22 mar. 2014

La adicción al celular

Por: Sergio Asenjo


Si la semana pasada analizábamos la influencia positiva de Internet en nuestra sociedad, hoy nos centramos, por contra, en una consecuencia negativa relacionada con el uso de los teléfonos móviles. Numerosos estudios han confirmado ya la existencia de una dependencia de estos terminales en ciertos usuarios, poniendo de manifiesto que la adicción al móvil es algo cada vez más habitual. Estar constantemente comprobando las notificaciones en pantalla, iniciar o mantener conversaciones mientras estamos reunidos con otras personas, o incluso, sentir la vibración del teléfono móvil aunque no se haya producido suelen ser síntomas de un posible problema que deberíamos controlar antes de que vaya a más, ya que a la larga podría generar irritabilidad, falta de apetito, estrés o bajo rendimiento laboral o académico, entre otros problemas.
Smartphones
Seguro que en los últimos meses habrás observado como cada vez un mayor número de personas tienen un smartphone y parecen utilizarlo a todas horas. De hecho, situaciones como la de la imagen  son cada vez de lo más corrientes, siendo posible observar en cualquier restaurante grupos de amigos dedicándose tan solo a mirar la pantalla de su teléfono. ¿Que está pasando para que ocurran situaciones como esta? ¿Es culpa de los smartphones? El problema no es culpa de este tipo de teléfonos, sino de los usuarios. La principal utilidad de un teléfono inteligente es ofrecernos acceso a Internet y facilitar nuestra comunicación con los demás, no aislarnos. El problema radica en el modo en que el usuario utiliza su teléfono, otorgándole una relevancia excesiva y haciendo que pase de ser un instrumento realmente útil, a convertirlo en un producto que tan solo influye de forma negativa en nuestras relaciones con los demás.

Desconectar para conectar.

Volviendo a la situación en la que una pareja o grupo de amigos esté cenando en un restaurante mientras ignoran a las personas con las que comparten mesa por culpa del teléfono, muchos nos preguntamos qué hay tan importante que no pueda esperar hasta que salgas del restaurante o llegues a casa. Lo más probable es que lo que tus contactos de WhatsApp tengan que decirte pueda esperar. Comprobar tu correo electrónico tampoco es que sea algo vital. Además de reflejar una mala educación, para la otra persona es algo irritante que constantemente estés comprobando tu teléfono, y realmente, este comportamiento no conduce a nada. Aún así, lo cierto es que cada vez más, las conversaciones se están viendo afectadas por culpa del mal uso o adicción a estos dispositivos.
Vivimos en una sociedad que cada vez está más conectada, pero paradójicamente, esto nos hace vivir más aislados y alejados de los demás. Pasamos más tiempo manteniendo conversaciones con personas que pueden estar a decenas o cientos de kilómetros mientras nos evadimos de la gente que tenemos a nuestro alrededor, con los problemas que ello conlleva. No hay nada de malo en pasar un rato hablando con los contactos de nuestras redes sociales y poniéndonos al día, pero como siempre, hay un momento para todo, y quizá deberíamos acordarnos más a menudo de desconectar de nuestro teléfono móvil para poder conectarcon quien tenemos a nuestro alrededor. Es problable que de no hacerlo, estemos renunciando a muchas vivencias y momentos que no volverán a ocurrir.

La confirmación de la adicción.

Recientemente, numerosos estudios han confirmado la existencia de un nuevo trastorno psicológico conocido como nomofobia, que refuerza la existencia de la adicción a los móviles y demuestra que muchas personas sienten incluso  miedo al salir a la calle sin su teléfono. El término procede del inglés “no-mobile-phone phobia” y fue descubierto tras un estudio realizado en Reino Unido en el que, con una muestra de más de 2.000 personas, casi el 53% de las mismas sentian una fuerte ansiedad al salir de casa sin el teléfono móvil o cuando se quedaban sin batería mientras estaban en la calle. Otros tantos sentían también un fuerte estrés por mantener el teléfono apagado durante algún tiempo, excusándose con el hecho de sentirse aislados de las posibles llamadas o mensajes de sus familiares o amigos.
Fuente:http://managersmagazine.com/index.php/2014/02/la-adiccion-al-telefono-movil/

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...