28 nov. 2013

Cómo lidiar con la jefa de la oficina

Por: Mariana Israel


Todas las sufrimos alguna vez: esas arpías de la oficina que convierten tu vida laboral en un infierno. Son tan miserables que esperan que todos sean tan desgraciados como ellas. Son inseguras en el fondo, pero por fuera son fieras que no titubean al gritarte órdenes, que te respiran en la nuca mientras trabajas y que no dejarán pasar la oportunidad de agigantar tus errores. ¿Te resulta familiar la escena?


Mujeres malas
Luz padece a su jefa de trabajo desde hace tiempo. En cuanto algo va mal, le echa la culpa automáticamente. “Es insufrible. Nunca se hace cargo cuando se equivoca; siempre termina acusándome a mí por sus problemas”, se lamenta Luz, que acabó renunciando.

Guillermina tiene una jefa arpía-controladora. De esas que siempre le encontrarán el mínimo defecto a tu trabajo. Una obsesiva de la perfección, que nunca está conforme con los resultados y que sostiene que para tener la tarea bien hecha, debe hacerla ella misma.
Hay otros tipos de arpías: la “indiferente” y la “gritona”. La primera es la que directamente te aniquila con la indiferencia. Es la Miranda Priestly del filme El Diablo Viste a la Moda, que te habla sin mirarte y que ignora que existes. La segunda es la que está perpetuamente de mal humor y monta una batalla ante el mínimo debate. Es un volcán siempre a punto de entrar en erupción. #Miedo.


Convivir con ellas
Meredith Fuller, autora del libro Working with Bitches, exploró las condiciones de trabajo de muchísimas mujeres acosadas por sus colegas y llegó a varias conclusiones:
-Nos quedamos calladas. “Es vergonzoso reconocer que estamos dejando que alguien nos ofenda o que no encontramos el modo de resolverlo”, explica en la revista Psychology Today. Fuller apunta que tal vez estamos preocupadas por conservar nuestro empleo y nos aguantamos el mal trago.
-Comenzamos a dudar de nosotras mismas. La autora señala que llegamos a preguntarnos si somos débiles o demasiado sensibles. O cuestionamos nuestra falta de habilidad política o estratégica.


¿Las soluciones?
Fuller propone varias formas de convivir con estas arpías en el sitio de la revista Psychology Today.
1. Nunca estés sola cuando debas hablar algo importante con ella. Puede decir luego que “se olvidó” de lo que decidieron.
2. Defiéndete con hechos. Prepárate para las reuniones y, si llegara a acusarte de algo, extrae la evidencia. Cuando intercambien mails, haz copias ocultas para que haya testigos de la situación; guarda todo documento impreso.
3. Busca apoyo en tus demás colegas. Lo que ella pretende es separarlos, para dominarlos. Si se alían, serán más fuertes para hacerle frente.
4. Protege tu privacidad. No le cuentes de tu vida íntima. Le estarás regalando argumentos de tortura.
5. Mantén la calma. No le des el gusto de perder la paciencia y explotar, porque es exactamente lo que ella quiere lograr.


Y tú, ¿has tenido que lidiar con una arpía en la oficina?

Fuente: Revista Psychology Today (psychologytoday.com).
Fuente:http://ar.mujer.yahoo.com/blogs/consigue/como-lidiar-con-la-arpia-la-oficina-184032081.html

1 comentario :

Rodrigo Ariel dijo...

Como lidiar con tu jefe y tú trabajo

Te diste cuenta desde un principio: tu nuevo jefe no tenía ni idea del tra­bajo del departamento. Tanto tú como otros compañeros tenéis más experien­cia..., pero le han dado el cargo a él, y tienes que asumirlo. Tener como supe­rior a una persona a la que se consi­dera insuficientemente capacitada para ese puesto puede ser una situación muy estresante, ya que puedes ser testigo de problemas o situaciones que ralenticen o entorpezcan la buena marcha del trabajo. ¿Qué puedes hacer tú como subordi­nado?

http://psicologia-terapias.blogspot.com.ar/2013/12/como-lidiar-con-tu-jefe-ytu-trabajo.html#.Ur9WuNLuLdc

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...