29 ago. 2015

Recomiendan no tomar notas con la notebook: se aprende menos


Educación. Nueva investigación de científicos estadounidenses.Escribir a mano favorece la comprensión y la memoria porque obliga a sintetizar y reorganizar la información.

Los alumnos que toman apuntes a mano recuerdan más y logran una comprensión más profunda de los contenidos que aquellos que escriben en la laptop. El hallazgo surge de una investigación reciente de Pam Mueller (Universidad de Princeton) y Daniel Oppenheimer (Universidad de California) publicada en la revista Psychological Science, una de las más prestigiosas en el área.

Los investigadores realizaron tres experimentos en los que les pidieron a un grupo de 67 estudiantes que tomaran notas de una serie de charlas TED (de unos 15 minutos de duración). La mitad tenía que hacer las notas con una laptop y la otra mitad, a mano. Luego se analizó su memoria para recordar datos, su comprensión conceptual de la información, y su capacidad para sintetizar y generalizar esa información. 

Según los autores del estudio, los alumnos que escriben en la netbook producen apuntes más completos –anotan casi todo lo que dice el profesor–, pero también más literales, mientras que quienes escriben a mano comprenden mejor, porque la escritura manual, al ser más lenta, los obliga a sintetizar y reorganizar la información. Tomar apuntes a mano requiere un procesamiento cognitivo más exigente, mientras que se puede tipear en la laptop de manera automática, sin procesar ni analizar el contenido, explican Mueller y Oppenheimer en su artículo. 

Estas conclusiones permitirían ratificar el valor de ciertas técnicas de estudio, como el subrayado y las notas propias. “Más allá de esta investigación, es importante resaltar que para estudiar, los alumnos deben tener en cuenta que es fundamental reorganizar las ideas recibidas y no simplemente repetirlas de memoria”, explica Rufina Pearson, doctora en psicopedagogía.

“A veces la computadora resulta muy práctica a la hora de organizar apuntes y más para las personas que tienen mala caligrafía”, sigue Pearson, pero aclara: “Al leer un texto para estudio es importante subrayar y escribir notas marginales que vayan reflejando el procesamiento que se hace de la información”.
La especialista extiende el alcance del estudio y plantea: “Últimamente tengo muchas consultas de estudiantes universitarios que vienen de escuelas de alto nivel académico, que no saben procesar información. Estudiar no es repetir, y no puede resolverse leyendo los pdf que envían las universidades. Es clave imprimir y trabajar sobre el texto escrito”.

Otros expertos plantean que no se debe sobregeneralizar: “Esto no quiere decir que escribir a mano sea bueno en general, sino para ciertas tareas específicas, como tomar notas durante períodos breves, de unos 15 minutos”, señala Adolfo García, investigador de INECO, Conicet y la Universidad Nacional de Cuyo, y se pregunta si en períodos más largos (por ejemplo, clases de 2 horas) podrían incidir otros factores, como la fatiga muscular. García está participando, en el Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias de INECO, de una investigación sobre la escritura en teclado y la relación entre el circuito cerebral que regula los movimientos y el procesamiento de los significados lingüísticos. 

La escritura a mano también ha sido objeto de otras investigaciones recientes. Un estudio de Karin H. James y Laura Engelhardt, de la Universidad de Indiana, encontró que el procesamiento de las letras en el cerebro se realiza de forma diferente cuando se escriben a mano, y que esto favorece el aprendizaje de la lectura. En otras palabras, dejar de enseñar la escritura manual podría afectar la adquisición de las habilidades lectoras en los chicos.

Pearson destaca el valor de escribir a mano, pero cuestiona la hegemonía de la cursiva en los cuadernos argentinos: “En países como Estados Unidos ya no se enseña la cursiva y ha sido sustituida por la script (imprenta minúscula con tenues lazos entre letras). Esto ha beneficiado mucho a la población escolar, que ya no presenta problemas de legibilidad”, asegura la especialista. 

En Argentina, en cambio, la cursiva es un contenido curricular. Para Pearson, “esto entorpece el progreso de muchos chicos que, si estuvieran habilitados a escribir en imprenta minúscula, podrían dedicar su energía a procesos más complejos. Muchos chicos tienen gran dificultad copiando del pizarrón o expresando por escrito sus ideas en cursiva, y es impresionante la diferencia que se observa cuando se les hace escribir en imprenta minúscula”.

Los finlandeses, considerados como referentes educativos a nivel mundial, ya avanzaron en esta dirección: a partir de 2016 la cursiva dejará de ser obligatoria en las escuelas de ese país. Aunque algunos medios difundieron que Finlandia descartaría la escritura a mano, lo cierto es que solo se abandonará la cursiva, no la imprenta. En sintonía con las investigaciones recientes, Minna Harmanen, responsable del Instituto Nacional de Educación finlandés, reconoció que la escritura manual es “muy importante para mejorar las habilidades motoras finas, para adquirir destrezas y memoria”.


Fuente bibliográfica
Recomiendan no tomar notas con la notebook: se aprende menos. Clarin.com [en línea] [sin fecha]. [Consulta: 27 agosto 2015]. Disponible en: http://www.clarin.com/sociedad/aprendizaje-escritura-notebook-memoria-comprension_0_1420058045.html. 

No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...