9 may. 2016

6 trastornos provocados por el mal uso de la tecnología



El avance de la tecnología, especialmente la aparición de los teléfonos móviles, supuso una revolución en el modo y la forma de comunicarnos. Si embargo, un uso incorrecto de losordenadores o smartphones puede traer consigo trastornos que nos perjudiquen en nuestro día a día.
Para que esto no ocurra, es necesario aprender a “desconectar” del móvil o las redes sociales, al menos, durante un par de horas, o puedes correr el riesgo de engancharte, tal y como recomiendan los profesionales. La Psicología ya ha diagnosticado como enfermedades algunos trastornos relacionados con el mal uso del móvil. A continuación, presentamos los más comunes ¿reconoces alguno?

Nomofobia


La Nomofobia es el miedo irracional a quedarte sin móvil. Se diagnostica cuando una persona entra en un estado de ansiedad tan elevado que no es capaz de vivir tranquilo si no tiene a su móvil cerca. Los síntomas físicos que produce este trastorno son taquicardias, sudoración e incluso dolor de cabeza y estómago. Suele ser más habitual en adolescentes y jóvenes y su afectación es tal, que existen terapias adecuadas para tratarse.
Se calcula que el 34% de la población en España tiene una dependencia desmesurada por sumóvil, pero ello no significa necesariamente padecer nomofobia. Según los psiquiatras el trastorno se diagnostica cuando se alcanzan los síntomas físicos descritos. Olvidarte el móvil en casa puede provocar una situación de inseguridad, pero de ahí a sentir sensación real de ahogo está el paso a la Nomofobia.

Phubbing


El Phubbing es uno de los trastornos relacionados con el smartphone de más reciente creación. Se acuñó en Estados Unidos y consiste en prestar más atención al móvil en lugar de a la personacon la que deberíamos tener conversación. Es una adicción que comenzó a documentarse en 2007 y, actualmente, su afectación en el país americano es tal que existen plataformas virtuales que proporcionan consejos antiphubbing. Si estás con tus amigos o pareja y no puedes dejar de mirar el móvil, quizá padezcas Phubbing.

Ringxiety o Vibranxiety

Algunos usuarios sienten una adicción o dependencia tan grande por su móvil que piensan que le están sonando en todo momento, aunque la llamada no sea real. Esto se conoce como Ringxiety y es una de las afecciones diagnosticadas más actuales.
Investigadores de la Universidades de Stanford y Nueva York se percataron de que existían usuarios que sentían la vibración del móvil en su cuerpo sin ni siquiera llevarlo encima. Según los científicos la sensación de este trastorno sería similar a la que percibe la gente con el denominado “miembro fantasma”, una sensación de dolor que sienten personas que han sufrido alguna amputación, a pesar de que el miembro de su cuerpo ya no existe.

Fomofobia


La Fomofobia es una adicción relacionada con las redes sociales. Se trata del miedo desmesurado a perderse cualquier tema, acontecimiento social o comentario en Facebook o Twitter. La persona que padece Fomofobia no es capaz de estar ni una hora sin consultar las redes. Según un estudio de la agencia J. Walter Thompson, 3 de cada 10 jóvenes han sufrido alguna vez o sufren esta adicción a las redes sociales.

Ciberadicción


Si eres un adicto a Internet hasta tal punto que te condiciona tu vida laboral y familiar, es posible que tengas una Ciberadicción. En este caso el trastorno se produce cuando tu vida gira en torno a Internet y Google. Eres capaz de dejar de lado una tarea laboral urgente o un compromiso familiar para estar chateando con el ordenador o, simplemente, estás ‘enganchado’ al buscador. Según el psiquiatra Juan Enrique Berner, una persona con Ciberadicción ve perjudicadas sus relaciones sociales gravemente.

Adicción al WhatsApp

¿Sientes una gran ansiedad si no contestas los 200 mensajes de WhatsApp? Si te estresa estar pendiente del móvil todo el día para no perderte nada, especialmente al WhatsApp, puede que estés totalmente enganchado a este programa de mensajería. Es una adicción nueva pero que, al igual que la Ciberadicción, puede perjudicar gravemente el desarrollo normal del día a día de un usuario. El excesivo uso de WhatsApp puede provocar ansiedad o, incluso, estados depresivos agudos.
En definitiva, el uso adecuado de las nuevas tecnologías facilita nuestro día a día siempre y cuando seamos capaces de desconectar a su debido tiempo.

Fuente bibliográfica
LORENZO, I., 2016. 6 trastornos provocados por el mal uso de la tecnología. MediaTrends [en línea]. [Consulta: 9 mayo 2016]. Disponible en: http://www.mediatrends.es/a/63147/trastornos-provocados-mal-uso-tecnologia/. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...