5 mar. 2014

Un país al revés

Por: Ernesto Della Riva

Las vicisitudes de las paritarias docente, con arreglos y desarreglos tanto en nuestra provincia como en el resto del país, hace que se torne actual la carta de lectores que escribí el Sábado, 28 de diciembre de 2013 en el diario La Capital y que transcribo.



Por estos días la sociedad se vio convulsionada por los acontecimientos del  reclamo policial. Ríos de tintas se publicaron, muchas  horas de los medios de comunicación, teorizaciones de sociólogos y politólogos, y las opiniones vertidas por los ciudadanos  nos comentan, cada uno, una distinta realidad. 

Pero como digiera el General "la única verdad es la realidad", y la realidad es que no podemos aspirar a tener seguridad con los sueldos que tienen los policías, no podemos tener educación con los sueldos de los docentes y no podemos tener salud con los sueldos de los empleados de la salud; ahora bien, si se quiere  apelar a las vocaciones, al espíritu de sacrificio y otros eufemismos para justificar los malos sueldos – “es otra cosa”- y nos aleja de la realidad. 

Los ”pilares de la sociedad” (educación, seguridad y salud) no pueden bastardearse, vivimos años, décadas, centurias sin el reconocimiento económico acorde a las tareas, la sobrecarga horaria de muchos de ellos y al desprestigio a los que se los somete en estos últimos años-  síntomas de una anomia social permanente-. 

Como sociedad debemos preguntarnos:  ¿cuáles son las causas que nos llevan a plantarnos la salida individual (que solo crea confrontaciones) a la colectiva a estos problemas?.
La función del gobernante es priorizar el “bien común” el asunto público más trascendental sobre el cual se debe apoyar todas sus acciones,  que promuevan auténticamente la dignidad humana.

1 comentario :

Anónimo dijo...

A este gobierno poco le importa el pueblo argentino. Soy bibliotecaria que dependo de los subsidios provinciales, municipales y nacionales. Hasta el dia de hoy la Pcia de Bs As adeuda desde Octubre, y el Municipio todavía no depositó Febrero. La Nación manda una miseria por año, y en cuotas. Una tiene la camiseta puesta en el trabajo, pero también tenemos que vivir! Y encima de todo, me han bajado las hs de trabajo y por ende, el sueldo. En vez de tener mejor calidad de vida, habiéndome esforzado para que mi biblioteca crezca ( desde pintar estanterías hasta arreglar sillas, mesas, etc)hoy tengo que ver como me las arreglo para vivir con un sueldo mas bajo que el que tenía. Mientras tanto, todos los días vemos casos de corrupción e impunidad. Confieso que cada día tengo menos ganas de venir a trabajar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...