21 nov. 2009

El nuevo papel de las bibliotecas


Las bibliotecas han sido, tradicionalmente, las encargadas del almacenamiento y conservación de los fondos bibliográficos -y no bibliográficos- y de la información en ellos contenida, pero también se han convertido, junto con los centros de documentación, en los organismos encargados de difundir los documentos y la información. Los servicios de información y referencia, esto es, los que tienen la función de facilitar información a los usuarios, han cobrado un papel muy importante en los últimos 50 años. El término referencia, procede el inglés reference, empleado con el significado de consulta y abarca operaciones como los servicios de información bibliográfica, los servicios de búsqueda y consulta documentales, los servicios de orientación al usuario, etc.

Una de las principales funciones de las bibliotecas es desarrollar sistemas de acceso a los documentos que estén contenidos en su propia colección, pero con el objetivo de prestar una información integral, también deberían desarrollar sistemas de acceso a la información y a otros documentos que no se encuentren entre sus propios fondos. La explosión de Internet parece haber desplazado el papel de las bibliotecas y centros de documentación a un plano secundario puesto que la información ya no se encuentra únicamente en esos antiguos centros del saber, sino que masivamente va invadiendo la red. Y también cabría preguntarse si es necesario que los usuarios cuenten con un intermediario -biblioteca o centro de documentación- para acceder a una información que se puede localizar directamente en la red. Por otro lado, los nuevos métodos de búsqueda y acceso directo al documento, parecen haber desbordado los tradicionales métodos bibliotecarios para acceder a los nuevos medios y a la información en ellos contenida. ¿Son realmente útiles los viejos métodos de análisis documental: descripción bibliográfica, clasificación y catalogación de documentos, para difundir la información?

Las principales funciones de un servicio de referencia de una biblioteca o centro de documentación son: la información, la orientación y la formación de usuarios. Y para que cualquier consulta sea contestada satisfactoriamente, es necesario contar tanto con una buena colección de referencia, como tener un perfecto dominio de los sistemas de consulta de cualquier fuente de información.

También es muy importante la orientación y formación de usuarios, para que sean ellos mismos los que puedan hacer uso de de estos servicios por sí mismos.

Entre las labores tradicionales de un servicios de información documental se encontraban:
Atender a las consultas bibliográficas y no bibliográficas
  • Elaborar repertorios bibliográficos sobre temas concretos
  • Elaborar índices y resúmenes
  • Ofrecer servicios de actualización: boletines informativos, nuevas adquisiciones, novedades editoriales, etc.
  • Servicios relacionados con el acceso al documento: préstamo, fotodocumentación, etc.
  • Instruir en el uso y acceso a las fuentes informativas

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...