23 dic. 2010

Terror en la escuela

El verdadero terror es despertar un día y darte cuenta que tu salón de secundaria gobierna el país
Kurt Vonnegut




Hay personas que se toman a broma lo del acoso escolar, conocido como bullying en los paises de habla inglesa, y siguen pensando que es cosa de crios y que "cuando maduren" esas cosas despareceran. Puede. Puede que desparezcan para quienes infieren el maltrato, pero jamás las víctimas olvidan las humillaciones y ofensas, por muchas horas de terapia que pasen junto al sicólogo/a. 

Y esto lo dice una de esas víctimas que día tras día, mes a mes, curso a curso sufren la violencia tanto física como verbal en sus propias carnes. Pero, lo peor del caso, es que este tipo de abusos se dan cada vez a mas temprana edad, y así tenemos ejemplos de niños de guardería que acosan, y pegan sistemáticamente a ciertos compañeros, independientemente del sexo. La violencia flota en el ambiente de crispación generalizada y los críos lo absorben todo, tanto de la calle como de su familia y la tele. Ya les puedes decir que no deben hacer tal o cual cosa, que si lo ven en cualquier lugar, los niños proceden por imitación, para ser "mayores" ante los demás y demostrar que cada uno es el rey y todos los otros sus vasallos.Por eso, antes de que estos maltratadores en potencia - lo seran de no poner remedio - pasen a mayores, se hace  conveniente alertar a padres y educadoeres de que, en ocasiones, es muy necesario un buen azote a tiempo, y no dejarse amedrentar por los pequeños, pues, de ello, depende la salud de todos. Leed con sumo cuidado el siguiente artículo del que se desprenden algunos datos interesantes.

Cuando entré a la universidad, lo último que tenía en mente eran mis traumas de la infancia. Desgraciadamente, la emoción por el primer día de clases fue opacada por una sensación de horror aplastante cuando reconocí a una de mis compañeras de sexto de primaria a través de la explanada. Hace siete años que no la veía, y ahora estábamos en la misma escuela una vez más.

Encontrar a una ex compañera suena como una experiencia inofensiva; sin embargo, cualquiera que haya sido víctima del “bullying” (o del abuso escolar) entiende lo que es sudar frío a la primera mención del recreo. La chica en cuestión se dedicó, durante tres dolorosos años, a hacerme la vida imposible: siempre fui demasiado gorda, demasiado lista, demasiado tonta, demasiado limpia o demasiado sucia para su gusto.

Esta pecosa terrorista (sólo la ética profesional me impide publicar su nombre completo, teléfono y dirección por Internet) salió del colegio, y me di cuenta que yo no era la única víctima. Una gran parte de los niños del salón lloraban a escondidas, humillados por este engendro del infierno disfrazado de niña pelirroja.

Descubrí que una chica odiosa es mucho más fácil de ignorar a los 18 años que a los 11, pero eso no equivale a haber olvidado los años de tortura. Descartar el abuso escolar como un juego de niños es un error y para demostrarlo les presento el testimonio de MeLy, una usuaria de Yahoo! Respuestas, quien tiene una autoridad especial sobre el tema.
El “bullying” desde el punto de vista de una alumna
El abuso escolar siempre es analizado por expertos en estos temas, adultos profesionales, pero jamás se le ha preguntado a un alumno o alumna, que lo ve con sus propios ojos. En las escuelas el “bullying”  es visto como algo normal, pero no lo es. En nuestros establecimientos educacionales no hacen nada para evitarlo, a menos que se convierta en algo grave, pero nadie hace nada más que decir “no lo tomes en cuenta” cuando alguien te está insultando.

Para prevenir el abuso escolar es necesario que los profesores, apoderados y autoridades se comprometan, ellos deben hacer comprender a los alumnos que lo que hacen está mal, no es solo un juego; un simple insulto puede destruir la autoestima de su compañero de clases, y éste puede comenzar a consumir drogas, pelear, o incluso suicidarse. Es imprescindible que se les haga entender a los alumnos que el abuso escolar puede definir la vida de un niño.

En resumen, el abuso escolar no es tan solo los golpes, sino también las burlas e insultos. Esto es lo que puede marcar para siempre a un niño, pues el dolor de un golpe pasa, pero el recuerdo de una burla, jamás. Y eso lo digo por experiencia propia. Y si eres alguien que ha sido abusado por tu compañeros de escuela; nada más me queda decirte: si quieres llorar, llora a solas; si te dieron ganas de golpear, golpea a la almohada; y si te van a molestar, sé impenetrable, pon un escudo imaginario a tu alrededor, que quienes te molestan son personas que no están a tu altura, y siempre, siempre se tú la gota de cordura. Espero haberte ayudado.
El que ríe al último…
MeLy tiene razón, los adultos deberíamos hacer algo al respecto, ustedes, ¿qué solución proponen para el abuso escolar? Yo aún no tengo una respuesta, pero si un consuelo: la mayoría de las personas interesantes y exitosas que yo conozco, sufrieron de abuso escolar. Para ilustrar mi punto de vista, aquí tienen ejemplos de celebridades que la pasaron mal en la escuela (pueden ver algunas de sus historias completas en la página b-free, en ingles):

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...