23 dic. 2014

Los libros del año en la Argentina, para regalar o leer en el verano

Paulo Coelho, Milan Kundera, Martín Caparrós, Jorga Lanata, Isabel Allende, fueron algunos de los nombres destacados en el mercado editorial de 2014. Narrativa y no ficción siguen siendo material de interés para los lectores argentinos.





10 K, de Jorge Lanata


Consolidado en radio y TV como el periodista de mayor influencia del país, Lanata volcó en 10 K los escándalos de corrupción que empañan la década kirchnerista.


Ser feliz era esto


Ser feliz era esto, de Eduardo Sacheri

La nueva novela del autor de La pregunta de sus ojos llegó a la cima de los más vendidos con esta historia sobre seres solitarios, muy introspectiva: un padre y una hija que se reencuentran.


En cambio


En cambio, de Estanislao Buchrach

Con Ágilmente, su autor trepó sorpresivamente en las listas de más vendidos, con lo cual se esperaba un nuevo título. En cambio sigue sus pasos, popularizando a este doctor en Biología Molecular.


Historias inconscientes


Historias inconscientes, de Gabriel Rolon

Uno de los autores de más éxito de varios años a esta parte, Rolón vuelve a unir su labor como psicoanalista con la escritura, en una serie de relatos, tomando varios casos límite, como las adicciones y las discapacidades.



El Hambre


El Hambre, de Martin Caparros

Uno de los mayores cronistas argentinos se metió con el que fue y sigue siendo uno de los grandes flagelos del mundo: el hambre. Caparrós visitó países tan disímiles como España y Sudán para mostrar su carácter universal.



Adulterio


Adulterio, de Paulo Coelho

El autor brasileño abordó el tema de la infidelidad en su nueva novela. Best-seller a nivel mundial hace años, el autor de El alquimista trepó en las listas de los más vendidos con esta novela ambientada en Suiza.



Cristina Fernández, la verdadera historia

Cristina Fernández, de Laura Di Marco

Luego del éxito de su libro sobre la Cámpora, Di Marco ahondó en la vida de la presidenta desde su infancia en La Plata. El libro despertó polémicas por plantear dudas sobe la paternidad de la mandataria.



Tinieblas para mirar

Tinieblas para mirar, de Tomas Eloy Martínez

Los lectores pudieron reencontrarse con el autor de Santa Evita a través de este libro póstumo, que recopila escritos inéditos. En algunos casos, se trata de textos con más de medio siglo; relatos que abordan las obsesiones del autor, como el peronismo y la muerte.



Las locuras del Rey Jorge

Las locuras del rey Jorge, de Eduardo Blaustein

Antiguo compañero de ruta de Jorge Lanata en varios emprendimientos periodísticos, Blaustein realizó un descarnado viaje por la trayectoria del creador de Pagina 12 en los años de democracia.



Las tres bodas de Manolita

Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes

La publicación de la tercera novela de una saga de seis sobre la pos-guerra civil española consolidó la alianza de la escritora madrileña y sus lectores argentinos, tras Inés y la alegríaEl lector de Julio Verne.



Historia clínica 2

Historia clínica 2, de Daniel Lopez Rosetti

Tras el éxito de la primera Historia clínica, que llegó a la TV, López Rosetti suma nuevos casos de personajes históricos. Así, surgen las historias clínicas de pacientes como Sarmiento, Tita Merello, Tutankamón y hasta el Quijote.



El juego de Ripper

El juego de Ripper, de Isabel Allende

Cada nuevo título de la autora chilena suele ser garantía de éxito. El juego de Ripper no fue la excepción y se convirtió en uno de los imbatibles a la hora de los más vendidos.



Usar el cerebro

Usar el cerebro, de Facundo Manes y Mateo Niro

Conocido por haber operado a la presidenta Cristina Fernández, Manes, reconocido médico neurólogo, indaga en los misterios del cerebro y cómo la neurociencia se aplica en la vida cotidiana.



Galveston

Galveston, de Nic Pizzolatto

Esta novela policial llegó al país con el precedente de Pizzolatto como creador deTrue Detective, una de las grandes ficciones televisivas de 2014. Ese aval le permitió posicionarse  entre los lectores fanáticos del género policial.



PolitiLeaks

Politileaksde Santiago O´Donnell

Un trabajo que abordó el costado argentino de los Wikileaks, la mayor filtración de documentos clasificados de la historia. Los nombres de políticos locales involucrados, en un libro que incluyó como fuente al mismísimo Julian Assange.



La fiesta de la insignificancia

La fiesta de la insignificancia, de Milan Kundera

Después de muchos años de ausencia, el célebre autor checo regresó a la ficción. Los lectores argentinos, seguidores de su obra desde los años 80, pusieron a su nueva novela entre las más vendidas.



Putas y Guerrlleras

Putas y guerrillerasde Miriam Lewin y Olga Wornat

Un trabajo que examinó uno de los costados menos explorados de la represión clandestina durante la dictadura: el sometimiento sexual de las detenidas a manos de los militares. Una de sus autoras, Miriam Lewin, estuvo cautiva en la 



Diarios 1954-1991

Diarios 1954-1991, de Abelardo Castillo

Uno de los más grandes autores argentinos recopiló sus diarios escritos durantr casi cuatro décadas en un volumen que recuerda al señero Descanso de caminantes de Adolfo Bioy Casares. Resultó un viaje hacia su mundo creativo y personal.



El jilguero

El jilguerode Donna Tartt

Llegó con el prestigio del Pulitzer para su autora. Más de mil páginas con un cuadro pintado en Holanda en el siglo XVII como hilo conductor atraparon a los lectores. Es la primera novela de Tartt en una década.



Antología del cuento extraño

Antología del cuento extraño, de Rodolfo Walsh

Un clásico que estuvo ausente durante muchos años. La reedición en cuatro tomos de esta recopialción de relatos fantásticos permite acercarse al Walsh antólogo y traductor, y ha sido uno de los acontecimientos del mundo editorial en 2014.



Fuente bibliográfica
Los libros del año. Yahoo Argentina [en línea] 2014. [Consulta: 23 diciembre 2014]. Disponible en: https://ar.noticias.yahoo.com/fotos/los-libros-del-a%c3%b1o-1416923337-slideshow/. 

15 dic. 2014

Libros gigantes de 300 años de antigüedad

Por: Messy Nessy
Traducción de Google


No tienes necesidad de sus gafas de lectura sobre este, pero tal vez un poco de conocimiento del siglo 18 español podrían ser útiles. Esta es una de una colección de doce libros gigantes hechas en 1715 por un sacerdote de la Nueva España (como en la colonial española México), que actualmente se conserva en la biblioteca de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

Casi un metro de largo, hecho con madera de la piel de los animales y las tapas de cuero que contienen guiones para las ceremonias religiosas en conventos durante la época colonial, que fueron encontrados por un restaurador de documentos gráficos, Tania Estrada, que rastreó los libros que fueron donados a varias bibliotecas en México en 1915. 


Ahora, la mayoría de los volúmenes se contabilizan de forma segura en la ciudad de México y que se conservan por especialistas, pero consiguen this- según un inventario de 1.915 libros donados, todavía hay una falta ...


choirbook2
choirbook4

La mayor parte de la colección es todavía en muy buenas condiciones, con sus enlaces originales, a pesar de las condiciones desfavorables que han estado saliendo en el siglo pasado, pero dos de los libros están desnudos y han perdido su unión.

choirbook3

choirbook5

En cuanto al libro gigante que falta? Los investigadores y los historiadores del arte creen que su en alguna parte. Mencionado en el inventario de 1915 preservado por Antonoi Cortès, un ex empleado del Museo Nacional de Antropología, señala que probablemente fue escrito por el fraile Miguel de Aguilar en 1710. Las investigaciones para localizar el libro todavía están en curso.
¿Alguien ha visto un libro gigante por ahí?

choirbook7
Las fotografías a través del e Instituto Nacional de Antropoligia Historia .
Fuente bibliográfica
NESSY, MESSY . Just some 300 year-old Giant Books. Messy Nessy Chic [en línea] 2014. [Consulta: 16 diciembre 2014]. Disponible en: http://www.messynessychic.com/2014/07/09/just-some-300-year-old-giant-books/. 

«Platero y yo», ¿un libro para niños o para adultos? cumple cien años


La gran obra de Juan Ramón Jiménez, una de las tres más traducidas de la historia, cumple cien años.



«Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos». Es uno de los mejores y más célebres arranques de la literatura española, posiblemente también de la universal, y este viernes cumple cien años. Platero y yo recrea, a través de la magistral pluma de Juan Ramón Jiménez la vida y muerte del burro Platero. A pesar de estar escrita en prosa, cada una de las frases de esta obra, con una singular lírica que llega al corazón, refleja el buen saber hacer del poeta y la convierte a en la tercera más traducida a diferentes idiomas y lenguajes del mundo después de la Biblia y El Quijote. PeroPlatero y yo, en contra de lo que todo el mundo cree, no es un libro para niños. Encierra en sus páginas una mordaz crítica social que supera el interés de los más pequeños.

El argumento no es complejo. Platero y yo relata la amistad entre un burro y un poeta, un personaje en el que el lector pronto es capaz de identificar a Juan Ramón Jiménez, nacido en Moguer (Huelva) en 1881 y fallecido en San Juan (Puerto Rico) en 1958. Él mismo abordó la complejidad que entrañaba este hilo narrativo aparentemente sencillo y la naturaleza de su público último. Lo hizo en un prólogo de una edición que nunca llegó a editarse: «Yo (como el grande Cervantes a los hombres) creía y creo que a los niños no hay que darles disparates (libros de caballerías) para interesarles y emocionarles, sino historias y trasuntos de seres y cosas reales tratados con sentimiento sencillo, profundo y claro. Y esquisito». Y así, enhebrando secuencias realistas y también inclementes en palabras y giros bonitos, sonoros, incluso tiernos, el poeta andaluz construye la historia de una amistad. La plaga de imágenes es tan potente que pocos son los que no imaginan en su mente con claridad el cuerpo de papel, gris, pequeño peludo y suave del burro, con sus ojos negros, duros y pequeños, como dos escarabajos de azabache, y la barba negra y frondosa del poeta, ascendiendo ambos, ágilmente, por una colina del cálido pueblo andaluz en el nació el autor.

Platero y yo se imprimió por primera vez hace cien años, pero entonces, en aquel 1914, solo vieron la luz 63 de los 138 capítulos de la edición completa. De su publicación se encargó la editorial la Lectura, que puso en circulación la obra bajo el título Elegía Andaluza y la completó en 1917. AJuan Ramón Jiménez no le gustó, consideraba que la edición «estaba descuidada» y no se quedó del todo satisfecho con las ilustraciones. Tampoco le entusiasmó el título, por lo que planteó otros alternativos como Platero residentePlatero,Primer PlateroOtra vida de Platero o Último Platero. Este primer lanzamiento del texto, una versión infantil de la obra posterior y completa, estaba destinado a formar parte de la colección Biblioteca de la Juventud de la Lectura. Pero no, no se escribió para niños. «Los niños adorarán Platero y yoporque no ha sido escrito con premeditación para ellos», decía Eugenio D’Ors.

Fuente bibliográfica
VOZ, L.  «Platero y yo», ¿un libro para niños o para adultos? La Voz de Galicia [en línea] 2014. [Consulta: 16 diciembre 2014]. Disponible en: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/informacion/2014/12/12/platero-libro-ninos-adultos/00031418371999791567593.htm. 

¿Qué está haciendo internet con nuestra inteligencia?

Por: José Marina Marina

Las TIC están produciendo los mayores cambios desde la aparición de la escritura. ¿Cómo están modificando el funcionamiento de nuestro cerebro? (iStock)



“En este momento, perder el smartphone es lo más parecido a sufrir un ictus cerebral”. Esta afirmación, dicha por un neurocientífico, debe darnos que pensar. Las nuevas tecnologías de la información (TIC) ofrecen gigantescas posibilidades, pero la rapidez con que se han implantado, y la profundidad con que han cambiado nuestra vida social, laboral y económica nos han impedido comprender bien sus efectos. Por ejemplo,están transformando el modo como gestionamos nuestro propio cerebro.

Toda actividad cambia el cerebro, porque en eso consiste precisamente elaprendizaje, pero las TIC lo hacen de una forma especialmente poderosa. Son “tecnologías de la inteligencia”. Hay, en efecto, tecnologías que permiten cambiar el entorno material, producir objetos nuevos. Y hay otras que cambian la propia inteligencia que las ha inventado. El lenguaje, la escritura, la notación algebraica y musical, el libro o los ordenadores, por ejemplo. Desde el punto de vista del aprendizaje, posiblemente las TIC están produciendo los mayores cambios desde la aparición de la escritura. Conviene recordar que entonces surgieron voces alarmadas advirtiendo que guardar la información en libros disminuiría la inteligencia humana.

Uno de esos recelosos del libro fue Sócrates, que pensaba que nadie se esforzaría en aprender nada si podía leerlo. Séneca contó la historia de un patricio romano que, sin duda para evitar la lectura, hizo que cada uno de sus esclavos aprendiera un libro de memoria. Ellos podrían darle la información necesaria, en cada caso. La situación se repite, porque hoy día mucha gente piensa ¿para qué voy a aprender algo si puedo encontrarlo en Google? Estoy seguro de que encontraremos un modo de desactivar tan peligrosa idea.
Debemos conocer los efectos que produce la interacción continuada de cerebro y máquina
Las nuevas tecnologías que configuran la inteligencia de los usuarios y sus modos de sociabilidad están dirigidas por la mera expansión tecnológica y por sus aplicaciones económicas. Todo lo que la técnica pueda hacer, antes o después se hará. Por eso es tan importante una reflexión social sobre la técnica. 
Y el mundo de la educación tiene la obligación de hacerla.

Las TIC como parte del sistema educativo
Se nos pide que enseñemos a utilizar las TIC. Estoy de acuerdo, porque nuestros alumnos viven y van a vivir en ese entorno, pero eso no significa enseñarles los trucos tecnológicos –esos los conocen muy bien–, sino enseñarles a usar inteligentemente la tecnología. “Un burro conectado a internet sigue siendo un burro”, y lo que necesitamos es que delante de la pantalla haya personas inteligentes y lo más instruidas posible, para que no caigan en la tentación de pensar que conectarnos a una máquina inteligentísima nos hace automáticamente inteligentes.

Para decir algo sensato sobre tan complejo asunto, debemos conocer los efectos –buenos y menos buenos– que produce la interacción continuada de cerebro y máquina. Empezamos a tener información de cómo influye en la memoria, la atención y la inteligencia emocional. Nicholas Carr resumió alguna de las investigaciones más llamativas en su libroSuperficiales (Taurus). La gestión de la información que el ordenador permite nos obliga a reformular una parte del aprendizaje, en especial lo referente a la memoria a largo plazo, que es la estructura básica de la inteligencia. En ella están contenidos no sólo los datos, sino los procedimientos, las destrezas, los hábitos, los esquemas emocionales.

El cambio en el funcionamiento de la memoria
Picasso pintaba desde su memoria, Rafael Nadal juega desde su memoria, y nos enamoramos todos desde la memoria. Sin la memoria, ni siquiera reconoceríamos a la persona amada o a la pelota de tenis. Gracias a las TIC,la memoria a largo plazo puede estar dividida

Una parte puede residir en el cerebro y otra parte en el ordenador. Si acertamos al hacerlo, la inteligencia puede aumentar su capacidad de una manera extraordinaria, pero hay que saber hacerlo. La tarea del aprendizaje es construir la propia memoria y, por lo tanto, también esa memoria compartida, depositada en el ordenador, que no es Google, sino la selección y organización de datos elaborada por cada uno.  

Información inmediata: memoria a corto plazo
Esta es la gran posibilidad, pero ahora debo hablar de un persistente problema. El estilo de acceso a la información que favorecen las nuevas tecnologías –rápido, en formatos multimedia, en hipertextos, en mensajes rápidos, gamificados– facilitan las multitareas, permiten manejar muchísima información en pantalla, desarrollar velocidad de asociación y respuestas, pero el paso a la memoria a largo plazo es difícil.
Se está reduciendo drásticamente el tiempo dedicado a interacciones personales directas
Nuestros jóvenes manejan muchísima información en lo que llamamos “memoria de trabajo”, pero luego recuerdan muy poco. Esto quiere decir que debemos perfeccionar nuestros sistemas de aprendizaje para aprovechar las ventajas de las TIC y reducir sus contraindicaciones. 

La influencia de las TIC en los comportamientos sociales
En el mundo emocional sucede lo mismo. Nos permite estar siempre socialmente conectados, pero a través de un medio virtual. Las relaciones presenciales comienzan a hacerse pesadas, complejas, e incomprensibles. Sigo desde hace años la obra de Sherry Turkle, profesora del MIT, es decir, del gran vivero de innovación tecnológica, que lleva treinta años estudiando la repercusión psicológica del uso masivo de nuevas tecnologías. Es autora de una trilogía imprescindible: El segundo yo (es decir, el ordenador personal), La vida en la pantalla (sobre el atractivo de la vida virtual) y Alone Together (sobre el nuevo sentido de la intimidad, de la sociedad y de la compañía). Parece que está cambiando la idea de identidad personal y de relación social.

Estudios de la Universidad de Stanford muestran que se está reduciendo drásticamente el tiempo dedicado a interacciones personales directas, lo que puede ir debilitando las redes neuronales dedicadas a la vida social real. Ayer, en un restaurante, una familia comía cerca de mí. Los padres y dos hijos adolescentes. Cada uno estaba pendiente de su móvil, y no creo que cruzaran más de veinte palabras entre ellos.

La toma de decisiones en la sociedad digital
Jaron Lanier, una gran figura de la tecnología, reconocido como una de las personalidades más influyentes del mundo en 2011 por la revista Time, inventor de la tecnología de la realidad virtual, alerta de la dilución del individuo en la “inteligencia colectiva informática”, en su libro tituladoContra el rebaño digital. Cabe la posibilidad de que renunciemos voluntariamente a tomar decisiones, y se lo encomendemos al sistema digital. 
Para conseguir el máximo provecho de las TIC sin depender excesivamente de ellas, conviene fortalecer las funciones ejecutivas de la inteligencia humana
Todas estas dificultades pueden resolverse, si nos damos cuenta de que son dificultades. Por eso conviene llamar la atención sobre ellas. Las TIC han llegado para quedarse, cada vez serán más poderosas e inteligentes, y nos obligarán adesarrollar un nuevo modo de inteligenciacapaz de aprovecharlas bien.
Con mi equipo de investigación trabajo en un modelo de inteligencia que me parece muy prometedor. Pueden ver un resumen aquí

Para conseguir el máximo provecho de las TIC sin depender excesivamente de ellas, conviene fortalecer las “funciones ejecutivas” de la inteligencia humana. Es decir, que la capacidad de dirección, de elección, de toma de decisiones debe estar en el sujeto, que sabrá manejar adecuadamente la información, esté en su memoria neuronal o en su memoria informática. Enfocada de esta manera, la función principal de la inteligencia no es manejar información, sino manejar la información, las emociones, las motivaciones, las fortalezas necesarias para tomar decisiones adecuadas y realizarlas.

No abandonarnos a la inteligencia de las máquinas
No podemos caer en el espejismo de reducirlo todo a información. Eso ha sucedido en la economía y nos hemos encontrado con una hipertrofia de la economía virtual, y un maltrato de la economía real. La acción es la culminación de la inteligencia, y todo lo demás, TIC incluidas, son servidores útiles. Si tenemos esto claro evitaremos la excesiva dependencia de las máquinas, sin dejar de aprovecharse de ellas. En su reciente libro Atrapados. Cómo las máquinas se apoderan de nuestras vidas, Nicholas Carr recuerda que en 2013 la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos dirigió a los pilotos un comunicado en el que les pedían que utilizaran las operaciones de vuelo manuales cuando fuera posible.

Varios graves accidentes habían revelado que el exceso de automatización podría llevar al deterioro de la capacidad del piloto para "sacar eficazmente a la aeronave de una situación no deseada". Es un buen ejemplo para comprender las ventajas y los riesgos de las TIC. Los sistemas informáticos han aumentado espectacularmente la seguridad de los aviones, no sólo mediante los sistemas de vuelo, sino también gracias al uso de “simuladores de vuelo” para el aprendizaje de los pilotos. Pero pueden convertirse en unpeligro si los pilotos olvidan que ellos son la “inteligencia ejecutiva” del aparato. Pues lo mismo nos pasa a todos. 

Fuente bibliográfica
MARINA, JOSÉ ANTONIO . ¿Qué está haciendo internet con nuestra inteligencia? - Noticias de Educación. El Confidencial [en línea] 2014. [Consulta: 16 diciembre 2014]. Disponible en: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2014-11-11/que-esta-haciendo-internet-con-nuestra-inteligencia_439706/. 

11 dic. 2014

6 consejos para comprar online de forma segura en Navidad



Panda Security nos recomienda tomar unas simples medidas para comprar con seguridad en la Red. Son muy básicas, pero nos garantizan cierta tranquilidad a la hora de hacer transacciones online. Algunos consejos, no por oídos, son seguidos por la mayoría, así que toma nota.

tablet navidad



Utilizar una red Wi-Fi o conexión a Internet seguras. Esto debería ser el pan nuestro de cada día, a pesar de la tentación de navegar por Internet a través de redes Wi-Fi públicas y gratuitas. Pero ahí cualquiera puede estar conectado. Para compras online, evitarlas siempre.


Mantener el equipo actualizado y protegido. Otra regla de oro que no debemos olvidar, sobre todo si esta Navidad compramos algún artículo a través de Internet. Sistema operativo actualizado y antivirus, obligatorios.


Comprar en sitios web conocidos y con buena reputación. Comprobar que la URL del sitio coincide con la web donde crees estar resulta básico. Comprando en web fiables y de reconocida reputación online evitarás ser víctima del robo de datos o identidad.


Revisar la política de privacidad y de devoluciones de la web antes de hacer una compra. Este simple gesto te evitará disgustos.


No seguir enlaces de correos y anuncios, que en esta época se multiplican. Siempre debemos plantearnos que si es demasiado bueno para ser verdad, seguro que no lo es.

Comprobar los movimientos de la tarjeta de crédito. Esto evita muchos disgustos. Es importante que si realizamos varias compras online, revisemos que todos los movimientos y cargos de nuestra cuenta pueden relacionarse con esas adquisiciones. Y, si alguno te resulta sospechoso, no dudes en contactar con el banco.

Fuente bibliográfica

6 consejos para comprar online de forma segura en Navidad. PCWorld [en línea] 2014. [Consulta: 11 diciembre 2014]. Disponible en: http://www.pcworld.es/seguridad/6-consejos-para-comprar-online-de-forma-segura-en-navidad. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...