3 jul. 2015

10 cosas que todos odiamos que ocurran en una biblioteca

Por: Villamandos


Biblioteca 10 cosas que todos odiamos que ocurran en una biblioteca

En los últimos días me he tenido que pasar bastante horas en una biblioteca, por motivos que no vienen al caso, y que me han servido para elaborar una lista de las 10 cosas que más odio que sucedan en uno de estos recintos dedicados a los libros y la cultura, y que casi estoy seguro que compartiréis conmigo.

Antes de comenzar con estas 10 cosas que yo y todo el mundo odia que ocurran en una biblioteca, he de decidiros que lista que hice recogía 33 cosas, pero he decidido eliminar algunas para que este artículo no se convierta en pesado e interminable. Eso sí, no descarto que en un futuro pueda hacer una continuación de este artículo e incorporar más cosas odiosas.

A continuación podéis ver 10 de las cosas que todos odiamos que ocurran en una biblioteca.

1.   Resulta muy desagradable recorrer las estanterías de una biblioteca y verlas desordenadas, con los libros mal colocados o simplemente apilados en ellas o en otro lugar cercano a ellas. También es bastante odioso que haya más libros en los espacios donde están los libros devueltos recientemente que en las propias estanterías de préstamo.

2. Las parejitas. Si una cosa odio por encima de todo son las parejas que vana a la biblioteca a ojear libros o incluso a estudiar en las salas destinado a ello. En muchas ocasiones confunden la biblioteca con el salón de su casa un viernes por la noche molestando a otros usuarios y en no pocas ocasiones poniéndoles en situaciones un tanto embarazosas.

3. Libros rotos o mal cuidados. Las bibliotecas tiene muy pocos fondos para comprar nuevos libros y renovar otros, por lo que los que los usamos deberíamos de tratarlos con mucho cuidado. Odio con todas mis fuerzas a esas personas que no cuidan ni lo más mínimo los libros de la biblioteca, llegando a decir en algunos casos que como no son de ellos…

4. Los tacones. Se que los zapatos de tacón estilizan y le dan un toque diferente a las mujeres, pero resultan muy molestos en una biblioteca donde todo el mundo lee o trabaja en silencio.

5. Los bibliotecarios desagradables y antipáticos. No se la razón pero en muchas bibliotecas los bibliotecarios son personas desagradables, antipáticas y otros muchos adjetivos nada positivos. ¿Si no les gusta ser bibliotecarios que trabajo les va a gustar?
6.   Los paseantes. Este tipo de personas que visitan la biblioteca suelen ser personas de una avanzada edad y que confunden las bibliotecas con lugares destinados al paseo. Una biblioteca es un lugar para leer libros, trabajar o hacer otras muchas actividades realizadas con la cultura, pero no para dar paseos. Tener mucho cuidado además con esta clase de usuarios de la biblioteca porque en no pocas ocasiones se suelen indignar con quien miran libros ya que les interrumpen sus paseos.

7. Los susurradores. Por desgracia de esta especie están llenas las bibliotecas. Se trata de gente que en vez de hablar lo justo y necesario a un volumen normal, se dedican toda su estancia en una biblioteca a susurrar, lo cual en la mayoría de ocasiones resulta más molesto que una persona hablando en un tono normal.

8. Monopolio de los periódicos o revistas. En muchas bibliotecas existen un espacio reservado para poder leer los periodicos del día e incluso revista. Odio muy mucho a todos esos grupos de gente que se pasan los periódicos entre ellos sin dejar opción de leerlos a los demás usuarios. Estos grupos suelen llevar a cabo un monopolio de los periódicos y de las revistas a diario.

9. Pasarela bibliotecaria. Muchos y muchas confunden las bibliotecas con pasarelas donde ellos desfilan y todos les miran. Por desgracia esta clase de gente está muy equivocada, aunque no creo que dejen de convertir cada día sus paseos en la biblioteca con un desfile.

10. Los móviles sonando. ¿De verdad que nadie se ha fijado en los enormes carteles que hay a las entradas de las bibliotecas donde pide que por favor se quiete el sonido del móvil y se guarde silencio?. Además creo que se entiende que si te piden quitarle el sonido al móvil para que no suene, también te piden implicitamente que no lo uses y salkgas a hablar fuera del recinto


¿Qué cosas odias que ocurran en una biblioteca?.

Fuente bibliográfica
VILLAMANDOS 2015. 10 cosas que todos odiamos que ocurran en una biblioteca. Todo eReaders [en línea]. [Consulta: 3 julio 2015]. Disponible en: http://www.todoereaders.com/10-cosas-que-todos-odiamos-que-ocurran-en-una-biblioteca.html. 

3 comentarios :

Isabel Garin dijo...

Ahhh....coincido con muchas! Pero creo que hay una tensión entre las restricciones y cierta comodidad para la gente, no estar tan constreñidos al reglamento, sino un poco más relajados. Es cierto que el equilibrio es dificil.

Anónimo dijo...

Trabajo en una biblioteca pública que funciona en un monumento nacional que es visitado por turistas y otros paseantes. Es apenas normal que ello suceda y no creo que molesten a nadie si guardan las normas.

Una de las cosas más frustrantes en cualquier biblioteca, es encontrar un libro en el catálogo y no hallarlo en los anaqueles. Nadie puede decirte si está perdido, en préstamo, etc.

Ana María Martínez dijo...

Más allá de los conceptos de preservación, a mi me molesta los que arman un picnic, y luego dejan los restos como si fuera un bar, confundiendo sala parlante con comedor.
Respecto a los "turistas" creo que las bibliotecas comparten ese problema con las iglesias, por lo que deberían ser muy respetuosos de los reales usuarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...