28 jul. 2012

“Son solo Frases”


Por:  

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.
En la vida hay frases que hieren y frases que nos levantan el ánimo y nos ayudan a crecer en nuestro vivir diario. He tenido la bendición de leer algunos libros en los cuales se dicen algunas frases que a mí personalmente me han ayudado mucho en los años de vida que tengo que no son pocos.
Hoy quiero compartir con Ustedes algunas frases de un escritor nacido en Argentina, de padre lituano, y de madre ucraniana, el cual ha escrito varios libros, su nombre es José Narosky, quiero decirles que muchas de estas frases han hecho gran impacto en mi vida.
“Y dicen como sigue”:
Todos caminaron. Pero pocos dejaron huellas.
Solo los cuerdos aman con locura.
Cuando leo que se asesinó a un ser humano quisiera ser analfabeto.
Nacer vacío, posibilita todo. Vivir vacío, nada.
La verdadera hermandad no requiere lazos de sangre.
Todos pueden seguir la corriente. Pocos enfrentarla.
Nadie pudo ver el cielo sin elevar la mirada.
Los valientes también temen. Pero siguen avanzando.
Dar con los ojos cerrados. Recibir con los ojos abiertos.
Hay quien arroja un vidrio roto sobre la playa. Pero hay quien se agacha a recogerlo.
Compañerismo no siempre es amistad. Pero amistad siempre es compañerismo
Tengo pocos amigos. Pero cuánta amistad tengo.
Se puede ser feliz sin talento, pero no sin pasión.
El amor es el único idioma que puede prescindir de las palabras.
Todo soñador tiene asegurada una porción de felicidad.
Dicen que la felicidad es un instante, ¿pero acaso la vida no es una suma de muchos instantes?
Puede mentirse con palabras. Pero nunca con los ojos.
Estoy contento de sentir, aunque suelo estar triste por sentir.
El dolor físico lastima. El espiritual, desgarra.
La vida es un laberinto. Pero los iluminados conocen la salida.
La vida es sólo una pequeña luz entre dos grandes oscuridades.
La vida enseña. Pero pocos aprenden
Todas las madres dan el ser. Pero algunas mucho más.
Un cuerpo aloja una vida. Y un corazón la acaricia.
La voz de la sangre se puede oír en el silencio.
Si siento que te quiero, no necesito saber por qué te quiero.
No es amigo quien ríe mi risa, sino quien llora mis lágrimas.
Tantos siglos de civilización y no hemos aprendido a abrazarnos.
Yo espero que estas frases que he compartido con Ustedes les sirvan como me han servido a mí a lo largo de mi vida, pues nunca es muy tarde para aprender.
Los dejo con esta lectura tomada de la Carta a los Hebreos, Capitulo 10, Versículo 24, y dice así: “Que cada uno descubra en los demás nuevos propósitos de amar y hacer el bien.
Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...