16 abr. 2009

Es un gran error dar por válido todo lo que aparece en internet


«Un buen explorador de datos debe desarrollar espíritu crítico; no ha de aceptar la información de Google sin antes filtrarla»

Por: Miguel Ángel López Trujillo Explorador de información y «Google humano»

Miguel Ángel López Trujillo participó hace escasas fechas en un acto organizado por la red de centros SAT del Principado para formar a expertos del área tecnológica en la búsqueda de información en la red. Se define como «explorador de información y Google humano».


-¿Cómo se puede llegar a ser un «Google humano»? -Lo primero de todo es saber qué buscas. Si te vas a mover por internet tienes que tener claro si vas a buscar un hecho o un concepto. El hecho es una información sin ninguna ambigüedad posible, por ejemplo un nombre. Un concepto es una información que es opinable, que puede dar lugar a la ambigüedad. En función de si buscas uno u otro debes utilizar una herramienta.

-¿Cuál es la herramienta más adecuada para realizar búsquedas en internet? -La metáfora que utilizo siempre es que uno no emplea un destornillador para hacer un huevo frito, pues en internet es lo mismo. Lo habitual es acudir a un buscador, por ejemplo Google. Ahora bien, si buscas un concepto, un buscador se queda muy limitado.

Hay otras herramientas que son mucho mejores. No hay que olvidar el papel: acudir a un buen manual puede ser perfectamente útil. No hay por qué buscar sólo en internet, hay más universos.

-¿Los nativos digitales se han olvidado de las fuentes de información tradicionales? -Internet es una fuente, pero también el papel y las personas. A veces una llamada por teléfono a la persona adecuada puede dar la información que necesitas sin acudir a la red. Pero si vas a usar internet es necesario conocerlo muy bien. -

¿Qué propone para hallar resultados satisfactorios en la red a una consulta? -Es necesario conocer muy bien el funcionamiento de bases de datos y bibliotecas, pero también resulta fundamental desarrollar un cierto sentido crítico. El problema que tiene actualmente internet es que resulta tan fácil de usar como lugar de consulta que pensamos que todo lo que hay allí es válido y aceptamos la información sin filtrarla previamente.

-De ahí la metáfora de «Google humano»...
-Uno no se dejaría nunca superar por un robot porque la persona tiene unas habilidades que todavía la máquina es incapaz de desarrollar. Entonces, ¿por qué delegamos en una máquina acrítica? La tecnología nos seduce mucho, pero ser un «Google humano» va más allá: utiliza tu cerebro para dar un uso inteligente a esa información que está en la red. Aprendamos a filtrar: no es lo mismo una Wikipedia que una enciclopedia británica o una base de datos de artículos científicos que un blog que encuentras por ahí. Sin embargo, en Google lo mismo se puede mezclar el artículo de un premio Nobel que el trabajo del instituto.
-¿Dónde pueden acudir para manejar correctamente esa información?
-Cuando estudiamos nadie nos enseña a manejar información. Yo he aprendido a hacerlo a base de ser científico, haciendo trabajos... Preparando mi tesis doctoral en EE UU tuve que acudir a esos tres universos documentales: internet, la fuentes escritas tradicionales y las personas. Manejando toda esa información me convertí en un explorador de información.

-¿Qué características definen al buen explorador de datos?
-Tiene que ser un poco curioso, no conformarse con las primeras diez páginas de resultados de Google. Ése el principal defecto de la era digital y un error muy gordo. Hay que tener más amplitud de miras. A veces discriminamos buscadores simplemente por la comodidad de Google. El corta-pega es otro de los grandes problemas de la tecnología que impide hacerse crítico y documentarse bien.

-¿Cómo evitarlo?
-Inglaterra va a introducir la Wikipedia como asignatura y eso está demostrando que si nuestras fuentes de información van a ser digitales, igual que nos enseñan a leer y escribir tienen que enseñarnos a documentarnos.

«El corta-pega es otro de los grandes problemas de la tecnología, impide desarrollar un espíritu crítico»
«Si nuestras fuentes de información van a ser digitales, en la escuela deben enseñarnos a utilizarlas bien»



Miguel Ángel López Trujillo Nació en Madrid en 1971, y ha vivido en EE UU, Francia y Gran Bretaña. Trabaja en Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad (Fundación Deusto) y es director del programa de identificación, formación y acompañamiento de proyectos emprendedores. Ha sido consultor y responsable del área «Spin-Off» de la Red de Oficinas Universitarias Españolas de Transferencia de Conocimiento y Tecnología. Dirige el proyecto «Google humano» e Histania Consultores Culturales. Ha trabajado para el grupo Eroski y Texas State University.


1 comentario :

Miguel Ángel "Google Humano" López Trujillo dijo...

Gracias por hacerte eco del artículo.

Un saludo.

Miguel Ángel "Google Humano".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...