29 may. 2010

Leer no perjudica la salud

automatenverlag

a casa Automatenverlag, de Hamburgo (Alemania), ha transformado los antiguos dispensadores de tabaco repartidos por la ciudad en máquinas dispensadoras delibros.

Por cuatro euros, el paseante puede adquirir textos escritos por los autores locales, desde poesía, pasando por cómics e incluso guías de viaje.

Evidentemente, los libros han sido adaptados al tamaño de un paquete de tabaco, pero diseñados y pensados para despertar las ganas de leer. Y, por supuesto, también se pueden encontrar los libros en Internet.

Según Bettina von Bülow, la autora de la idea, estas máquinas se encuentran en lugares estratégicos, donde el público espera, por donde pasa o por donde pasa el tiempo esperando.

De hecho, la idea no es nueva. El año pasado, la empresa Tank diseñó libros que presentaba como paquetes de cigarrillos y que llegó a vender incluso en el British Museum. Tal era la semejanza con los auténticos que British American Tobacco denunció que la cubierta de Las nieves del Kilimanjaro de Hemingway se parecía demasiado a un paquete de Lucky Strike.

Por cierto, la colección se llamaba “Los cuentos te dejan sin aliento” :)

tankbooks

Vía: Actualité

Fuente: http://blog.ediciona.com/

1 comentario :

Anónimo dijo...

I am really Glad i came across this website.Added rincondelbibliotecario.blogspot.com to my bookmark!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...