22 oct. 2011

El rol docente en educación 2.0

Por: Ana Laura Rossaro




"Los nuevos maestros definitivamente, no podrán responder a la mayoría de las preguntas formuladas por los miembros de la Generación Einstein. En cambio podrán contribuir a mejorar la calidad de las preguntas formuladas“ 
Octavio Islas, 2009 
Si hay algo necesario y urgente en educación es replantearse el rol docente ante un nuevo paradigma que nos interpela.
Pero no se trata de preguntarse si el docente será más o menos importante o si lo reemplazarán las máquinas, esa pregunta carece de valor y sentido, por lo menos no lo tiene en un mediano plazo. Arthur C. Clarke ya decía para cerrar este debate: “Un profesor que puede ser sustituido por una máquina debe ser sustituido”

La cuestión es pensar cuál es el lugar que el docente debe ocupar cuando entran en escena nuevos medios, nueva tecnologías, nuevas fuentes de información, nuevos agentes de conocimiento y las tradicionales jerarquías relacionadas con el saber cambian.
La experiencia de educación mínimamente invasiva llamada "Agujero en la pared"  y realizada entre 1999 y 2004 en un pueblo de la India nos permite analizar esta cuestión. Sugata Mitraempotró una computadora en una pared  para comprobar si los niños se auto-instruyen en un entorno conectado sin intervención adulta. 

Lo que se comprobó es que la condición de "nativo digital" es aplicable más allá del contexto: los niños aprendieron de forma intuitiva a navegar, ver videos, jugar y otras funciones básicas. Sin embargo, si tenemos en cuenta un concepto de alfabetización digital más amplio (del que hablamos la semana pasada), sabemos que estar alfabetizado digitalmente demanda un conjunto de habilidades más complejas y de orden superior para las que la intervención de un docente es clave. 

Raúl Trejo Delarbe dijo en 2009: “Ensayos como éste permiten constatar la capacidad intuitiva de los niños para apropiarse de las nuevas tecnologías, pero ello no indica necesariamente que sean capaces de obtener sin orientación previa conocimientos científicos y humanísticos y mucho menos producirlos". Los niños deben apropiarse de las tecnologías de forma crítica, poder utilizar la información para adquirir y producir conocimientos, y finalmente asumir una relación responsable y segura con las mismas. 
Ese docente tradicional con el manual o libro de texto en mano que lo sabe todo y que como agente trasmisor por excelencia de un saber configurado en niveles superiores de los que es ajeno  (comunidad científica) transfiere y deposita conocimientos en las mentes de sus alumnos, ese docente -lo sabemos todos- ya no tiene cabida. 

Las fuentes de información son tantas y tan variadas que ya no se trata de “poseer” y transmitir la información sino saber buscarla, seleccionarla, interpretarla, construir y producir a partir de ella. La relación con los nuevos medios, entornos, dispositivos y herramientas tecnológicas debe trascender su uso intuitivo, por lo que el docente cumple un rol de guía, mediador y facilitador. 

Si bien hay una nueva relación pedagógica entre el alumno y el docente, en la que se diluyen antiguas jerarquías disminuyendo las asimetrías tradicionales, el docente sigue cumpliendo un rol fundamental en la formación de los niños, niñas y adolescentes. El docente de hoy enseña a aprender de forma crítica, activa y colaborativa.
“Dejar todas las necesidades formativas al autoaprendizaje y la experimentación informal no es una actitud responsable por parte de las instituciones educativas (…) se requiere guía y tutorización en los procesos cognitivos complejos” 
 Tiscar Lara, 2009 

Fuente: http://ineverycrea.net/comunidad/ineverycrea/recurso/El-rol-docente-en-educacion-20/c3382bde-3b45-4c9b-a772-b4ee1585b2c4

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...