elaboración de los textos y la ausencia de errores gramaticales y sintácticos.
  • Legibilidad: Un recurso resulta legible cuando presenta una buena utilización de elementos gráficos tales como combinación de colores, ilustraciones, estilos y tamaño de letras, etcétera.
  • Adecuación al destinatario: dado que son materiales para contextos y lectores específicos, debemos considerar muy especialmente si los recursos que analizamos resultan adecuados para estos lectores, en esta institución.
Fuente:http://www.rosario3.com/educacion/noticias.aspx?idNot=153193&C%C3%B3mo-ayudar-a-los-estudiantes-a-buscar-informaci%C3%B3n-en-Internet

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...