13 nov. 2018

Confunden feminismo con censura y destrozan El Principito

Por:  Carla G. de Pedro

Resultado de imagen para censura y destrozan El Principito

No es la primera vez que una ideología política se convierte en censura. Esta vez, le ha tocado al hermoso libro de Antoine de Saint Exupery: El Principito.
Las responsables son dos editoriales. La editorial española Espejos Literarios que lanzó su versión feminista La Principesa en Marzo de este año y la editorial argentina Ethos Traductora, que publicó su propia versión inclusiva de El Principito apenas este octubre.

Ethos Traductora se ha enfocado en cambiar el lenguaje y convertirlo en inclusivo. La directora, Gabriela Villalba, expone que las razones de esta traducción son: expresar una nueva mirada, potenciar el mensaje optimista y humanista del libro, así como usar un lenguaje que cada día se usa más, pues hay quienes han empezado a incluir en su habla el uso de la “e” en lugar de la “o”.


Imagen obtenida del facebook de Ethos Traducciones

Con respecto a estas razones, podemos pensar que, ya que su posición, como expone la directora, es crítica, la editorial aceptará las críticas que puedan hacérsele desde una perspectiva diferente.

Pienso que el feminismo es una ideología política y que una cosa es defender los derechos de las mujeres y otra, muy diferente, es llegar al extremo de modificar los libros clásicos para que sean políticamente correctos. Yo coincido con el feminismo como postura política, pero leerlo todo desde una postura política, sea la que sea, elimina el valor intrínseco de la obra, pues no se ve lo que hay sino lo que se busca. Es decir que se fuerza a ver maldad donde no la hay.

Es por esta razón que me parece que brindar una mirada feminista corrompe el libro, lo vuelve misógino, cuando es una obra maestra del existencialismo, una obra marcada por el absurdo, la melancolía y llena de ternura. Una traducción tendenciosa como ésta, insta al lector a ver que en la versión original existía un problema de exclusión, convierte al autor en un macho y evita que se comprenda la esencia del libro, ya que enfoca la atención en la forma.


Si estas mujeres piensan que el lenguaje ha cambiado, lo que deben hacer es generar nuevas obras que sean un retrato de la sociedad moderna, no modificar un libro que fue escrito en otra época y con otro lenguaje. Debe respetarse que una obra haya sido escrita en otro contexto y no satanizarla por no coincidir con nuestra visión del mundo, sea esta cual sea. Esto se llama censura moral, pues se está modificando un libro para hacerlo encajar con lo que nuestra moral considera correcto.

Cabe señalar, que Gabriela Villalba no parece comprender el Principito, pues dice que es un libro optimista y no lo es. El libro de de Saint Exupery está lleno de melancolía, pues cada uno de los individuos que el Principito conoce es absurdo, ridículo y está perdido, porque no cambia pese a que el Principito le está mostrando, mediante un diálogo irónico y casi socrático, pero desde la inocencia, que está en un error. Así entonces, no es necesario potenciar un mensaje optimista que no existe en la obra original.


Imagen obtenida del facebook de Ethos Traducciones

Por otro lado, La Principesa, versión feminista de la editorial española Espejos Literarios es el extremo de la censura moral en sus más grandes proporciones. Esta edición no se ha conformado con modificar el lenguaje sino que se han atrevido a cambiar a los personajes e incluso han cambiado algunos de los dibujos más icónicos del libro.


Imagen obtenida de Amazon: https://www.amazon.es/Principesa-Adaptaci%C3%B3n-Principito-Saint-Exup%C3%A9ry-Literarios/dp/1976742277
Para no herir susceptibilidades, ¡han cambiado la serpiente por un volcán! Han censurado a la naturaleza y la imaginación de un niño. En su documental de osos, Disney expone que un oso es capaz de devorar a otro. Esto muestra que ni Disney es tan moralino. Debo confesar que soy vegetariana y animalista, incluso participo en una sociedad protectora de animales, pero lo que hicieron fue censurar a la naturaleza y luego, censurar la imaginación. Parece que, como los adultos del libro, estas editoras han sido incapaces de comprender al niño. A su vez, han cambiado el cordero por ternera y han convertido a la rosa en un clavel. Eso no es una versión es una destrucción. Han forzado el texto, no han conservado su naturalidad y su inocencia. Como dije, han visto el mal donde no lo había. Eso se llama estar enfermo.



Imagen obtenida de la cuenta de Tweeter de la usuaria Laura Michel @Aisling_

En una ocasión, una persona subió a un grupo animalista un vídeo de un bebé como de un año que hacía como si aventara comida a un perrito y no lo hacía y se reía. ¡Era un bebé! Pero las personas comentaron que era un maldito o un malcriado y que pobre perrito. Ver a un bebé como a un villano o al Principito como un libro misógino y cruel, es tener la mente muy dañada. Esta sociedad tiene a la gente muy enferma de tanta ideología. Como diría Octavo Paz, hay muchas ideologías y pocas ideas. Yo soy feminista y animalista, pero hay que tener cuidado y ser crítico con uno mismo, pues hay extremos que llevan a la paranoia.



Imagen obtenida de la cuenta de Tweeter de la usuaria Laura Michel @Aisling_


La feminista mexicana Martha Lamas expone que:
Hoy existe una perspectiva muy crítica respecto del abuso de la posición de víctima. “Ser víctima otorga prestigio, exige escucha, promete y fomenta reconocimiento, activa un potente generador de identidad, de derecho, de autoestima. Inmuniza contra cualquier crítica, garantiza la inocencia más allá de toda duda razonable. ¿Cómo podría la víctima ser culpable, o responsable de algo?” (Giglioli 2017:11). Ya Elisabeth Badinter había planteado la existencia de la creencia de que, por su condición de víctima, una persona dice forzosamente la verdad (2003a:51). Sin duda hay muchas mujeres que son víctimas, y sin duda hay riesgos que mayoritariamente afrontan las mujeres. Pero también es cierto que, aunque su número es mucho menor, hay mujeres victimarías, y hombres víctimas. Por lo tanto, es necesario reconocer que el discurso social sobre la victimización femenina dificulta visualizar el panorama completo.  (https://www.proceso.com.mx/552997/en-la-lucha-feminista-conceptualizar-es-politizar)

De esta misma forma, las mujeres responsables de estas ediciones han asumido a la mujer como víctima de una literatura misógina y han decidido destruir una obra maestra de la literatura. Han perdido de vista el panorama completo: que el Principito es una obra literaria que vale por sí misma, que fue escrita en otra época, que no debe censurarse el arte e imponerle la propia moral, que la naturaleza es cruel o más bien amoral, que el ser humano tiene derecho a la imaginación, que los adultos han perdido la perspectiva y en lugar de fijarse en las cosas importantes, se han dedicado a politizarlo todo. Me pregunto qué le diría el Principito al politizador de ese planeta al que no visitó.


Gabriela Villalba expone que desde la publicación de su versión de El Principito han recibido “hostigamientos por parte de grupos fascistas antifeministas”. Habría que ver si verdaderamente se trata de grupos fascistas antifeministas o si sólo se trata de crítica desde otra perspectiva.Desde luego que existen grupos machistas y misóginos, así como hay grupos feministas que generan la idea errónea de que todos los hombres son malos y violadores en potencia. El feminismo está cayendo en el mismo extremo del machismo que critica, se ha convertido en un discurso de odio, de discriminación y, en esta ocasión, de censura.

Cuando la Iglesia católica modificaba los contenidos de los libros para adaptarlo a lo que desde su moral se consideraba “correcto”, a este acto se le llamaba censura. Ahora, cuando un grupo feminista o animalista modifica los contenidos de un libro para adaptarlo a lo que desde su moral se considera “correcto”, se dice que no es censura.

Lo que están haciendo estos grupos es imponer una moral y a eso, les guste o no, se le llama CENSURA.



Fuente bibliográfica
PEDRO, C.G. de, 2018. Confunden feminismo con censura y destrozan El Principito. ChilangoTimes [en línea]. [Consulta: 14 noviembre 2018]. Disponible en: https://chilangotimes.com/feminismo-censura-principito/


6 comentarios :

Sadaf Khan dijo...

very interesting post. keep on sharing such interesting content: online quran academy | online quran teaching | online quran teaching on skype | online quran learning | online quran teaching websites | online quran tutor | learn quran with tajweed | online quran classes | learning quran school | online quran teacher | learn quran online with tajweed | e quran academy | online quran teaching academy

Unknown dijo...

Estoy de acuerdo. Es feminismo hacerle photoshop al pasado? Se nos acabaron los argumentos? Las editoriales descubrieron un mercado que pueden explotar?

Ángel Pérez dijo...

Las editoriales son empresas que buscan beneficios, de lo contrario, cerraría. Han visto un nicho de mercado en una sociedad demasiado politizada y tratan de explotarlo. Lo demás les da igual, y si se genera polémica mejor, más publicidad.

Fernando Sánchez dijo...

Bueno, yo creo que es una adaptación sin más. No creo que haya intención de crear un canon. Es como las versiones feministas de los cuentos tradicionales. No hay que darle más coba. Serán los propios lectores quién elijan. El post ha sido muy divertido y yo me he reidr un buen rato. Los extremistas son así de aburridos. Lo mejor es lo del lenguaje con e en vez de con o.

Manuel Alamo Septiem dijo...

Préstamo entre ayuno individual en 24 horas.

Hola,
Una solución de préstamo adaptada a sus necesidades!
Si usted es un comerciante, un artesano, un profesional independiente, una empresa o un auto emprendedor, le brindamos financiamiento profesional. Nuestra experiencia le permite realizar su proyecto y ahorrar tiempo.

Nuestro campo de intervención abarca todos los siguientes proyectos profesionales:

Adquisición de activos comerciales;
Adquisición de inmuebles;
Financiación de equipos, vehículos u obras;
Financiamiento de proyectos (todos los tipos);
Desarrollo de actividades;
Préstamo financiero
Estamos disponibles las 24 horas del día para brindar soluciones adecuadas a todos sus requisitos.
Para más información contáctenos! Para beneficiarse de nuestros servicios.
manuelalamo.septiem56@gmail.com

Whatsapp +39 3891124366

Unknown dijo...

Vale, si van a cambiar todos los libros clásicos por ser políticamente incorrectos... Quiero ver como les irá con la biblia..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...