9 sept. 2008

Los audiolibros impulsan un nuevo fenómeno editorial


El acceso a los dispositivos de audio, sea el reproductor de CDs de los autos, el iPod o incluso un teléfono celular con MP3 incorporado, puede hacer aflorar de nuevo el gusto por la lectura.

El nuevo fenómeno está involucrando a un creciente número de personas que lamentan no tener más tiempo para dedicarse a leer. Mientras las ventas de la mayoría de libros impresos se han estancado o están incluso decreciendo, los libros de audio o "audiolibros" han incrementado sus ventas en más del 20 por ciento anual, al menos en Estados Unidos, según las estadísticas de 2007 de la Asociación norteamericana de publicistas.

Como resultado, los audiolibros están más difundidos y al alcance de todos. Lo notable de este fenómeno es que está abriendo ahora bibliotecas enteras al lector no vidente, que necesita más que nadie estos libros hablados.

Para los no iniciados, un audiolibro (en inglés, e-book) es simplemente la lectura a micrófono abierto de un texto, sea por el propio autor o, más frecuentemente, por un locutor profesional o una celebridad bien conocida con una voz atractiva y expresiva.

El atractivo obvio de los audiolibros es que se los puede escuchar mientras se está haciendo otra cosa, pero pueden ser también excelentes ayudas para el estudiante.

Quizás una de las desventajas principales de los audiolibros es que el lector se siente separado de la página impresa. Se pierde el placer táctil de tener en las manos un libro y tornar sus páginas, y se escapan los matices de lenguaje que sólo se hacen aparentes al ver cómo están escritas o construidas las palabras o las frases.

Audio y papel. Los audiolibros se están haciendo tan populares que actualmente suelen ser publicados simultáneamente con el lanzamiento de un libro en edición empastada.

Aun mejor es el hecho que los bajos costes de distribución de los audiolibros, junto con el número creciente de vendedores en busca de negocios, está poniendo los precios bajo presión.

Pero quizás lo mejor del mundo actual de los audiolibros sea el descubrir los que hay disponibles sin costo en Internet.

Una vez en línea, puede usted comenzar su exploración en el universo del audiolibro sin otro equipo que los altavoces de su computadora. Internet se convierte así en una verdadera librería pública. Para comenzar, basta con iniciar en Google una búsqueda de "audiolibros gratis".

Las obras gratuitas se transfieren generalmente en formato MP3. A veces, los archivos se descargan como ficheros comprimidos ZIP que contienen el libro en formato MP3 u otro formato fácil de reproducir.

Los sitios proporcionan instrucciones para transferir el libro a iPods u otros aparatos de reproducción. Hay en general pocas restricciones sobre cómo usar los libros gratuitos, fuera de la esperanza de que se los disfrute tanto como los que se tomaron el tiempo y el esfuerzo para ponerlos a disposición de la comunidad de internet.

Fuente: http://www.lacapital.com.ar/contenidos/2008/09/07/noticia_5800.html

1 comentario :

Página de audiolibros dijo...

Saludos bibliófilos!
Aparentemente el impacto contemplado como volumen de venta no es muy significativo, pero es cierto que el cariz que toma la tendencia mobile permite pensar que la lectura digital narrada será algo por lo menos común. De lo que puedo dar fe es que el audiolibro es un instrumento muy útil para llamar la atenión de los pequeños sobre la lectura. He dejado un enlace a mi tienda de referencia, pero hay muchas más que en 2009-2010!
Feliz lectura/audición

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...