クリスマスの足跡ブログパーツ

[PR] 無料で面白タイピング!

29 de sept. de 2012

Cómo evitar que te espíen en Internet

¿Conoces todos los riesgos que corres al compartir información personal o ingresar tus datos en la web? Dos expertos de México y Argentina dejan sus comentarios




“El problema de la seguridad en Internet tiene dos grandes factores. El externo, que son los delincuentes informáticos que quieren todo el tiempo penetrar en tu computadora y robar tus datos. Y el interno, que es el más grave: la ignorancia del usuario al navegar por Internet”, afirmó el argentino Miguel Sumer Elías, abogado especializado en derecho informático, en diálogo con Infobae América.


Más conectados, más desprotegidos

Con la generalización del acceso a la web y la proliferación de las redes sociales y de los servicios de trámites online, las personas ingresan en sus computadoras conectadas todo tipo de información sensible. Fotos, videos, direcciones, teléfonos, contraseñas bancarias y muchas otras cosas dejaron de quedar circunscriptas al hogar.

La gente no está siendo educada para vivir en esta realidad -contó Elías. El usuario hace click en cualquier cosa, descarga cualquier archivo, sube cualquier imagen y publica cualquier dato personal. También agrega gente indiscriminadamente en Facebook y le comparte lo mismo que a sus mejores amigos. Se le da al mundo entero información sobre cuestiones muy íntimas y eso es muy grave”.

Una muestra del desconocimiento que tienen los usuarios es que suelen confundir cuáles son los verdaderos riesgos. Esto se ve en el temor a que la PC sea contagiada por un virus.

El concepto de virus es viejo, pertenece a los ochenta y noventa. Antes era muy común escuchar que a alguien le había entrado un virus en la computadora y le había borrado todo. Eso ahora no pasa. El problema es el malware, que es software malicioso. Son programas de computación que infectan las computadoras, de los cuales sólo el 2% son virus”.

“La diferencia es que el virus es vandálico, te borra todos los archivos. Mientras que programas como los troyanos no te impiden usar la PCpero te espían todo lo que haces. Entonces, las personas están tranquilas porque sus computadoras no tienen virus, pero no se dan cuenta de que están totalmente infectadas”, precisó Elías.

Por ejemplo, la posibilidad de hacer trámites bancarios online acortó los tiempos, ya que evita ir al banco en muchos casos. Pero eso no significa que uno puede conectarse yconsultar su saldo o realizar una transferencia desde cualquier lugar.

“Las PC de los cibercafés está 100 por ciento contaminadas con troyanos. Si uno ingresa la clave de su homebanking allí, está firmando que la obtenga otra persona”.


De los conflictos reales a los conflictos digitales

Más allá del daño que puedan causar los delincuentes informáticos, pendientes de los descuidos para aprovecharse, hay otro universo de problemas relacionados con la información personal que navega en la red.

Con el uso masivo de las redes sociales, las personas comparten voluntariamente mucha información, sin darse cuenta de que eso puede ser usado en su contra.

De hecho, Elías contó cuáles son las principales consultas que recibe como abogado, y no es el robo informático lo que más aparece.

“Los conflictos en el mundo físico se trasladaron al mundo digital, y se potenciaron. Por ejemplo, en otra época, si un cónyuge engañaba a otro, el damnificado lo insultaba reunido con sus amigos. Hoy, el despechado arma un sitio web o comparte fotos en Facebook con información negativa y fotos privadas de su ex, y así destruye su reputación”.

28 de sept. de 2012

7 hábitos del emprendedor de éxito


Por: Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña
Hay muchos motivos por los que una persona puede alcanzar el éxito personal y profesional. Incluso lo aleatorio, el azar o la buena fortuna son factores que pueden facilitar cierto grado de éxito, aunque, debido a la poca probabilidad, lo escasamente sostenible y lo incontrolable de los mismos, no me lo jugaría a ellos.
Estos son algunos de los hábitos comunes que suelen estar presentes en el ADN de los emprendedores de gran éxito, tanto en nuestro país como fuera de nuestras fronteras. Se trata de los valores fundamentales que permiten detectar que estamos ante un emprendedor con mayúsculas.
La regla de las 3 E
Esfuerzo, esfuerzo y, si falta algo, un poco más de esfuerzo. Es una de las claves fundamentales. Si quieres ser emprendedor debes ceñirte a esta máxima. En esta breve lista de factores clave podrás sentirte más o menos identificado con algunas de las cualidades que se exponen, pero hay dos que son imprescindibles. Se trata de ésta y de la última, ambas cualidades que siempre permiten hacer un esfuerzo extra que nos lleve un metro más allá.
Quien tal vez lo definió de forma más gráfica fue el jugador de golf nacido en Suráfrica, Gary Player, quien siendo considerado como uno de los grandes golfistas de la historia, con 24 títulos de la PGA, declaró en una ocasión:"cuanto más entreno, más suerte tengo".
Tener Fe
Cuando han hecho sus deberes, y entiéndase por ello su 'business plan' particular -que puede ser una hoja de ruta mental, no escrita-, los grandes emprendedores no se angustian ni se pasan el día preguntándose si será o no posibleTienen fe y centran sus esfuerzos -todos sus esfuerzos- en la consecución del objetivo marcado. No perder el foco y replantearse el proyecto ante las dificultades -enfrentándose a ellas sin cuestionarlo todo- conforman un denominador común entre los perfiles de empresarios y emprendedores con más éxito.
Tener fe conlleva incluso una connotación mística y religiosa que nos obliga a una labor de introspección interior, imprescindible para emprender cualquier proyecto.
Saber coger el tren
En algunos momentos de nuestras vidas, aún sin saberlo y, desde luego, sin poder prever cuándo, todos pasamos por la estación. Es imposible saber cuándo sucederá, pero del mismo modo es imprescindible aprovechar las ocasiones que nos brinda el destino. Generar oportunidades, ya sean comerciales, de negocio o personales, puede depender, en cierto modo, de nuestro esfuerzo y de cómo abonemos el terreno para que esto suceda. Pero las que nos llegan "gratis", las que nos regala la vida, siempre hay que saber aprovecharlas.
Las personas que tienen muchos golpes de suerte los han buscado. Las personas que piensan que jamás han tenido un golpe de suerte, han desaprovechado la oportunidad o sufren de desmemoria.
En su libro 'Piense y Hágase Rico' Napoleón Hill cuenta una historia cuanto menos curiosa, que él denomina "La tetera mágica". Es el relato de un dependiente de una farmacia que invierte los ahorros de su vida en comprarle a un doctor una tetera y un emborronado papel. Como si de una tetera mágica se tratara, tenía la ilusión de que estuviera llena de oro para él y para su familia. En cierto modo así fue, y en la actualidad su pueblo y los pueblos de alrededor viven de ello. Y también un porcentaje sustancial del PIB norteamericano. En resumidas cuentas, el dependiente acababa de adquirir la fórmula de lo que entonces era una nueva bebida que se disponía a comercializar. Se trataba de la Coca–Cola.
Ser un líder
El otro día comentaba con mi editor -y, sin embargo, amigo-, Roger Domingo, cómo la palabra "líder" tiene una cierta connotación socialmente negativa. En mi opinión, no debiera ser así. El mundo 2.0 y Twitter han trazado una línea divisoria, que siempre ha existido, entre las personas que muchos no han querido ver o aceptar. Siempre hay líderes o seguidores. En determinadas facetas de la vida podemos estar en un lado de la línea o en el otro. Las personalidades arrolladoras, los grandes emprendedores, son quienes son auténticos líderes en lo suyo. En lo de los demás, generalmente, suelen estar y ser vistos más en esa parte del tablero que en la otra.
Rodearse bien
Una de las cualidades más difíciles de entrenar y de desarrollar es la que hace que algunas personas se rodeen de forma genial para la consecución de sus objetivos, mientras que otras se rodean de auténticos imbéciles. Puede deberse a la suerte y ser casualidad. En mi opinión, hay dos factores que determinan ese factor fortuna: el ego y la formación.
El ego, porque hay pocas personas lo suficientemente inteligentes y lo suficientemente seguras de sí mismas para rodearse de personas que les critiquen y les hagan preguntas realmente duras. En muchas ocasiones nuestra débil mente está más confortable rodeada de personas que no saben tanto como nosotros y, por lo tanto, son más fáciles de controlar y más animosas para nuestro propio ego.
El factor formativo es igualmente importante para rodearse de los perfiles adecuados. En primer lugar, hay que disponer de las personas adecuadas o de los profesionales expertos del ramo que nos ayuden a seleccionarlos.
Durante la Primera Guerra Mundial un periódico norteamericano publicó decenas de editoriales refiriéndose a Henry Ford como "ese ignorante". En un momento dado Ford perdió la paciencia y demandó al diario.
El juicio tuvo lugar, y se centró en definir si era propio referirse a Ford como "ignorante" -eso es algo muy norteamericano, y en parte difícil de entender desde una perspectiva europea-. Para ello, en las vistas ante el juez los abogados del periódico pusieron a prueba la paciencia del empresario intentando demostrar que era un ignorante, por lo cual no se le estaba difamando.
De ese modo, se le interrogó absurdamente durante largo rato con preguntas como: "¿Cuántos soldados norteamericanos se enviaron a luchar en las colonias británicas en la rebelión de finales del Siglo XVIII?". Ford, impasible y cada vez más irritado, respondía: "Supongo que más de los que regresaron".
En un momento dado de la vista, Henry Ford se dirigió al abogado inquisidor y le espetó: "Mire usted, si quisiera responder a esta estúpida pregunta, o a cualquiera de las que usted acaba de hacerme, déjeme recordarle que en mi escritorio dispongo de varios botones, y apretando el más adecuado de ellos puedo llamar y que vengan en mi auxilio algunos de los hombres más preparados del mundo para aconsejarme y ayudarme en la toma de decisiones. De este modo, puedo centrarme únicamente en mi negocio. Ahora, dígame para qué necesito llenarme la cabeza de intrascendentes conocimientos generales, mientras tengo un equipo capaz de proporcionarme cualquier conocimiento que requiera o les pida".
Visualización
Los emprendedores de éxito son capaces de visualizar el futuro, de ver más allá y de prepararse para ello. Muchos de los productos y servicios que nos han parecido un gran avance y hoy son ejemplos de innovación no existían hace tan solo unos años. Son fruto de la mente de un visionario, no de una necesidad del mercado.
El fallecido Steve Jobs decía que la gente no sabe lo que quiere hasta que no se lo enseñas. El anteriormente citado Henry Ford, que revolucionó la industria del automóvil, reflejaba con esta frase su sentir: "Si hubiera preguntado a la gente qué necesitaban, me hubiesen dicho que caballos más rápidos".
Toda gran innovación y todo cambio disruptivo parten de una cabeza visionaria.
Pasión
Si, como veíamos en el primer hábito, el esfuerzo es fundamental, la pasión es su gasolina. Si haces de tu trabajo tu pasión tienes mucho terreno ganado.
Recuerdo un anuncio de hace años de la marca de neumáticos Pirelli. Presentaba a Carl Lewis vestido con ropa deportiva y unos llamativos zapatos rojos de mujer en posición de salida para correr. El eslogan era pegadizo y aplicable al binomio "esfuerzo + pasión". Decía: "La potencia sin control no sirve de nada". Igualmente, el esfuerzo sin pasión alimenta un frustrante camino a la deriva y hace del compromiso algo estéril.

21 de sept. de 2012

La Real Academia editó un manual para escribir bien en Internet


Presentó ayer la obra en Madrid, que incluye consejos sobre abreviaturas, saludos y emoticones. El futuro de la lengua se juega cada vez más en la web, destacaron los expertos.


El futuro de la lengua española «se juega en internet» y cada vez hay una mayor preocupación por cuidar el idioma. Con esa doble convicción la Fundación del Español Urgente  (Fundéu BBVA) publica ahora un manual con numerosas recomendaciones para escribir correctamente en la red y aprovechar todas sus posibilidades.

Dirigido por el periodista Mario Tascón,Escribir en internet. Guía para los nuevos medios y las redes sociales cuenta con los consejos de más de cuarenta expertos sobre asuntos como la cortesía en la red, la correspondencia electrónica, la reputación online, la redacción de blogs, las redes sociales o los emoticonos.
Como prueba del interés que la Real Academia Española le presta a los nuevos medios y a las redes sociales, el libro se presentará el próximo jueves en la sede de la RAE, en un acto en el que intervendrán, entre otros, su director, José Manuel Blecua, presidente también de la Fundéu BBVA; Mario Tascón y el músico Julián Hernández, cantante y letrista de Siniestro Total y con fama de excelente tuitero.
«Las redes sociales están generando preocupación por el lenguaje y los usuarios saben que si expresan de forma incorrecta sus opiniones, su mensaje pierde valor y los desprestigia», le dice a Efe Joaquín Müller, director general de la Fundéu BBVA, cuyas recomendaciones cuentan con unos 130.000 seguidores en Twitter.
Publicado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, el primer manual práctico de uso del español en internet sirve tanto para expertos como para recién iniciados.
Puede ser útil, señala Müller, «para el que lleva años utilizando el correo electrónico, pero desconoce sus normas de cortesía, para el que no entiende los emoticonos que recibe por el móvil, para los que empiezan en Twitter y no deducen su vocabulario, para el principiante que no sabe cómo dirigirse a su público en una red social y para el político interesando en su reputación online».
Esa «exposición pública permanente» que se da en los nuevos medios «obliga sin duda a la corrección. Cualquier falta de ortografía destruye el mensaje. Si lo hacía en las cartas íntimas de amor, ¡cómo no va a hacerlo en los textos públicos de la red!», comenta Müller, plenamente convencido de que el futuro de la lengua «se juega en internet».
Frente a los que opinan que «ahora se escribe peor que antes», Mario Tascón cree que «lo que sucede es que ahora la gente que escribe mal es más visible que nunca».
Y si no que se lo digan a esos famosos que han cometido una falta de ortografía en algún mensaje y «se les ha sometido al escarnio público en la plaza digital de las redes sociales».
En una entrevista con Efe, Tascón afirma que este manual pretende «recopilar buenas prácticas que ya se están dando en la red, llamar la atención sobre algunos errores y recomendar posibles soluciones, al tiempo que reúne bastantes documentos dispersos que había sobre estas cuestiones».
Los diversos canales de comunicación que hay en internet y la irrupción en el mercado de dispositivos electrónicos están dejando «una profunda impronta en el lenguaje» y afectan «al vocabulario e incluso a la gramática», añade Tascón, autor, junto a Mar Abad, de «Twittergrafía».
En la red florecen nuevos usos lingüísticos, algunos de ellos heredados de los mensajes sms. Los signos de apertura tienden a desaparecer («qué piensas?»), se producen «agolpamientos de palabras» («diadeinternet», «nonosvamos») y la brevedad lleva a veces a escribir «salu2», «ade+» o «bss», afirma Tascón.
La «k» parece adquirir un carácter reivindicativo en expresiones como «k kieres?»; hay palabras que se estiran, como «adioooooos», «goooOOoool», en un intento de «transmitir sentimientos», y no es lo mismo decir «no» que «¡¡¡¡¡No!!!!!»
La cortesía en la red es importante. De ahí que el nuevo manual contenga una serie de consejos «para ser un internauta cortés», que ofrecen Elena Gómez y Luis Guerra.
Ser conscientes de la audiencia, emplear adecuadamente el tú, el usted o el vos, ser claros y estructurar bien los textos, tener en cuenta las diferencias culturales y no ampararse en el anonimato para ser descorteses, son algunos de ellos.
Dividido en dos partes (uso cotidiano y uso profesional), Escribir en internet no se limita a hablar del lenguaje en la red, sino que aborda otros muchos temas, entre ellos el diseño de una página web, cómo sacarle el mayor partido a los buscadores, la accesibilidad en los nuevos medios y consejos jurídicos para sobrevivir en internet.
Al final del libro se ha incluido un amplio anexo con el vocabulario básico para moverse por internet.
En ese anexo los menos iniciados se enterarán de que crowdsourcing es un neologismo para «referirse a la tendencia a generar grandes comunidades alrededor de un tema de interés»; emoji es un término japonés que designa los emoticonos o ideogramas que se usan en mensajería instantánea para teléfonos, y que trol denomina coloquialmente a los alborotadores que participan en foros cibernéticos.


20 de sept. de 2012

Educación, cultura y libros: el imaginario de las bibliotecas


Antiquísimo espacio de lectura y conocimiento, la biblioteca sigue siendo para los argentinos un lugar de libros, educación y cultura, y a pesar de que la amenaza tecnológica crece, el 72% de la población reconoce la ubicación de algunos de esos centros rebosantes de sabiduría, según la última Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura.
El imaginario social reflejado en el relevamiento que recogió la opinión de personas de todo el país define a la biblioteca como resguardo de lectura (24%), cultura (18%) y educación (12%). Y aunque nadie duda de las etiquetas, lo significativo es también "cómo adquieren una forma viva esos elementos", destacó a Télam Horacio González, director de la Biblioteca Nacional.

Ese mundo abarrotado de páginas envuelve mucho más: "Es un archipiélago cultural y social. No se va a hacer una única cosa a las bibliotecas. Son recintos también lúdicos y artísticos", expresó González. "Es una especie de memoria latente y viva de los pueblos y del conocimiento", aseguró, por su parte, Benjamín Toro, director de la biblioteca de Salta "Dr. Victorino de la Plaza".

Los libros pueden ser el esqueleto tangible pero su esencia es la de ser "una entidad activa", como destacó Ana María Berbel, de la Biblioteca Popular de Jujuy, y un "centro al que las personas concurren por razones del arte, la cultura y la sociedad", definió Eduardo Melagamba, de la Biblioteca Sarmiento de Bariloche.

Si la biblioteca es un cosmos cultural, es también "un espacio vivo y en constante movimiento. Las actividades que se generan intentan atraer y conservar a un público ávido y participativo", apuntó Cecilia Petrarca, bibliotecaria de la porteña Escuela N° 19.

Su existencia en la temprana edad es primordial -subrayó Mauro Tolós Blanco, bibliotecario de la escuela Media 10 y la ES 26 de Merlo- "y en los últimos años se ha dado desde la educación pública una presencia singular. Desde la creación de cargos y equipamiento como la presencia curricular, proyectos y discursos pedagógicos que favorecen al trabajo".

"Una biblioteca es una forma más pausada de una escuela; una escuela es más vertiginosa que una biblioteca", relacionó González. Y Toro señaló que sin ella "no van a encontrar vida, la posibilidad del conocimiento, lo necesario para la educación".  "Funciona como el cuento leído antes de dormir", deslizó Petrarca.

La tecnología arrasa, la sensación del tiempo disminuye; Internet se enfrenta a lo material y la biblioteca parece arrinconarse: "Es una batalla que recién comienza pero estoy seguro que va a ganar el libro", reivindicó Toro.

González no duda de que Google es también una biblioteca, pero  pierde la batalla contra sí misma en su deseo de ser también una enciclopedia universal con reglas que tienen solo el horizonte uniforme de la divulgación".

"Las nuevas generaciones -consideró Tolós- tendrán otro valor del objeto libro; las bibliotecas serán víctimas del cambio de paradigma. El apego al papel o hasta los mismos modos de leer serán modificados, reemplazados o extintos. Las clases dirigenciales y los funcionarios básicos del sistema educativo han sido formados con la tradicional visión positivista; dicho encuadre no responde a las velocidades de estos días".

Reticentes y expectantes, los bibliotecarios de la geografía local coinciden en la necesidad de macerar ambos formatos con el único fin de propiciar la lectura, aunque advierten que el hábito depende del amor que transfiera el entorno.

"Pueden coexistir perfectamente -observó Petrarca- y `googlear` puede ser incorporado sin miedo como un recurso más, como otros tantos de los recursos que se fueron sumando a la biblioteca a lo largo de la historia y aggiornados en cada época"; mientras que Toro aseguró que "se están utilizando, coherentemente, todos los medios de la informática, es un aporte más, y es bienvenido".

El acceso a la red desde la biblioteca ya es un hecho, sin embargo -apuntó Melagamba desde Bariloche- "casi todos nuestros lectores siguen leyendo textos en papel, aún los que usan internet y libros electrónicos. Como dijo Eduardo Galeano `la lectura de libros incluye olerlos, tocarlos y abrazarlos´".

Numerosas estrategias promueven el acto de leer; la Biblioteca de Jujuy (antes de generalizarse el uso de Internet recibía 800 personas y hoy día 400) y la Sarmiento de Bariloche son ejemplo de ello con préstamos, actualización de libros, servicio para no videntes y Bebeteca, cuyo fin es preservar espacios, que en el interior del país son puntos de "referencia y encuentro social".

"Algunos dejan de leer por falta de tiempo o interés. Otros leen material ligado a su trabajo específico. Mucha gente no es atrapada por la lectura. La oferta es grande y el acceso al libro es más fácil aunque no más económico que en la época en que se pusieron a funcionar las bibliotecas populares", explicó Petrarca.

La encuesta evidenció que los tipos de biblioteca más concurridos al menos una vez en la vida son las escolares(%34), las populares (%31), estatales de otro tipo (%26), nacional(%17), barrial (%14) y privada (%7).

La lectura hace bien. Acariciar y vivir la biblioteca puede contribuir a que los libros circulen, se busquen. De ahí que la diferencia entre una persona que visita esos espacios y otra que no, sea "la búsqueda del cuento leído antes de dormir, el contacto, la recomendación", expresó Petrarca.

"No importa si podés comprarte un libro o si no tenés dinero, siendo socio, por unos días, podes irte a navegar arriba de ese barco, siempre y cuando lo devuelvas en la fecha indicada por el bibliotecario", concluyó.

"Los estudiantes no saben escribir"


"Los estudiantes no saben escribir, como desgraciadamente he podido comprobar con todo detalle en los exámenes (de selectividad) realizados en historia, e indirectamente en los de lengua e inglés.

Y cuando esto se dice no se hace sólo alusión a la gran cantidad de faltas de ortografía en forma de acentos, be-uve, hache, mayúsculas, sino a cosas peores".

Cada vez que surge el debate sobre el uso del lenguaje de forma correcta hay que oír o leer comentarios de este jaez:

-  k kansinos diciendo a los demas como tengo q escribir o hablar..
- ¡Dejar de dad por culo con tanta pedantería!
- Las lenguas están vivas y la riqueza está en el cambio, en el dinamismo del lenguaje y en la creación gramatical. Basta ya de corsés, hombre!
- Dejad a la lengua evolucionar tranquila, que el pueblo hable lo que quiera que es como siempre ha sido
-  Esto no le importa a nadie. La lengua está viva, evoluciona. Por eso marear al personal con cómo se tiene q decir qué no sirve para nada. Si eso hubiera importado en algún momento, todavía estaríamos hablando latín.
- Reglas ortográficas pq sí no tienen sentido, solo sirven para confundir a la gente.
- es la ortografía la que tiene que evolucionar a lo que la gente tiende y no al revés, de cualquier manera, la evolución de un lenguage es inevitable por muchas normas que quieras poner.



Estos son solo algunos ejemplos, más o menos afortunados, sacados de aquí ; hace unos pocos días.
Si se los compara con los vertidos aquí , texto de hace casi tres años, y que trata exactamente el mismo tema, veremos que la diferencia de nivel es notoria.

No quiero decir que la red social  en la que se vierten las opiniones haya perdido calidad; simplemente que, en un lapso de tiempo muy pequeño, el tipo de usuarios que "hacen ruido" ha variado sustancialmente. Pero este juicio de valor lo dejo a su soberana opinón.

El problema de ese tipo de comentarios expuestos al inicio no es que se traten de opiniones, más o menos defendibles, que ataquen la ortodoxia e inflexibilidad de las normas ortográficas, sino que son la manifestación palpable de un fenómeno muy extendido; y es que los jóvenes no saben escribir.

No saben escribir o no quieren, que de todo hay. Y los motivos son seguramente más complejos de analizar de lo que pueda parecer a simple vista: falta de recursos -familiares y escolares-, fracaso escolar, bajo nivel cultural -familiar y social-, contagio de los modos de escribir propios de los SMS, "mesenyers" o "guasaps" de turno, baja o nula consideración de la cultura como valor educativo y social…
Lo cierto es que están dispuestos a defender ese dudoso derecho hasta límites que sobrepasan el humor para llegar al terreno de lo absurdo y preocupante.

Ya hemos abordado desde este blog en numerosas ocasiones estos asuntos relacionados con la ortografía , el uso del lenguaje  y algunas delicias de la lengua , tanto delicionas como horrísonas.

Pero hoy les traigo la opinión de Guillermo Pérez Sarrión , profesor, respecto a la Selectividad y la escritura.
En un artículo publicado por El Periódico de Aragón , el viernes 14 de septiembre de 2012, aborda
"los graves defectos de un sistema que permite que inicien estudios universitarios gran cantidad de estudiantes que simplemente no están preparados, con consecuencias devastadoras: hunden la enseñanza universitaria".

Critica el sistema educativo actual y la propia prueba de selectividad como modo de acceso a la universidad, a la que califica como "No es un examen de entrada en la universidad: no selecciona, sólo ordena por notas para elegir carrera".

Y para finalizar se dirige directamente al Ministro de Cultura y a la Presidenta de Aragón en estos térninos:
"para nosotros no saber escribir es un problema mucho más importante, a largo plazo, que el diferencial de la prima de la deuda. Y ustedes ¿qué hacen para resolverlo? 

Lean el artículo completo y luego me cuentan.
(Los destacados, excepto los nombres de autores y de políticos, son míos)

---------------------

"La crisis del euro avanza, la vida sigue. Son nuevamente días de selectividad, la de septiembre: un proceso administrativo crucial para la universidad y para la sociedad toda, al que, con la que está cayendo, nadie parece dar importancia.

Es momento de denunciar los graves defectos de un sistema que permite que inicien estudios universitarios gran cantidad de estudiantes que simplemente no están preparados, con consecuencias devastadoras: hunden la enseñanza universitaria.

Señalaré tan sólo un hecho patético, quizás el primero y más evidente: los estudiantes no saben escribir, como desgraciadamente he podido comprobar con todo detalle en los exámenes realizados en historia, e indirectamente en los de lengua e inglés. Y cuando esto se dice no se hace sólo alusión a la gran cantidad de faltas de ortografía en forma de acentos, be-uve, hache, mayúsculas, sino a cosas peores.

Escribir bien consiste en redactar frases que tienen sujeto, verbo y predicado; en usar los tiempos verbales: pretérito imperfecto, indefinido, presente, formas perifrásticas, correctamente y no caer en el defecto de usar el potencial para todo; en resumir, desglosar, relacionar, concluir; en hacer que el lector sepa en cada caso quién es el sujeto y el objeto, de qué se está escribiendo y de qué no; en que el texto tenga un comienzo, un desarrollo y un finalEn que se usen términos que expresan ideas abstractas cuando es necesario, que los párrafos tengan conectores y muestren el desarrollo de algún argumento o de alguna idea. 

Pues bien, encontrar alguno de estos elementos en la masa de exámenes de selectividad es como encontrar una perla preciosa en el mar.
La consecuencia es el suspenso. Pero el problema es que el que suspende... también entra en la universidad.

Desde mi punto de vista el problema está en la enseñanza de la lengua en la escuela primaria y el bachillerato; y no sólo en ella, porque a hablar y escribir se aprende también en las otras materias, pero sí de modo principal.

Los estudiantes que se examinan no han leído literaturaDickens, Chejov, Pérez Galdós, Shakespeare, Stendhal, nada, y el examen de lengua es una locura: aprenden a descomponer en términos lingüísticos frases, oraciones, pero ... no saben realmente qué quieren decir, ni en qué contexto deben leerse, ni cómo deben interpretarse.

Los sicólogos cognitivos tienen bien establecido el proceso del desarrollo lectoescritor y algo muy importante: que la lectura y la escritura condicionan el pensamiento mismo, la capacidad de razonar.
Si en la escuela y el instituto no se leen textos complejos no hay nada que hacer.

Por eso personalmente no me extraña el desprecio que hay por el pensamiento, que los debates políticos nunca sean sobre ideas, como es normal en las democracias desarrolladas sino sobre los autores; que los textos administrativos estén mal escritos y no expresen lo que pretenden; que los estudiantes, consecuentemente, con frecuencia se pierdan cuando han de moverse entre ideas o comprender textos.

Un ejemplo: cuando en algo tan sencillo como una pregunta de examen al estudiante se le pide, pongamos por caso, esto: "Explique el origen de la expulsión de los moriscos" y el estudiante explica la expulsión de los moriscos, no contesta porque no la ha entendido. Se le pedía que escribiera sobre el origen del proceso, no sobre el proceso. La consecuencia es clara: bolígrafo rojo.

Pero lo peor de todo es que, como el estudiante no lee bien, no se fija bien en el texto (en este caso una simple pregunta) y se cree que la ha entendido, ¡no entiende por qué se le suspende!

Con la selectividad, tal como está montada hoy, todos los estudiantes que cometen errores así, pasan.
No es un examen de entrada en la universidad: no selecciona (aprueban el 98,0%), sólo ordena por notaspara elegir carrera, que es algo distinto.

Los efectos son devastadores: los estudiantes con menos puntuación entran en segundas opciones, como las carreras de letras y magisterio, y hunden a los estudiantes vocacionales, que los hay: personalmente llevo años constatando, en las asignaturas de Historia, que imparto, un fracaso escolar de más del 50%. Un despilfarro de recursos en plena crisis.

Filosofía, historia, sociología, literatura, necesitan estudiantes que escriban y lean bien; ¡y Magisterio, donde deberían ir sólo los mejores y se gradúan los futuros profesores! 

En cuanto a los estudiantes con puntuación más alta eligen los grados más demandados, pero como también tienen los mismos problemas de escritura, los profesionales acaban teniendo las mismas carencias indicadas.

Si no mejoramos la capacidad de escribir y leer de los estudiantes no sólo no mejoraremos nuestro sistema educativo sino que además no tendremos una cultura política desarrollada, basada en valores (porque los valores son ideas que hay que entender y usar).

Por eso sólo hay una forma de mejorar la selectividad: suprimirla. Y empezar de cero. Es un fraude para los propios estudiantes, para los profesores que con la mejor voluntad les preparan para el examen, y para la sociedad que paga un esfuerzo tan inútil y baldío. Señor Wert, señora Rudi, para nosotros no saber escribir es un problema mucho más importante, a largo plazo, que el diferencial de la prima de la deuda. Y ustedes ¿qué hacen para resolverlo?

-----------------------

Ustedes dirán.

Yo no sé qué más añadir.

 
Pincha para ver la imagen en grande
La ilustración está sacada del artículo "Es fácil dejar de escribir si sabes cómo ", de la bitácora de Marc R. Soto 

15 de sept. de 2012

Código de ética de la IFLA para bibliotecarios y otros trabajadores de la información




(TRADUCIDO AL ESPAÑOL DESDE BIBLIOASTURIAS.COM)


Los bibliotecarios de todo el mundo somos muy conscientes de las implicaciones éticas de nuestra profesión y por ello las distintas asociaciones han venido desarrollando códigos de ética nacionales en más de 60 países, pero carecíamos de un código deontológico consensuado a nivel internacional. 

Otras profesiones relacionadas con la nuestra, como archivistas y profesionales de museos ya disponían de sus códigos internacionales de ética, elaborados por la ACI (Consejo Internacional de Archivos) y el ICOM (Consejo Internacional de Museos), pero hasta ahora la IFLA y los bibliotecarios no contaban con un documento similar.


A lo largo de 2011 y en estos primeros meses de 2012, un grupo de trabajo ha redactado y realizado amplias consultas sobre un proyecto de código internacional de ética para bibliotecarios. Cientos de miembros de la IFLA han recibido su borrador y han aportado correcciones, elaborando una versión final para su aprobación por parte de la Junta de Gobierno de la IFLA, realizada finalmente en agosto de 2012.

Les ofrecemos a continuación una traducción de ese Código de Ética de la IFLA para bibliotecarios y otros trabajadores de Información, realizada desde biblioasturias.com, a la espera de la realización de su versión oficial en español:

Código de ética IFLA para bibliotecarios y otros trabajadores de la información

PREÁMBULO

El presente Código de Ética y Conducta Profesional se ofrece como una serie de proposiciones éticas para orientar a los bibliotecarios individuales, así como otros trabajadores de la información, y para la consideración de las Asociaciones de Bibliotecarios y otros profesionales de la Información a la hora de crear o revisar sus propios códigos.

Las funciones de este código de ética pueden describirse como:
• promover la reflexión sobre los principios con los que los bibliotecarios y otros trabajadores de la información pueden establecer políticas y afrontar dilemas
• la mejora de la auto-conciencia profesional
• proporcionar transparencia a los usuarios y la sociedad en general.

Este código no pretende sustituir a los códigos existentes, o eliminar la obligación de los colegios profesionales a desarrollar sus propios códigos a través de un proceso de investigación, consulta y redacción cooperativa. No se espera ni es preceptivo el pleno cumplimiento del mismo.

Este código de ética se basa en las cláusulas de los principios fundamentales descritos en este preámbulo para proporcionar un conjunto de sugerencias de conducta para los profesionales. IFLA reconoce que, si bien estos principios fundamentales deben permanecer en el centro de dicho código, sus detalles podrán variar en función de la sociedad a la que sirvan, de la comunidad real o comunidad virtual. 

Realizar este código es una función esencial de cada asociación profesional, al igual que la reflexión ética es una necesidad para todos los profesionales. La IFLA recomienda el Código de Ética para la IFLA a todas sus asociaciones e instituciones miembros así como a los bibliotecarios y trabajadores individuales de la información.

IFLA se compromete a revisar este código cuando sea apropiado.

1. ACCESO A LA INFORMACIÓN
La misión principal de los bibliotecarios y otros trabajadores de la información es garantizar el acceso a la información para todos los posibles usuarios, para el desarrollo personal, la educación, el enriquecimiento cultural, el ocio, la actividad económica y la participación informada, así como para la mejora de la democracia.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben evitar la negación y la restricción del acceso a la información y las ideas, particularmente cuando se realiza a través de la censura ya sea por los estados, gobiernos o instituciones de la sociedad religiosa o civil.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información que ofrecen servicios al público deben hacer todo lo posible para ofrecer el acceso a sus colecciones y servicios libres de costo para el usuario. Si las cuotas de afiliación y las cargas administrativas son inevitables, estos deben ser las más bajas posible, tratando de encontrar soluciones prácticas para que las personas socialmente desfavorecidas no queden excluidas.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben promover y difundir sus colecciones y servicios para que los usuarios y usuarios potenciales sean conscientes de su existencia y disponibilidad.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben utilizar los medios más eficaces para hacer que el material sea accesible a todos. A tal efecto, deben tratar de garantizar que los sitios web de las bibliotecas y otras instituciones de información cumplan con las normas internacionales de accesibilidad y que el acceso a los mismos no esté sujeto a barreras.

2. RESPONSABILIDADES HACIA LAS PERSONAS Y LA SOCIEDAD
Con el fin de promover la inclusión y erradicación de la discriminación, los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben asegurar que no sea negado el derecho de acceso a la información y que los servicios ofrecidos sean equitativos para todo el mundo independientemente de su edad, nacionalidad, ideología política o capacidad física o mental, patrimonio, identidad de género, educación, ingresos, inmigración y búsqueda de asilo político, estado civil, origen, raza, religión u orientación sexual.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben respetar a las minorías lingüísticas de un país y su derecho a acceder a la información en su propio idioma.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben organizar y presentar el contenido de una manera que permita a un usuario autónomo poder encontrar la información que pueda necesitar. Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben ofrecer su ayuda y apoyo a los usuarios en su búsqueda de información.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben ofrecer servicios para aumentar las habilidades de lectura. Deben promover la alfabetización informacional incluyendo la capacidad de identificar, localizar, evaluar, organizar y crear, utilizar y comunicar información. Y promover el uso ético de la información contribuyendo así a eliminar el plagio y otras formas de mal uso de la misma.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben respetar la protección de los menores, garantizando a su vez que ello no tenga ningún impacto sobre los derechos de información de los adultos.

3. PRIVACIDAD, CONFIDENCIALIDAD Y TRANSPARENCIA
Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben respetar la privacidad personal y la protección de aquellos datos personales que por necesidad sean compartidos entre los individuos y las instituciones.

La relación entre la biblioteca y el usuario se basa en la absoluta confidencialidad y los bibliotecarios y otros trabajadores de la información tomarán las medidas apropiadas para garantizar que los datos de los usuarios no se compartan más allá de la transacción original.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben apoyar y participar de la transparencia a fin de que el funcionamiento del gobierno, la administración y las finanzas queden abiertos al escrutinio de la opinión pública. También reconocen que están expuestas a la exención de esa confidencialidad aquellos casos de interés público que por mala conducta, corrupción o crimen, sean requeridos por la autoridad judicial.

4. ACCESO ABIERTO Y PROPIEDAD INTELECTUAL
Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben proporcionar a los usuarios el mejor acceso posible a la información e ideas por cualquier medio o formato. Esto incluye el apoyo a los principios del acceso abierto (open access), código abierto y licencias abiertas.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información tienen por objeto proporcionar a los usuarios un acceso justo, rápido, económico y eficaz a la información.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información tienen el deber profesional de abogar por mantener en sus bibliotecas las excepciones y limitaciones derivadas de las restricciones por copyright y derechos de autor.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información son copartícipes de los autores, editores y otros creadores de obras protegidas por copyright. Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información reconocen el derecho de la propiedad intelectual de los autores y otros creadores y tratarán de asegurar que sus derechos sean respetados.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben negociar las condiciones más favorables para el acceso a las obras en nombre de sus usuarios y tratar de garantizar que el acceso no se vea impedido o dificultado por la forma de administración de las leyes de propiedad intelectual y que las licencias no anulen las excepciones que para las bibliotecas figuran en la legislación nacional. 

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben alentar a los gobiernos a establecer un régimen de propiedad intelectual que respete adecuadamente el equilibrio entre los intereses de los titulares de derechos y las personas e instituciones que los difunden, como las bibliotecas.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información también abogan por la limitación en el tiempo de los plazos del copyright y que la información que haya pasado a ser dominio público siga siendo pública y gratuita.

5. NEUTRALIDAD, INTEGRIDAD PERSONAL Y PROFESIONAL
Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información están estrictamente comprometidos a mantener neutralidad y una postura imparcial respecto a la recopilación de la información, su acceso y servicio. Esa neutralidad ha de reflejarse y tener como resultado el mejor equilibrio posible en la colección ofrecida y en el acceso a la misma.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben definir y publicar sus políticas de selección, organización, conservación, provisión y difusión de información.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben distinguir entre sus convicciones personales y las obligaciones profesionales. Los intereses privados o creencias personales deben quedar relegados a expensas de la neutralidad.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información tienen el derecho a la libertad de expresión en el lugar de trabajo, siempre que no vulnere el principio de neutralidad hacia los usuarios.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben luchar contra la corrupción que afecta directamente a la biblioteconomía, como en el abastecimiento y suministro de materiales para la biblioteca, los nombramientos para puestos en la misma y la administración de sus contratos y finanzas.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben esforzarse por mantener la excelencia en su profesión, manteniendo y mejorando sus conocimientos y habilidades. Deben intentar alcanzar los más altos estándares de calidad de servicio y con ello promover la buena reputación de la profesión.

6. RELACIONES CON LOS EMPLEADOS
Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben tratarse con justicia y respeto.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben oponerse a la discriminación en cualquier aspecto del empleo por razones de edad, nacionalidad, ideología política o capacidad física o mental, género, estado civil, origen, raza, religión u orientación sexual.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben promover la igualdad en el pago y beneficios para hombres y mujeres que ocupan puestos similares.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben compartir sus experiencias profesionales con sus colegas y ayudar y orientar a los nuevos profesionales a participar en la comunidad profesional y desarrollar sus habilidades. Deben contribuir a las actividades de su asociación profesional y participar en investigaciones y publicaciones sobre las distintas cuestiones profesionales.

Los bibliotecarios y otros trabajadores de la información deben esforzarse por ganar una reputación y estatus partiendo de la profesionalidad y el comportamiento ético. No deben competir con los colegas usando métodos desleales.

Preparado por Loida García-Febo, Hustad Anne, Hermann Rösch, Paul Sturges y Amelie Vallotton (FAIFE grupo de trabajo) Aprobado por la Junta de Gobierno de IFLA, agosto 2012.
 
Traducido por Jesús Fernández Álvarez (Bibliotecario. Dtor. y coordinador de la revista www.biblioasturias.com)
 
Pueden acceder al texto original del Código de ética desde estos enlaces:
Versión completa: http://www.ifla.org/files/faife/publications/IFLA%20Code%20of%20Ethics%20-%20Long_0.pdf
Versión reducida: http://www.ifla.org/files/faife/news/IFLA%20Code%20of%20Ethics%20-%20Short.pdf

Fuente: http://www.biblioasturias.com/codigo-de-etica-de-la-ifla-para-bibliotecarios-y-otros-trabajadores-de-informacion-traducido-al-castellano-desde-biblioasturias-com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...