30 mar. 2015

¿Cómo afecta el buen o mal tiempo a las personas?


Por: Cristina De Maya
  • El clima no solo es un tema de conversación en los ascensores¿Cómo afecta el buen o mal tiempo a las personas?

Al empezar a leer sabemos que del clima hablaremos, pero mejor pensar que el clima no es ese tema recurrente para hablar cuando no hay conversación, sino que el clima es algo más, ya que nos afecta en los cambios comportamentales, racionales y emocionales.
Cuando salimos a la calle y el tiempo está soleado, parece que el humor de las personas esté a favor del día y lo mismo al revés, entonces cómo es que nos afecta el cambio de la metereología.
Si preguntamos a la gente si esto pasa, muchos de ellos nos dirán que es algo que no lo notan, pero la mayoría sabe y nos dirá que es cierto, a veces no nos paramos a pensar en ello pero si que ocurre.
Una de las hipótesis por las que pasa es porque estamos acostumbrados desde hace muchos años a que al sol lo asociamos con el día y a lo oscuro o a la noche con los días nublados, por lo que nuestro inconsciente y nuestro ritmo circadiano asocia la noche al cansancio. Dicho esto, esta manera de ver nuestro cambio de actitud frente al clima sería una percepción cognitiva, o entendido de otra manera, mental, que nos lleva a esa asociación sin ni siquiera parar a pensarlo.
Otra hipótesis, sería la forma de afrontar cada día según su climatología, es decir, nuestro día a día tiene unas rutinas comunes y otras que hacemos en función a lo que nos apetece, nuestro ocio por decirlo de otra manera, y ocupamos ese tiempo libre en cosas que hacemos según el tiempo que hace. Ya que hay opciones que requieren de sol o simplemente de que no llueva, y otras a la inversa.
La tercera hipótesis nos dice que va en función de las ganas, esto es la motivación que genera, cuando nos levantamos, el tiempo en nuestro organismo. Y lo podemos ver en esos días que nos levantamos con muchas ganas porque hace un tiempo esperado o que nos reduce el ánimo según lo que esperábamos y no ocurre.
Por lo que la primera hipótesis sería algo más cognitiva, mientras que la segunda y la tercera serían más conductuales, haciendo referencia a la toma de decisiones o a la motivación extrínseca de cada individuo.
Como bien dijo Fulton John Sheen “cada uno de nosotros es su propio clima, determina el color del cielo dentro del universo emocional en el que habita”. Por lo que sabemos que afectarnos sí que nos afecta la meteorología en nuestro cambio diario, pero podemos poner medios para mejorarlo. Así que manejemos nuestro universo emocional decidiendo antes de ver el tiempo, actuando según nuestros planes y dejándonos llevar por nuestros propios impulsos del día y no por el clima, ya que muchas veces es más cambiante que nuestras propias emociones.

Fuente bibliográfica
SOCIALNETWORKS.LIKEINNEWS);, Cristina de maya | valencia 11 marzo 201511:15 2015. ¿Cómo afecta el buen o mal tiempo a las personas? Las Provincias [en línea]. [Consulta: 30 marzo 2015]. Disponible en: http://www.lasprovincias.es/sociedad/201503/11/como-afecta-buen-tiempo-20150311110835.html. 

La bibliotecaria, un personaje icónico pero real




El vídeo que encabeza este post dominical es el cuento El secuestro de la bibliotecaria, de Margaret Mahy, contado por la cuentacuentos Cristina Serrano Frías. Aunque es un vídeo un poco largo, recomiendo que lo veáis ya que es un cuento que aporta una visión positiva de los bibliotecarios.

Esta semana el gremio de bibliotecarios andamos revolucionados y en pie de guerra contra un periódico de tirada nacional que permitió la publicación de un insultante y degradante artículo de opinión sobre bibliotecarias y bibliotecas. Ni nombraré al periódico ni al autor de dicho escrito para no darle publicidad ni tráfico a la web, pero como bibliotecaria y redactora de este blog me siento en la obligación de hablar al respecto de esta figura: la bibliotecaria.

Y sí, digo LA, ya que es curioso cómo la figura del bibliotecario es la de un hombre sabio, respetado, que ha conseguido serenidad y paz en su vida personal, con una amplia cultura, que tiene a una dulce mujer en su casa que le recibe amorosa con la cena caliente, que le cuenta relatos heróicos a sus hijos.

Por su parte, la figura de la bibliotecaria es la de una mujer amargada, lesbiana en el sentido más despectivo con el que se ha usado este término, es decir, mujer agria que ha sido incapaz de atraer a un hombre, soltera, de maternidad frustrada, estricta, reprimida, poco atractiva, por no decir fea, que usa gafas y moños, amante de la soledad y, a pesar de estar rodeada de libros, no muestra grandes inquietudes culturales.

¿Exagero? Bueno, un poquito tal vez, pero hay que reconocer que en el cine, la televisión y la literatura, la figura de la bibliotecaria no es precisamente la de una mujer feliz, amable y realizada.

bibliotecaria sexy La bibliotecaria, un personaje icónico pero real
Sería injusto no mencionar el mito de la bibliotecaria sexy, también presente en el cine, la televisión y la literatura

Algunas veces hemos hablado en este blog sobre bibliotecas, ya que es el lugar donde muchos lectores se forman y se alimentan a lo largo de su vida. Pero… ¿hemos hablado de los bibliotecarios?

Ahora ya sí uso el género neutro (que me perdonen los que promueven el lenguaje no sexista, pero defiendo el género neutro en nuestro idioma), porque en una sociedad donde la cultura ocupara el pilar que le corresponde, el bibliotecario del barrio tendría la misma importancia que le damos al farmacéutico.

De un bibliotecario esperamos que sea amable, empático, que nos atienda como si fuéramos lo único que tiene que hacer en todo el día. Tal y como me dijo un gran bibliotecario durante mi período de formación, “cuando un usuario entra por la puerta, todo el sistema se paraliza“.

Podemos esperar que sepa buscar información, no sólo en el espacio físico de la biblioteca, sino también en la red; podemos pedirle que nos forme y oriente en cuestiones de búsquedas documentales y de información; es más, podemos pedirle que nos oriente en cuestiones de información local; incluso pedirle que nos recomiende literatura, cine o música ya que no es disparatado presuponer un nivel cultural aceptable a una persona que trabaja rodeado de ella.

Lo que no debemos exigir a un bibliotecario es que vigile a nuestros hijos si los dejamos en la zona infantil ya que eso no es una guardería y nosotros no tenemos título de cuidadores infantiles; tampoco se nos puede exigir que seamos un pozo de conocimientos literarios porque la misión del bibliotecario va más allá de la literatura y la literatura no forma parte de la formación en las facultades de Documentación.

Por experiencia os digo que ser bibliotecaria es la profesión más bonita del mundo, más que la de periodista como decía García Márquez.

Y si digo la verdad, me resultaba realmente bonito ser “la bibliotecaria”.



La bibliotecaria

Salvador Sostres

El viernes de la semana pasada, a la salida del colegio, llevé a mi hija a una biblioteca pública, en insensato seguidismo de otros padres de la clase de Maria que así procedían. Por lo visto a las 18h un hombre iba a contar algunos cuentos. A mi hija le encantan los cuentos y pensé que estaría bien. De hecho estuvo bien, el tipo estuvo bien, y la niña salió encantada.


Pero luego pasó algo extraordinario. En la planta baja de esta biblioteca, llamada Clarà por encontrarse en el antiguo taller del escultor Josep Clarà, y situada en la esquina de las calles Doctor Carulla y Calatrava, en la zona noble de la ciudad, hay una pequeña habitación, apartada, y hasta separada, dedicada a los niños, con libros de cuentos, mesas bajas, sofás infantiles y las paredes decoradas con muñecos de Disney. 



Allí estuvimos padres y niños, con el cierto caos que siempre impera en este tipo de reuniones pero manteniendo, dentro de todo, un considerable sentido de lo civilizado. Y una bibliotecaria con ese corte de pelo entre el Ensanche izquierdo y Jarrai, entre el lesbianismo y el PSUC -si es que no fue todo lo mismo-, y con el rostro impenetrable por tantas pasiones insatisfechas, iba y venía reclamándonos silencio.



Su impertinencia a todos nos impacientó pero nadie le dijo nada.



Mi hija ya no lleva pañales y como llevaba un rato jugando y habíamos merendado, le dije que fuéramos al baño, y allí, en la pared derecha del baño, mirándolo desde la entrada, en la pared del baño de la biblioteca que reclama silencio en la zona infantil de comic books y juegos, en el baño de la biblioteca de la bibliotecaria estricta, mitad Idoia, mitad chacha, había colgada una máquina dispensadora de preservativos. 



Éste es el modelo de biblioteca pública: mala leche contra los niños y condones en el lavabo. Los niños no pueden jugar en la zona infantil pero pueden follar lo que quieran en el baño.



Al regresar a la sala, y cuando la empleada municipal volvió a reclamarnos silencio, pensé para mí, sin decir nada: "¡Calla, putanga!". La izquierda siempre acaba en el burdel, y por eso cree que abortar es un derecho, y una conquista social. Educar a los hijos en el concepto y la experiencia de lo público es atroz. Les vuelve cínicos y corruptos, ingresan en el club de la queja y de la excusa, y en lugar de estimular sus capacidades las atrofias.



El resumen de la izquierda es una máquina de condones en una biblioteca pública con una zona infantil en la que no se deja jugar a los niños. Como su sistema conduce a la tristeza quieren que todos estemos tristes. Como su ética trae sólo desesperación, quieren que estemos todos desesperados. Desesperados de máquina de condón. Y luego van a por nuestros hijos, para robarnos hasta la esperanza.



Yo creo que lo que a la bibliotecaria le sabía mal era ver a un padre feliz con su hija. Hay un resentimiento de fondo y es un resentimiento terrible. No hay nada que ofenda tanto a una funcionaria resentida como el sagrado esplendor de la Familia.




Fuente:http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2015/03/27/la-bibliotecaria.html

Fuente bibliográfica
La bibliotecaria, un personaje icónico pero real. Actualidad Literatura [en línea] 2015. [Consulta: 30 marzo 2015]. Disponible en: http://www.actualidadliteratura.com/la-bibliotecaria-un-personaje-iconico-pero-real/. 

¿Vistes para el día o para el éxito?

Por: David Navarro

Elegir entre lo más caro, lo más bonito o lo que está a la moda no te hará vestir para el éxito, mucho menos si tu vestimenta no tiene un enfoque diario.

¿Vistes para el día o para el éxito?

Como te ven te tratan, es por ello que requieres conocerte, definir tu estilo y vestirte para el éxito.


Las prendas que eliges para vestir tal vez se vean “agradables” para ti, pero el detalle más importante es que “si deseas hacer negocios debes de vestirte para el éxito”, no para tu agrado personal.
Somos resultado de nuestras interacciones a diario con clientes, colegas, tu jefe, equipo de trabajo y todos aquellos que conocerás en el día (y que podrían ser nuevos clientes o elementos estratégicos en tu red de contactos).

¿Te vistes para el día o para el éxito?

Vestirse para el día es usar y combinar lo primero que tienes frente a tus ojos. Es pensar “¿para qué esforzarse, qué diferencia tendrá hoy?”. Es 100% que los resultados los generas tú, pero ¿ese TÚ refleja una actitud ganadora?¿La reflejas también en tu exterior? Tu mente crea tu grandeza, pero si por fuera refleja un desempeño bajo, entonces no hay congruencia.
Si sólo vistes para el Éxito en las citas importantes, por ejemplo 1 día a la semana, lo cual equivale a 4 días al mes; entonces 26 días juegan en tu contra. Cuestión de números y la imagen más frecuente es aquella que realmente posiciona y construye tu reputación.

¿Qué significa vestir para el éxito?

Significa que te vistes a diario sintiéndote importante (no soberbio), el mejor profesional en tu área y que no caes en la trampa del pensamiento “yo soy mis conocimientos y no tengo que demostrarle nada a nadie”. Aunque en ocasiones a algunos les incomode cuando lo digo, tu talento es un producto, tu imagen es su empaque y eres tu promotor número 1.
Dime, ¿qué producto en el mercado (con tantas opciones para elegir) tendría éxito si su empaque fuese descuidado, poco estético y si tuviese voz éste dijera “yo no tengo que demostrarle nada a nadie y lo que debe de importarte es lo que contengo, no lo que ves por fuera?
Desafortunadamente esta analogía se aplica también en el mundo de los negocios. Puede que no sea justo pero “como te ven, te tratan”, y la respuesta que recibes de los demás es resultado del cómo te perciben y cómo decidiste presentarte a ti mismo.
Lo más importante: Tú mismo te das el trato de la persona que crees que eres.

¿Cuáles son los errores más comunes que impiden vestir para el éxito?

Damos la bienvenida a la ya tan conocida “zona de confort”, aquella que te dice “no hagas esfuerzo extra, así estamos bien”. Te daré algunos ejemplos:
• Descuidas tu corte de cabello y dices “luego voy, no urge”.
• No te maquillas porque no te da tiempo y además flojera.
•  No lustras tus zapatos y piensas “no pasa nada, nadie los ve”.
•  Sales con el cabello mojado, sin peinarlo, sin aretes, con zapatos de piso y una blusa suelta que grita “no invertí tiempo en mí.”

Error No. 1: Lo cómodo no siempre proyecta éxito

Somos por naturaleza más propensos a elegir aquello que no implica mucho esfuerzo, en cuestión de ropa e imagen personal muchos caen en este enorme pecado.
A muchos de mis clientes los he escuchado decir en sus primeras horas de consultoría de imagen “¿en serio debo de verme bien todos los días?”. Sólo veo muecas y un esbozo de gesto de resignación por un compromiso que están haciendo consigo mismos, no conmigo. Al finalizar su proceso de mejora y empoderamiento de imagen los resultados de su disciplina rinden frutos.
Es válido usar ropa cómoda pero que sepas que se te ve muy bien y comunica la imagen que deseas.

Error No. 2: Lo “caro” no garantiza elegancia o estatus

Si adquirir prendas caras fuera el secreto de una imagen exitosa entonces ningún ejecutivo/a de alto nivel con grandes recursos económicos se vería mal vestido y, sin embargo, hay gente con ropa de marca que se ve muy mal porque desconoce lo que le favorece y lo que no.
En cambio un ejecutivo/a que conoce su forma de cuerpo, cara, el corte de ropa más adecuado a su complexión, colores que por su tono de piel le favorecen; es capaz de proyectar más éxito y liderazgo invirtiendo inteligentemente en su persona. ¿Cuál es el secreto para evitar caer en este error? Conocerte a ti mismo identificando qué te favorece y siempre eligiendo ropa que proyecte buena calidad.
Ya lo dijo una vez Gaby Vargas “Si la gente te recuerda por cómo estabas vestido, entonces no estabas bien vestido; si te recuerdan por lo bien que te veías, acertaste”.

Error No. 3: Lo que se ve bonito no siempre comunica profesionalismo

Este error lo cometen mucho más las mujeres. Con base en mi experiencia puedo asegurar este impulso femenino al elegir su ropa cada mañana: escogen lo que se ve bonito, pero olvidan si la prenda proyecta profesionalismo. Una blusa puede ser muy bonita pero no ser apropiada para el ambiente de trabajo.
Los hombres deben aprender también los códigos de comunicación de la ropa, qué camisas son para usarse con corbata, cuáles no, cómo combinar los zapatos según el código de vestimenta que eligieron; al igual que saber combinar los colores y estampados.
Ahora, analiza y sé muy sincero contigo ¿te vistes para el día o para el éxito?
Fuente bibliográfica
NAVARRO, DAVID  2015. ¿Vistes para el día o para el éxito? | Alto Nivel. [en línea]. [Consulta: 30 marzo 2015]. Disponible en: http://www.altonivel.com.mx/50007-vistes-para-el-dia-o-vistes-para-el-exito.html. 

27 mar. 2015

15 novelas eróticas anteriores al furor de ’50 Sombras de Grey’

 

Al parecer el furor por las novelas eróticas se ha despertado tras el éxito de la trilogía “50 Sombras de Gray” (nombre de la primera entrega), de la escritora británica E. L. James. Una serie que ha vendido más de 31 millones de copias en todo el mundo, estableciendo el récord como la edición de bolsillo de ventas más rápida de todos los tiempos, superando a la serie de Harry Potter.La crítica de la novela ha sido desigual, para algunos este es un fabuloso best seller con las dosis necesaria de erotismo y humor, mientras que para otros más severos y despectivos, se trata de simple “porno para mamás”. Cualquiera que sea tu opinión, y si te gusta el erotismo en la literatura, te traemos otras 15 novelas eróticas previas al gran éxito de este año.
Las 11.000 vergas (1907)
Publicado de forma anónima, su autor, el poeta Apollinaire confesó que lo escribió con la intención de no morirse de hambre. Es una novela realmente salvaje que en su primera edición (clandestina) se acompañaba con la frase publicitaria: “Más fuerte que el Marqués de Sade”. En ella se narra la vida del príncipe Vibescu, un libertino que, cansado de sus relaciones íntimas con el bien dotado vicecónsul de Serbia, se va en busca de mejores aventuras e inicia un delirante viaje de Rumanía a París, marcado por el exhibicionismo, el voyeurismo, el sadomasoquismo, la bestialidad, la coprofilia, la coprofagia, la necrofilia, y el crimen. El protagonista igual mantiene relaciones con hombres que disfruta de sus encuentros con bellas mujeres. Prohibido durante años, se vendió de forma clandestina hasta que su publicación se autorizó por primera vez en París, en 1970.
1601 (1880)
Resultado de imagen para 1601 mark twain pdfConsiderada la primera novela pornográfica de la literatura estadounidense, su autor, Mark Twain, la publicó de forma anónima. Su trama gira en torno a una supuesta reunión entre la reina Isabel I de Inglaterra, el dramaturgo Ben Jonson, el pirata Walter Raleigh y varios personajes de la nobleza, que se entregan al juego de relatar la mayor proeza erótica. Por supuesto, todos mienten y van desgranando una serie de hazañas de lecho cada vez más delirantes, hasta el punto de que las braguetas de los caballeros llegan a derretirse literalmente de tanto bajarse y subirse. El propio Twain se sintió tan incómodo con el impacto provocado por su libro que tardó veinticinco años en reconocer su paternidad.
Cruel Zelanda (1978)
Publicada de forma anónima, narra la historia de la puritana esposa de un alto cargo británico que es secuestrada por los maoríes. Tras pasar varios años sometida a los más depravados ritos de iniciación sexual, la mujer es rescatada y regresa a la sociedad, pero lo hace convertida en una ninfómana insaciable. Durante años se pensó que la autoría del libro correspondía a una mujer, pero en la década de 1990 se descubrió que realmente había surgido de la pluma de Jacques Sergüine, un autor conocido por sus libros de pensamiento político.
Cartas eróticas (1904-1909)
Recopilación de la correspondencia íntima que mantuvieron el autor de Ulises, James Joyce, y su esposa, Nora Barnacle. Su publicación estuvo prohibida por sus descendientes hasta enero de 2012, dado el tono perverso de estas cartas, en las que el novelista escribe cosas como: “Compra calzones de puta, amor, y asegúrate de rociarles las piernas con algún agradable aroma”.
Delta de Venus (1940)
Una recopilación de cuentos sexuales escritos por Anaïs Nin, autora especialmente recordada por sus Diarios y que fue amante de otro pope del género, Henry Miller. Este conjunto de relatos fue un encargo de un millonario anónimo que pagaba cien dólares por página y a cambio exigía menos poesía y muchisimo más sexo explícito.
Historia del ojo (1928)
Resultado de imagen para historia del ojoUna novela brutal, escrita por Georges Bataille, pensador, antropólogo y poeta que trató de fundar una nueva religión llamada Acéphale, cuyo símbolo era un hombre sin cabeza y que proponía el sacrifico de una persona en cada acto ritual. Su novela narra la historia de Georges y Simona, una pareja fascinada por el sexo y que es guiada por un libertino noble inglés en un viaje iniciático por España; un viaje que es un descenso a los infiernos del sexo duro, la escatología y la blasfemia. Bataille publicó tan escandalosa obra de forma clandestina y con el seudónimo de Lord Auch (literalmente, Lord Mierda), en una edición de 138 ejemplares, con litografías del pintor surrealista André Masson. La novela, prohibidísima en toda Europa, solo se publicó firmada con el verdadero nombre del autor después de su muerte, en 1967.
Josephine Mutzenbacher (1906)
Historia de una prostituta vienesa que rememora sus escapadas sexuales entre las edades de cinco y doce años. El libro toca temas que eran tabú, como la prostitución infantil y el incesto. Como es lógico, un material así solo podía presentarse como anónimo; ningún editor austríaco quiso publicarlo y tuvo que hacerse en Suecia. La novela estuvo prohibida en Austria ¡hasta 1990! Su autoría sigue sin estar clara, pero un estudio de la Universidad de Viena se la atribuye a Felix Salten, creador de Bambi.
Mi tío Oswald (1979)
Firmada por Roald Dahl, un autor más conocido por sus novelas infantiles y juveniles, como Charlie y la fábrica de chocolate. El protagonista descubre una sustancia en un escarabajo que provoca una magnífica erección. Oswald decide utilizarla para un negocio absurdo: usando como cebo a un bellezón llamado Yasmin, pretende robar el esperma de genios como Einstein y Freud, y luego venderlo en un banco de semen congelado para señoras adineradas.
La alfombrilla de los goces y los rezos (1660)
Resultado de imagen para La alfombrilla de los goces y los rezosLa novela erótica china más célebre de todos los tiempos, firmada por Li Yu, que no se publicó en Occidente hasta la década de 1950. Narra la historia de un hombre al que un brujo le trasplanta el pene de un caballo con el que puede dar un placer infinito a las mujeres. Años después, harto de tanto sexo, ingresa en un monasterio budista, pero ni allí logra encontrar la ansiada paz.
Fanny Hill (1857)
Escrita por el novelista John Cleland mientras se encontraba en prisión por culpa de sus numerosas deudas, la novela fue prohibida a las dos semanas de su publicación y circuló de forma clandestina hasta que en 1963 se permitió su edición. Cuenta la historia de Fanny Hill, una campesina de quince años que, tras la muerte de sus padres, viaja a Londres, donde es acogida en un burdel. Iniciada en las artes eróticas por una madame lesbiana, se convierte en la prostituta más cotizada de Londres.

Teleny (1893)
Aunque atribuida a Oscar Wilde, fue publicada bajo el más estricto anonimato, pero con el siguiente reclamo publicitario: “La novela erótica mejor escrita en lengua inglesa, y que aborda escenas que sobrepasan las licencias más salvajes”. Su trama, abiertamente gay, narra las andanzas de un seductor que puede ser tanto un depravado corruptor de jóvenes como un celoso que sufre por las infidelidades de su amante. Estuvo prohibida hasta 1966.
Kagi. la llave (1956)
Su autor, Junichiro Tanizaki, fue candidato al premio Nobel. Esta novela adopta la forma del doble diario de una pareja formada por un hombre maduro y una mujer más joven. Dos diarios paralelos que comienzan con el año nuevo y perduran cuatro meses, hasta la enfermedad del esposo, y que continúa el de la mujer un par de meses más. Diarios que cada uno escribe con la esperanza de saber que va a ser leído por el otro y, así, establecer una comunicación cómplice donde cada uno expresa sus anhelos sexuales más secretos.
Candy (1958)
Resultado de imagen para candy libroPublicada con el seudónimo de Maxwell Kenton, su autor, Terry Southern, es conocido por su faceta de guionista de cine: suyos son los libretos de filmes como Easy rider, Barbarella y ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú. Elegida por la revista Playboy como una de las 25 mejores novelas eróticas de todos los tiempos, Candy es una parodia del Cándido de Voltaire. La protagonista es una joven pánfila que busca la plenitud espiritual en un mundo de comunas, poblado por chaperos y macarras reconvertidos en falsos gurús que abusan de sus discípulas.
Myra Breckinridge (1968)
“Soy Myra Breckinridge, que no será nunca poseída por ningún hombre. Llevando puesto solamente un liguero a modo de escudo, he mantenido alejados a los isleños de Trobriand. Esgrimiendo un hacha de piedra, corto los brazos y los testículos de sus mejores guerreros, deslumbrados por mi belleza, como les sucede a todos los hombres, acobardándolos, reduciéndolos, como hizo la bella Fay Wray con King Kong.” Con tan surrealista párrafo inició Gore Vidal esta novela sobre una transexual nacida en una remota isla que, tras cambiarse de sexo y convertirse en mujer, viaja a Hollywood, donde provoca una revolución sexual.
La venus de las pieles (1870)
Resultado de imagen para La venus de las pielesDe Leopold von Sacher-Masoch, autor austríaco a partir de cuyo apellido se ha acuñado el término masoquismo, dado su gusto por las prácticas eróticas basadas en la humillación y el dolor. La novela es la crónica de la auténtica relación que el escritor mantuvo con Fanny Pistor, con la que firmó un contrato por el cual se comprometía a ser su esclavo y satisfacer todos sus deseos. A cambio, ella se tenía que vestir con pieles cada vez que se sintiera dominada por sentimientos de crueldad.

Bonus track:
Los 120 días de Sodoma (1795)
Los 120 Días de Sodoma o la Escuela del Libertinaje es un relato escrito por el Marqués de Sade y que cuenta la historia de cuatro libertinos de la clase social alta, con mucho dinero, posesiones, poder político y religioso, quienes no se detienen ante nada con tal de lograr sus planes perversos y degenerados. Esta novela lleva implícita una crítica hacia el sistema de gobierno de esa época, pues menciona que estos cuatro libertinos, después de robar todo lo que pudieron, escaparon a la justicia del nuevo gobierno y se dedicaron a gastar el dinero de pueblo. Los 120 Días de Sodoma o la Escuela del Libertinaje es tal vez la novela más impactante del Marqués de Sade, pues los horrores que relata en ella provocan en el lector distintos sentimientos, que pueden ir desde la excitación sexual hasta la inhibición completa, pasando por la angustia, la desesperación, el repudio y la cólera.
/culturizando.com

Visto en: Google+ (Rosa María Merino)



Fuente bibliográfica
15 novelas eróticas anteriores al furor de ’50 Sombras de Grey’. El Ciudadano [en línea] 2015. [Consulta: 27 marzo 2015]. Disponible en: http://www.elciudadano.cl/2015/02/17/147525/15-novels-eroticas-anteriores-al-furor-de-50-sombras-de-grey/. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...