25 ene. 2018

Organiza tu vida, tiempo y actividades

Por: Ely Machado



Estamos iniciando el año 2018 y una de las claves para el éxito personal y profesional tiene que ver con la capacidad de saber organizarte y administrar el tiempo para realizar las actividades programadas o deseadas.

Para que seas tú el protagonista de tu destino y no víctima de él, te comparto las siguientes sugerencias para una buena planeación efectiva.

Define actividades, objetivos y deseos por realizar ese año con sus correspondientes prioridades (en orden de mayor a menor importancia).

Recuerda que comer, dormir, hacer ejercicio y tiempo para pensar son parte de las necesidades básicas de Maslow.

Posteriormente, ocupa, realiza o genera una agenda programada donde plasmes tus actividades laborales, personales, ejercicio, ocio, descanso, comidas y tiempo libre. No olvides dejar un espacio para los improvistos.

Plantéate objetivos concretos para saber qué camino, acciones u decisiones tomar. Recuerda que sin objetivos claros pierdes el rumbo y te desgastas. Recuerda que los objetivos deben ser medibles, alcanzables, realistas, específicos y ajustables (SMART)

El éxito está en planear, generar y otorgar un plazo para cumplir tus proyectos. “Haz que las cosas sucedan”. Cuando tú les das tiempo para que se materialicen, tendrán mayor posibilidad de que se hagan.

También aprende a decir “no” a las actividades, personas o situaciones que te distraen. Detecta cuáles son los distractores, personas o cosas que te desfocalizan (vampiros del tiempo) y hazte cargos de ellos, otorgándole un tiempo exclusivo no negociable para realizarlo. Checa qué puedes realizar en otro momento (series, redes sociales o cosas que no te generen valor) y cuestiona si realmente vale la pena realizarlo o sustituirlo por alguna actividad más valiosa o importante.

Comparte responsabilidades, delega, convive y aprende; eso te quitará un peso de encima. Asimismo te ayudará a relacionarte y podrás reconocer que no se puede hacer todo uno/a misma/o. Busca apoyo y confía en las personas que te ofrecen su ayuda.



Resultado de imagen para Organiza tu vida, tiempo y actividades

Por último termina de leer este artículo, toma una pluma, una hoja y comienza a realizar acciones que te lleven a dar el primer paso de las metas u objetivos que decidiste tener en este 2018.


Fuente bibliográfica
MACHADO, ELY, 2018. Organiza tu vida, tiempo y actividades. AMQueretaro.com [en línea]. [Consulta: 26 enero 2018]. Disponible en: http://amqueretaro.com/opinion/2018/01/04/organiza-vida-tiempo-actividades. 

Ordenar libros

Por: Jorge Alberto Gudiño Hernández




La época es propicia para hacer todo lo que uno no ha hecho durante el año. Los niños están de vacaciones; yo también, salvo por algunos textos aún pendientes. Entonces pasamos los días entre visitas, juegos, reuniones familiares y algunos quehaceres que nos abruman.

El principal es el de los libros. La parte teórica es sencilla. Nuestros libros (con algunas restricciones que no siempre han quedado del todo claras) están acomodados en los libreros en orden alfabético del apellido del autor. 

No siempre ha sido así pero ahora lo es para nuestra tranquilidad emocional. Existe, también, una lista en una hoja de cálculo en donde están capturados esos mismos libros: autor, título, editorial y alguna característica extra en la cuarta columna (si está dedicado, si lo prestamos, no mucho más). La lista obedeció, en un principio, a las obsesiones de M pero ahora yo mismo le reconozco su valor. Sobre todo, a la hora de no comprar libros repetidos o de buscar a ciertos autores. Como se puede ver, en realidad, todo parece simple. En la teoría.

La parte práctica agrega complicaciones. De entrada, porque, cada tanto, llegan libros nuevos a casa. Estos arribos no siempre corresponden a una pulsión lectora que no acepta desvíos. A veces, uno compra libros para el futuro o porque sabe que algún día le interesarán. Así pues, uno llega con la bolsa o el paquete de marras y, lo primero que le viene a la mente, es la idea de sacar la computadora, abrir la hoja de cálculo, capturar el libro con sus tres o cuatro columnas y hacerle un hueco en el librero, incluso cuando uno tenga que recorrer una buena veintena de volúmenes para hacerle espacio. Y esto, claro está, sucede al mismo tiempo en que uno viene cargando a uno de los niños, la mochila de la escuela, la sudadera que no trae puesta y la insistencia del segundo de los críos porque le urge ir al baño…

Impusimos una mesita de transición. El lugar exacto a donde van a parar todos los libros nuevos que llegan a casa. Miento, no todos. A veces uno sí trae en las manos la novela que le urge y ésa se va directo al buró o al escritorio. Da igual. Si uno la lee con la ansiedad correspondiente, al terminarla también va a dar a la mesita de transición. Y ésta, con el transcurso de las semanas, va acumulando torres cuya estabilidad es, cuando menos, precaria.

También se suman a la mesita libros viejos. Sobre todo, por mi culpa. Se me antoja leer algo, voy al librero, rebusco entre los títulos, saco uno que alguna vez… lo leo y no lo regreso a su lugar. Es como en las bibliotecas, mejor dejarlo en la mesita de transición.

El asunto, entonces es que, en estos días de vacaciones, nos ocupamos de la mesita de transición, de la hoja de cálculo, de los libros por acomodar. Es algo que podría ser monótono pero tiene sus peculiaridades. De entrada, porque varios de los libros de la mesita de transición llaman nuestro interés. 

Entonces corremos a capturarlos en Excel pero, acto seguido, los liberamos del opresivo acomodo en el librero para llevarlos al buró o al escritorio. Les hemos ampliado el plazo. Volverán, sin duda, a la mesita pero, por ahora, son libres. Algo similar ocurre cuando uno acomoda otro de los libros de la mesita, uno que no se antoja leer de momento… pero el de al lado sí. Uno lo redescubre cuando hace funambulismo de sillón intentando encajarlo entre sus pares. Ni hablar, tendrá que salir el nuevo candidato para sumarse a la pila de libros del buró o el escritorio.

Es curioso, para cuando uno ha terminado por despejar la mesita de transición, todos los libros están capturados, es cierto, pero una buena cantidad de ellos siguen sin estar en los libreros. Y eso es una maravilla. Porque la limpieza de libros sólo puede llegar a buen puerto cuando uno descubre todas las citas que le quedan. Además, uno no puede lanzarse a la lectura de inmediato pues los niños están de vacaciones y hay reuniones pendientes y demás. Así que esas pilas sólo auguran que el año empezará en buena forma.


Dicho lo anterior, dejémoslo como un buen deseo: que el próximo año haya muchos libros aguardando por ser leídos, mesita de transición o no mediante.


Fuente bibliográfica
HERNÁNDEZ, J.A.G., [sin fecha]. Ordenar libros. SinEmbargo MX [en línea]. [Consulta: 26 enero 2018]. Disponible en: http://www.sinembargo.mx/30-12-2017/3368279. 

Terra incognita. Mapas misteriosos en la Biblioteca Nacional





El Beato de Liébana está entre los libros mejor custodiados de la Biblioteca Nacional de Madrid. Es un código del siglo XI, hecho en el scriptorium regio de León y copia de un texto aún más antiguo. Se trata de un comentario del Apocalipsis de San Juan. En su interior guarda un tesoro poco conocido: un atlas del mundo medieval.


En el mapa del Beato de Liébana, la Tierra tiene forma de elipse. Es imposible reconocer algún territorio moderno, sin embargo se pueden leer nombres de lugares conocidos: Roma, África, Spania. Se creía entonces que el mundo tenía forma de “T” y Jerusalén se encontraba en el centro del universo. En el hemisferio norte se hallaba la India y el Jardín del Edén.






¿Cómo podían desplazarse de un lugar a otro en la edad media con un mapa tan inexacto? El mapa del Beato de Liébana es aún más sorprendente si se compara con un ilustre antecesor: el atlas del astrónomo griego Ptolomeo, del II siglo a.C. El original se perdió pero las detalladas descripciones permitieron, a lo largo de la la historia, numerosas reconstrucciones. Una de ellas se guarda también en los fondos de la Biblioteca Nacional de Madrid. Para ser un mapa de hace 22 siglos, la cartografía de Ptolomeo no dista mucho del mundo que  conocemos.



Los mapas desvelan más cosas sobre los hombres que los hicieron que sobre la realidad en si misma. La Biblioteca Nacional atesora en su interior miles de mapas que se pueden leer como novelas.


Portulanos, cartas náuticas, incunables, mapas temáticos, ilustrados, etc.  “Cartografías de lo desconocido” es una exposición de la Biblioteca Nacional y un libro que invitan a acercarse a los mapa por lo que son: una hipótesis sobre la realidad. Objetos fascinantes y herramientas para hacer visible lo desconocido. Terra incognita. Lugares imaginarios, islas escondidas y pueblos misteriosos han compartido, a lo largo de la historia, el mismo trozo de papel al lado de los descubrimientos geográficos. La mitología se ha resistido durante mucho tiempo a la ciencia. En 1600 la posición de la Atlántida era señalada  todavía en los mapas. En 1700 existía una descripción topográfica del País de la Jauja.

Durante mucho tiempo se presumió conocer con más detalle la Tierra Prometida que América del Norte.

No debe sorprender esta aparente ceguera entre la realidad que los exploradores podían ver y el mundo como era imaginado. Pasaron casi 300 años entre la llegada de Colón a las Antillas y el descubrimiento de Australia. 
Desde que los griegos fijaran la frontera del mundo en las Columnas de Hércules, el ser humano siempre ha creído en la existencia de un “más allá”.  Antes de un plus ultra siempre hubo un non plus ultra. A principio del siglo XX, con la conquista del Polo Sur, el mundo quedaba por fin sin tierras inexploradas. Ya no era posible soñar con lugares míticos y la mirada de la humanidad se volvió al espacio. Aún así el misterio de lo desconocido seguía vivo en la mente de escritores como Edgar Allan Poe (Gordon Pym) Verne (La esfinge de los hielos) y H. P. Lovecraft (Las montañas de la locura).


Los mapas tienen el poder de reducir el tamaño del mundo pero a un precio: ser un instrumento de poder. Sin mapas el comercio no existiría y los ejércitos no podrían moverse. Los pilotos de la I Guerra Mundial volaban con mapas de fuga para no ser capturados en caso de ser abatidos. Ni siquiera la fe podría existir sin mapas: el Papa Gregorio mandó pintar toda tierra conocidas en las paredes del ala oeste del Palacio Vaticano, la llamada Galería de los mapas. Sin embargo el secreto escondido de la cartografía se parece más a una estafa que a un tesoro: estamos obligados a confiar en los mapas a pesar de saber que toda representación es un engaño porque omite deforma y manipula la esfera de la Tierra para trasladarla sobre un plano. Una mentira que ya no necesita ser desplegada en voluminosos folios o recopiladas en engorrosos libros, sino que cabe en  la pantalla de un móvil.



Fuente bibliográfica
Navegando por un mapamundi del siglo XVI. El Independiente [en línea], 2018. [Consulta: 26 enero 2018]. Disponible en: https://www.elindependiente.com/tendencias/2018/01/03/mapamundi-urbano-monte/. 

18 ene. 2018

La bibliotecaria que escribió un diccionario y se quedó sin palabras




María Moliner representa, sin duda, todo un estilo de "ser mujer en el siglo XX"


María Moliner representa, sin duda, todo un estilo de "ser mujer en el siglo XX", pues pertenece al grupo de las mujeres pioneras universitarias que ejercieron, además, una profesión. Los que la conocieron la definen como claramente inteligente, responsable y generosa para con los demás.

¿Quién es?

María Juana Moliner Ruíz nació en Paniza, Zaragoza, España, en 1900 y vivió 81 años.

20180113113536856_resultEntre 1918 y 1921 cursó la Licenciatura de Filosofía y Letras en la universidad de Zaragoza (sección de Historia) obteniendo sobresaliente y Premio Extraordinario. En 1922 ingresó por oposición en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, y obtuvo como primer destino el Archivo de Simancas. Tras una breve estancia en Simancas, María Moliner pasa al Archivo de la Delegación de Hacienda de Murcia. Será en esa ciudad donde conocerá al que será su marido. La familia se traslada a Valencia, Fernando, a la Facultad de Ciencias; María, al Archivo de la Delegación de Hacienda de esa ciudad.

A su vez, se ocupaba de la organización de las bibliotecas rurales y escribió unas “Instrucciones para el servicio de las pequeñas bibliotecas” que fueron muy apreciadas y respetadas, tanto en España como en el extranjero. Estas instrucciones fueron un testimonio fehaciente de la fe que tenía María Moliner en que la cultura era el motor principal para el avance de la sociedad. A partir de este momento ocupó importantes puestos de responsabilidad en la organización de diversas bibliotecas populares y hasta llegó a dirigir la biblioteca universitaria de Valencia. La lucidez y capacidad organizativa de María Moliner van a quedar plasmadas en las directrices que redacta como Proyecto de Plan de Bibliotecas del Estado, las cuales se publicarán a principios de 1939. Con el tiempo dicho proyecto se considerará el mejor plan bibliotecario de España.

Al término de la guerra civil tanto María como su marido y amigos sufren represalias políticas. Muchos de ellos se exilian. Su marido es suspendido de empleo y sueldo y María pierde 18 puestos que desempeñaba en el Cuerpo Facultativo de Archiveros y Bibliotecarios, aunque los recuperará en 1958.

Palabras

En esta nueva etapa de su vida, María Moliner encontrará el tiempo para dedicarse a su interés intelectual más profundo: la pasión por las palabras. Será entonces cuando comience, hacia 1950, el Diccionario de uso del español. Le llevará casi quince años escribirlo pues consta de dos tomos y tiene unas 3000 páginas en total.

Resultado de imagen para DICCIONARIO DE María Moliner

En palabras de Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura, "María Moliner hizo una proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana". Y es que el escritor, tal como lo dejó reflejado en una columna del diario El País de España en 1981, admiraba profundamente el trabajo de esta bibliotecaria española del siglo pasado. 

Pero este diccionario no era uno como cualquier otro. Uno de los grandes objetivos que tuvo María Moliner fue crear un diccionario que permitiera ir de la idea a la expresión. Uno más o menos sabe lo que quiere decir pero no encuentra la palabra exacta y el diccionario de María Moliner te lo permite.

Tal es la calidad del diccionario que es considerado como la mejor consulta de los escritores. 

María Moliner fue candidata para ocupar una silla de la Real Academia Española (RAE) en 1972, pero no se la concedieron. Hubiera sido la primera mujer aceptada por la RAE. 


Paradójicamente, un tiempo antes de su muerte, esta creadora de un diccionario muy particular, se quedó sin palabras al sufrir de arteriosclerosis cerebral, que le provocaba pérdida de la memoria.


Fuente bibliográfica
PRESS, E., 2017. Así es el Diccionario de María Moliner, la obra que precisó más el uso correcto de la lengua castellana. europapress.es [en línea]. [Consulta: 18 enero 2018]. Disponible en: http://www.europapress.es/cultura/libros-00132/noticia-asi-diccionario-maria-moliner-obra-preciso-mas-uso-correcto-lengua-castellana-20170228145926.html. 

17 ene. 2018

Homo digitalis: ¿cómo equilibrar tecnología y mundo real

Por: Alejandro Gorenstein



En contraposición al Homo Sapiens, prefieren los gráficos sobre los textos y piensan en el aquí y ahora.

Son la mayoría de los jóvenes del siglo XXI. Hombres y mujeres. Utilizan todas las herramientas para manipular fotos, documentos, presentaciones, música y armar blogs. Les encanta hacer varias cosas al mismo tiempo y prefieren los gráficos sobre los textos. Les gusta pensar en lo que harán ahora y proyectarse en el corto y mediano plazo, disfrutando de la planificación y el recorrido, sin que el objetivo sea la meta que los motiva. Se los llama Homo Digitalis en contraposición con el Homo Sapiens.

“El Homo Digitalis por medio de la tecnología establece vínculos y a través de las redes sociales amplían su círculo y crean identidad (real o inventada). Este contexto social crece permanentemente y representa una nueva demanda de vida. Por otro lado, necesitan respuestas y conocimientos inmediatos, leer noticias y buscan hacerlo en un solo dispositivo. Suelen hasta dormir con el celular y en muchos casos, ser lo primero y último que realizan en el día”, afirma Alejandro Stofenmacher, Director de Nuevas Tecnologías de CENEDI.

“Además, está presente la ansiedad que se interpone al momento de desarrollar sus acciones, siendo la inmediatez otra característica destacable que aparece en la toma de decisiones. En este punto, desde un aspecto psicológico, esta clase de homo en su niñez ha construido sus conceptos de espacio, tiempo, identidad, memoria y mente a partir de objetos digitales que lo rodean, por tanto, la tecnología ha tenido influencia en sus pensamientos, la comunicación, el conocimiento, el aprendizaje, incluso los valores personales”, describe Analía Almada, Psicóloga Clínica y Evaluadora.

Diferencias con el Homo Sapiens
Mientas que para el Homo Digitalis las respuestas a una pregunta se encuentran al alcance de un click, para el Homo Sapiens debe atravesar la construcción del pensamiento y la búsqueda de respuestas en función a la investigación, el ensayo y el error en cada concepto.

“Hoy el Homo Digitalis obtiene estos resultados googleando, mientas que el Sapiens ha atravesado una evolución de tiempos y paradigmas, con el uso del pensamiento crítico, abstracto, e investigación constante que lo lleva a descubrir y desarrollar a la Tecnología. El Digitalis la usa, navega y la transforma, la atraviesa y la convierte; el Sapiens la genera, la construye y la descubre. El Homo Sapiens necesita del contacto con el otro, en presencia, persona a persona, logrando el canal de comunicación. Para el Digitalis, no se requiere de tener otro presencial para desarrollar un diálogo, simplemente basta con conectarse a una red, enviar un mensaje o grabarlo”, explica Almada.

Beneficios y amenazas
?Los Homo Digitalis poseen tiempos de espera más cortos y una atención más precaria, por lo que se les dificulta esperar en una cola o disfrutar del aire libre sin estar conectados y mostrando constantemente la actividad que está realizando. Al ser parte de la tecnología muchas veces son rehenes de ella, no pudiendo cortar la conexión ni siquiera al dormir. Esto produce periodos de sueño más cortos, sueño más frágil y un mayor agotamiento durante el día.

“Sin embargo, los Homo Digitalis son la generación de futuro, quienes van creando y marcando la tendencia. Son rápidos, soñadores, generadores de tecnología que ayuda a las personas y también al medio ambiente. Son conscientes de la necesidad de cambios importantes para que el mundo cambie. Usan la inmediatez de la tecnología para la participación social y política de los jóvenes y para crear conciencia”, sostiene Silvia Naya, psicóloga especialista en niñez, adolescencia y familia.

“En los niños actuales, se está perdiendo la motricidad fina, a causa de encontrarse rodeados de dispositivos digitales, lo que ha cambiado su juego, y donde la atención solo es dirigida hacia aparatos que brillen, hablen, tengan música y los pueda deslizar con un dedo, con lo cual, los libros, los muñecos, las cocinitas o las herramientas ya no forman parte de los intereses de un infante. Existe un exceso de estímulos visuales, que no permite que los niños inicien su etapa científica de descubrir y conocer por sí mismos, esto produce un cambio en su arquitectura mental. Como aspectos positivos, los Digitalis son más flexibles, son laxos, se acomodan y transforman fácilmente un entorno para brindarle otra estética u otro impacto sobre sí mismo y sobre los demás”, finaliza Almada.

El desafío de mirarse a los ojos
Uno de los grandes desafíos que se les plantea a los homo digitalis es poder lograr un equilibrio entre la vida virtual y el mundo real.

“Es necesario volver a validar los libros de texto, la aventura de leer en papel y no en una pantalla, poder reducir los tiempos frente a la misma para cuidar la postura y la vista. No destinar tiempo a videojuegos y sí invertirlos en un deporte al aire libre. Encontrarse con amigos, familias, parejas, hijos, y no tener todos un dispositivo en la mano. Que exista una vuelta al intercambio persona a persona, donde el dialogo es presencial, y donde las cosas se dicen al instante sin tiempo de pensar, o expresar un sentimiento por medio de un Emoji”, explica Analía Almada, Psicóloga Clínica y Evaluadora.

“La ansiedad y la obsesión son dos grandes problemas que trae el uso excesivo de la tecnología. El no poder estar en el cine o en una cena sin chequear las redes sociales. O revisar si se recibió un mensaje o subieron una nueva foto. Frente a estos síntomas, se debe tomar conciencia de la importancia de generar espacios reales con personas reales y poder hablar cara a cara. El desafío es regular el uso de la tecnología y no volverse dependientes de ella”, propone Silvia Naya, psicóloga especialista en niñez, adolescencia y familia. Y habrá que pensar en eso.

Fuente bibliográfica
GORENSTEIN, Alejandro., [sin fecha]. Homo digitalis: ¿cómo equilibrar tecnología y mundo real. [en línea]. [Consulta: 17 enero 2018]. Disponible en: https://www.clarin.com/sociedad/homo-digitalis-equilibrar-tecnologia-mundo-real_0_SyVot1DGz.html. 

16 ene. 2018

El bibliotecario que salvo las joyas de la corona británica cayeran en manos de los nazis

Por: Miriam Elies


Tiene 91 años y en un mes cumplirá su 66 aniversario como jefa de Estado británica. En sus más de seis décadas de mandato, la reina Isabel II ha concedido contadas entrevistas, así que no es de extrañar la expectación que está generando el próximo documental de la BBC sobre las joyas de la corona. Se emitirá el próximo domingo y en él se revelan algunos de los secretos mejor guardados de la familia real.

La anécdota más curiosa que recoge el documental es el escondite en el que se ocultaron los bienes más preciados de la realeza para que no cayeran en manos nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Las preciosas gemas de la Corona Imperial fueron ocultadas bajo tierra, en una lata de galletas de la marca Bath Oliver en el Castillo de Windsor. La operación fue ordenada por el padre de Isabel II, el rey Jorge VI.

Las gemas más valiosas de la Corona Imperial fueron ocultadas bajo tierra, en una lata de galletas

Hasta ahora se había rumoreado que las gemas se habían ocultado en una cueva en Gales o en una bóveda en Canadá. Según The Times , el misterio se ha podido resolver gracias a la investigación de Alastair Bruce, un experto en las Joyas de la Corona que descubrió las cartas del bibliotecario real Sir Owen Morshead a la reina María, la madre de Jorge VI.

Bruce explica en declaraciones al rotativo británico que se cavó una profunda caverna debajo de una de las entradas de seguridad al Castillo de Windsor y se construyeron dos cámaras. Para acceder a su interior se construyó una trampilla que todavía existe hoy en día.

El bibliotecario de la Corona fue el encargado de retirar las piezas más valiosas de la Corona Imperial, el zafiro St Edwards y el rubí Black Princess, y ponerlas en la lata de galletas. El objetivo era garantizar que estuvieran a salvo en caso de emergencia.

La reina Isabel, que en aquel momento tenía 14 años, desconocía la anécdota de las gemas de su corona hasta la realización del documental de la BBC, según ha detallado Bruce.

La corona cuenta con 2.868 diamantes, 17 zafiros, 11 esmeraldas y cientos de perlas, así como un gran rubí.


La corona, llamada Imperial de Estado, fue realizada para la coronación de su padre en 1937 y cuenta con 2.868 diamantes, 17 zafiros, 11 esmeraldas y cientos de perlas, así como un gran rubí. La soberana detalla en el documental algunos de los detalles de esta joya, como su peso. “No puedes mirar hacia abajo para leer el discurso, tienes que levantarlo. Si lo hicieras, tu cuello se rompería”, revela la Reina sobre esta corona que lleva en la apertura formal del Parlamento británico, donde debe leer el programa del Gobierno.





Fuente bibliográfica
ELIES, MIRIAM, 2018. El insólito escondite en el que la familia real británica ocultó sus joyas de los nazis. La Vanguardia [en línea]. [Consulta: 17 enero 2018]. Disponible en: http://www.lavanguardia.com/internacional/20180112/434242926057/escondite-familia-real-britanica-joyas-nazis.html. 

Siete trucos científicamente probados para mejorar tu memoria

Si quieres mejorar tu capacidad de recordar datos, prueba estas estrategias.
¿Quién no ha deseado alguna vez tener una memoria a prueba de bombas? Se trata de una cualidad útil en todos los ámbitos de la vida: con una buena memoria es mucho más sencillo llegar a ser un gran estudiante, pero también evitar un sinfín de fastidiosos descuidos en el día a día. En el blog Quid Corner encontramos un post imprescindible para los más olvidadizos: se trata de una recopilación de trucos para potenciar la memoria basados en estudios y evidencias científicas.

Método 'Loci'. Consiste en exprimir tus habilidades de memoria espacial. Sólo tienes que dar un 'paseo mental' por un lugar que conozcas a la perfección, por ejemplo tu propia casa. Trata de visualizar en cada estancia una parte de la información que necesitas recordar.

Acrónimos. Es más sencillo recordar una palabra o una frase que una gran lista de información. Forma acrónimos con las iniciales de los elementos que quieres memorizar. Por ejemplo, una lista de la compra: si necesitas pollo, azúcar, leche y olivas, tan sólo tendrás que grabar en tu mente 'PALO'. Al llegar al supermercado sabrás descifrarlo.

Rimas. Este truco se basa en lo que llamamos 'codificación acústica'. Construyendo rimas a partir de la información, recordarás todo con mayor facilidad y en el orden que te convenga.

Asociación. Otra estrategia para memorizar listados como los de la compra. Se trata de elaborar una especie de historia empleando los elementos de nuestra lista, de manera que cada uno acabe conduciéndonos al siguiente. Se supone que la visualización mental de la historia provoca que sea más fácil recuperar los recuerdos.

Troceado. Un truco para recordar números largos. Basta con dividirlos en porciones pequeñas: si el número tiene 16 cifras, sepáralo en cuatro partes de 4 cifras. Es además un ejercicio muy saludable que puedes practicar a diario.

Método PQRST. Ideal para estudiantes. Las siglas corresponden a las iniciales de 'preview, question, read, state, test' (previsualización, preguntas, lectura, respuesta, revisión). Hacemos una lectura rápida, formulamos preguntas importantes sobre el texto, leemos con detenimiento, respondemos en voz alta a las preguntas anteriores y finalmente revisamos si nos hemos dejado algo.

Escribir. Un clásico que funciona especialmente bien para aprender léxico en un nuevo idioma. Escribe en tarjetas las palabras que quieres memorizar con su traducción y revísalas tres veces al día. No tardarás en grabarlas en tu memoria para siempre.

Fuente bibliográfica
Siete trucos científicamente probados para mejorar tu memoria. abc [en línea], 2018. [Consulta: 16 enero 2018]. Disponible en: http://www.abc.es/ciencia/abci-siete-trucos-cientificamente-probados-para-mejorar-memoria-201801160813_noticia.html. 

8 ene. 2018

10 Libros que toda persona inteligente debería leer al menos una vez en la vida para entender el amor


Por: Aida Villarías




El amor, ese sentimiento que nos inspira y nos motiva, pero que también puede llegar a causarnos mucho sufrimiento

Definir y entender el concepto de amor es muy complicado. Para ayudarte, te hacemos 10 recomendaciones literarias que te ayudarán a entender el amor más que cualquier relación.


Las mujeres que aman demasiado (Robin Norwood)

{keyword}

Cuando estar enamorado significa sufrir, es que estamos amando demasiado. Cuando la mayoría de nuestras conversaciones con amigas íntimas son acerca de él, de sus problemas, ideas, acciones y sentimientos, es que estamos amando demasiado. Cuando disculpamos su mal humor, su indiferencia y sus desaires e intentamos justificarlos, es que estamos amando demasiado.


El buen amor en la pareja (Joan Garriga)

{keyword}

Este no es un libro sobre lo que hay que hacer o lo que no hay que hacer en una relación de pareja. No habla de modelos ideales. Habla de relaciones diversas, con sus propias pautas y estilos.

Pero también de aquellas cuestiones que habitualmente hacen que las cosas funcionen o se estropeen en una pareja, y de los ingredientes que facilitan o dificultan construir una buena relación y mantenerla. Además, da pistas para que cada uno encuentre su propia fórmula, su modelo y su manera de vivir en pareja. 


La inmortalidad (Milan Kundera)

{keyword}

La novela se desarrolla en varios ambientes y cuenta con varios personajes: Agnes (para quien el amor son solo breves momentos de la vida), su hermana Laura (para quién el amor es hasta su propio cuerpo) y sus respectivos cónyuges. Tras la muerte de su madre, el padre de forma no intencional descubre una verdad dolorosa detrás de una aparente vida familiar normal.

Al mismo tiempo se desarrolla otra historia de personajes inmortales como Napoleón Bonaparte, Goethe, Beethoven y Bettina. Cuestiona el hecho de que el hombre no es más que su imagen.


El arte de amar (Erich Fromm)

{keyword}

El libro postula principalmente que el amor es la respuesta al problema de la existencia humana, puesto que el desarrollo de éste conlleva a una disolución del estado de separación sin perder la propia individualidad.
Asimismo estudia la naturaleza del amor en sus diversas formas: amor fraternal, amor de padre y de madre, amor a uno mismo, amor erótico y amor a Dios. El autor postula que los elementos necesarios para el desarrollo de un amor maduro son el cuidado, la responsabilidad, el respeto y el conocimiento.


El amor en los tiempos del cólera (Gabriel García Márquez)

{keyword}

Es una novela dedicada al verdadero amor. La novela se inspiró en la forma en que se desarrolló la relación de los padres de García Márquez. Para escribirla se entrevistó durante varios días con sus padres, cada uno por separado, para encontrar más detalles de cómo iba a escribir la novela.

Florentino se enamora de Fermina y la corteja desde su adolescencia, pero las diferencias sociales y de carácter los separan. Fermina contrae matrimonio con el doctor Juvenal Urbino mientras Florentino lucha y espera el momento indicado para estar con su amor que ha estado esperando durante cincuenta y tres años, siete meses y once días.


Siete reglas de oro para vivir en pareja (John Gottman)

{keyword}

El autor expone a los 7 jinetes del apocalipsis del amor, es decir, los siete principales errores que se cometen en una relación y que la destruyen. Con este libro el lector se da cuenta de los fallos que está cometiendo o que debe evitar en su relación de pareja.


Taipéi (Tao Lin)

{keyword}

Paul es un joven escritor de origen taiwanés abocado a la ruina personal. La mala relación con sus padres, el fluctuante viaje sentimental en busca de novias potenciales, la irresponsabilidad con su obra y sus editores, y la evasión contra el propio cuerpo, inhabitable, en la virtualidad de las redes sociales o en la ingesta obsesiva de comida basura con que colma un vacío total son los temas que sigue el libro.

Se trata de diversos caminos sin salida a los que el protagonista se ve confinado a punto de cumplir veintisiete años, edad en la que murieron trágicamente los ídolos de una generación ciega, consumista y con muy pocos asideros fiables.


La dama de las Camelias (Alexandre Dumas)

{keyword}

La obra está inspirada en un hecho real de la vida de Alexandre relativo a un romance, que tuvo lugar en 1847 según el propio autor, con Marie Duplessis, joven cortesana de París que mantuvo distintas relaciones con grandes personajes de la vida social


El amor dura tres años (Frederic Beigbeder)

{keyword}

Marc Marronnier relata desordenadamente sus vicisitudes amorosas y su visión del Amor. La tesis que plantea ya en el título aparece en diversas ocasiones a lo largo de la novela: el amor dura solamente tres años, luego en las relaciones de pareja se imponen el tedio y la monotonía.

El narrador inicia el relato de sus aventuras con la ruptura con su esposa Anne, lo que le permite relatar toda su historia sentimental, y la aparición del amor adulterino con su amante Alice, incapaz de seguirle cuando se ve separado.


Travesuras de la niña mala (Mario Vargas Llosa)

{keyword}

Según declaraciones del propio autor, se trata de su primera novela de amor. En ella narra la relación tormentosa y enfermiza de dos amantes durante cuatro décadas, con el trasfondo de los tumultuosos cambios políticos y sociales que se vivieron en la segunda mitad del siglo XX en lugares como Lima, París, Londres, Tokio o Madrid.


Si te gusta leer y tienes curiosidad por entender mejor el amor o aprender a desenvolverte mejor en las relaciones de pareja, estos son sin duda los títulos con los que necesitas hacerte. ¿Por cuál vas a empezar? Comparte estos libros con tus amigos para que ellos también aprendan a entender el amor.



Fuente bibliográfica
VILLARÍAS, A., 2017. 10 Libros que toda persona inteligente debería leer al menos una vez en la vida para entender el amor. rolograma - Actualidad, curiosidades, cultura, entretenimiento [en línea]. [Consulta: 8 enero 2018]. Disponible en: https://rolograma.com/10-libros-que-toda-persona-inteligente-deberia-leer-al-menos-una-vez-en-la-vida-para-entender-el-amor/. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...