21 dic. 2013

«Los padres no se dan cuenta de que su hijo es acosado»


Joaquín Mora-Merchán • Profesor y experto en ciberbullying

R.L. / MIRANDA

Doctor en Psicología y profesor de la Universidad de Sevilla, lleva dos décadas estudiando la violencia entre escolares. Los últimos cinco años de su vida los ha dedicado a estudiar el ciberbulling; es decir, el acoso psicológico que se ejerce sobre una persona utilizando las nuevas tecnologías, como internet y el teléfono móvil.


La violencia entre niños y adolescentes ha dado un paso más con la irrupción de las redes sociales, como Facebook o Tuenti. Llamadas agresivas, ataques a través del Messenger y la grabación de vídeos ridiculizando a una persona para después subirlo a internet son sólo algunos ejemplos de ciberbullying. Ayer, Joaquín Mora- Merchán ofreció una serie de consejos para aprender a actuar en estos casos.


¿Cómo se comportan las víctimas? ¿Lo denuncian o se lo callan?

En la mayoría de los casos no se lo dicen a nadie. Hay una mezcla de vergüenza y de intentar solucionarlo por ellos mismos. También suelen creer que tienen la situación controlada y no es así. Esa confluencia y la poca eficacia de las respuestas que les damos los adultos cuando nos lo cuentan hacen que los alumnos prefieran no contarlo.


¿Los padres se dan cuenta de que algo pasa?

El problema es que en la mayoría de las ocasiones los padres no se dan cuenta. Los síntomas tienen que ver con una conducta huidiza del ordenador y evitan que los padres vean lo que están haciendo. Otras veces los niños nos quieren participar en actividades escolares porque los agresores están ahí. 

¿Y los profesores qué pueden hacer?


Se tienen que aplicar las mismas iniciativas que en los casos de violencia escolar. Los profesores solemos ir por detrás de los alumnos en las nuevas tecnologías y tenemos que hacer un esfuerzo por conocer el medio, los riesgos y también las ventajas, que son muchas.

Se suele recomendar a los padres que controlen las páginas web que visitan sus hijos, pero a veces no es fácil.

Hay que actuar con sentido común. Nos tenemos que preocupar por las páginas en Internet que visitan nuestros hijos de la misma manera que nos preocupamos por saber con quién salen, a qué colegio van... Tenemos que asegurarnos que la vida en la red que hacen nuestros hijos es segura y confortable. También se recomienda situar el ordenador en los sitios comunes de la casa.


¿A qué edad puede empezar el ciberbullying?

Hay casos en niños de Primaria, pero la mayoría se concentra en Secundaria. Una vez que los alumnos acceden a las nuevas tecnologías, pueden ser objetivo de este tipo de ataque.


¿Cómo denunciarlo?

Si hay algún acto que sea constitutivo de delito hay que acudir a la comisaría, sin que eso signifique que no se vaya también a la escuela. Hay que contar con la opinión y la información que da la víctima, porque muchas veces sabe quién está detrás del acoso. No hay que tomárselo a la ligera ni pensar que ya se arreglará solo.


¿Y la justicia lo castiga?

Depende de la problemática, porque no es lo mismo un acoso continuado con usurpación de identidad, que es constitutivo de delito, a situaciones más de falta, donde la justicia no tiene un criterio claro sobre cómo actuar. Desgraciadamente, algunos jueces terminan diciendo que es problema de niños mientras que otros toman cartas en el asunto y actúan en consecuencia. 


¿Existen lagunas legales?

Sí. Si alguien bromea o ridiculiza a otro en las redes sociales sin llegar a injurias puede hacer que otra persona termine por decidir no ir al colegio. Lo probable es que esta situación no llegue a un juzgado y si llega que no prospere. Esto es algo común y está en el límite entre lo que está legalmente establecido y lo que no.   



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...