7 may. 2008

El 58% de la gente no leyó ningún libro en el último año

La Feria crece, pero no el hábito de lectura

Martes 6 de mayo de 2008 | Publicado en la Edición impresa

A pesar de que la Feria del Libro recibe 1,2 millones de visitantes por año y de que las editoriales ofrecen un mercado de 67 millones de ejemplares, más de la mitad de la población –el 58%– no leyó ningún libro el último año. Y el 55% no se anima a definir quién es el principal escritor argentino. Así lo refleja una encuesta de TNS Gallup para La Nacion, cuyos resultados muestran hábitos de lectura similares a los de la última medición, en 1999.

El estudio se hizo con entrevistas a 1006 personas, mayores de 18 años, y revela que el 42% leyó por lo menos un libro en los últimos 12 meses. El porcentaje desciende al 34% si se miden los últimos seis meses y llega al 23% cuando se toman en cuenta los textos leídos en el último mes.

En un primer análisis, los resultados indican que no han tenido mayor efecto en el hábito de lectura las campañas de organismos oficiales y asociaciones civiles en los últimos años, como tampoco tuvo gravitación el crecimiento de la Feria del Libro.

Ayer, por ejemplo, el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco, lanzó un programa para el mejoramiento de la lectura en las escuelas, por el cual se pide a los docentes que todos los días, al comenzar cada clase, lean textos en voz alta a sus alumnos. Pero los autores de la medición dicen que no es para despreciar que los índices de lectura se mantengan en los mismos términos que hace nueve años. "Quiere decir que el libro no sufrió el impacto del avance de las comunicaciones y de Internet", dijo Constanza Cilley, de TNS Gallup, a LA NACION, al interpretar los resultados.

Si bien las conclusiones generales son similares a la encuesta de 1999, se perciben leves diferencias. Hace nueve años, el 36% dijo que había leído algún libro en los seis meses previos a la medición y el 27%, en el mes anterior, algunos puntos por encima de la encuesta actual. También se ha mantenido en 5,9 libros por persona el promedio de textos leídos por año, según lo declarado por quienes se manifestaron lectores.

Consultado por LA NACION, el escritor Mempo Giardinelli, que preside una fundación dedicada a la promoción y el fomento de la lectura, sostuvo ayer que el porcentaje del 42% que leyó libros en el último año "no es alto ni bajo; simplemente es un registro de la realidad que no evalúa la calidad de lo leído". Señaló que "los índices de lectura per cápita en la Argentina siguen siendo bajos. Pero lo más preocupante no es eso, sino la calidad de lo que se lee".

En diciembre último, la Fundación Mempo Giardinelli también midió los hábitos de lectura en la población de Resistencia y sus alrededores y concluyó que el 47% no había leído ningún libro en el último año.

En la medición de TNS Gallup, los libros de historia y las novelas de autores argentinos y extranjeros encabezan las preferencias de los lectores, que siguen considerando a Jorge Luis Borges el escritor más importante. El autor de El Aleph fue mencionado por el 26% de los encuestados, aunque una amplia mayoría (55%) no supo dar ninguna respuesta cuando se lo invitó a nombrar al escritor argentino más célebre.

Género predilecto

La novela es uno de los géneros predilectos por los lectores. El 10% prefiere autores argentinos, otro 10% lee novelas extranjeras y un 9% es lector de autores latinoamericanos. Sumando los dos primeros, se percibe una aceptación del 20%, aunque la encuesta de TNS Gallup los muestra por separado. El 11% se pronuncia por los libros de historia.

"Hay una baja en la demanda de religión y temas trascendentes -cayeron del 12 al 7%- y un crecimiento de los libros de autoayuda y new age ", observó Cilley, de TNS Gallup.

El 5% de la gente que se confesó lectora dijo que consume habitualmente libros de autoayuda y new age, modalidad literaria que hoy se ubica en el mismo nivel que las obras clásicas.

Por encima de ambos géneros, se encuentran los textos de poesía y biografías (6%) y más abajo siguen los temas de ciencia (4%), hogar/cocina/jardinería (4%), deportes (3%), diccionarios y enciclopedias (2%) y obras de filosofía, sociología, psicología y política (2%). Los libros de denuncias e investigaciones periodísticas y los ensayos son leídos por el 1% de la gente lectora.

Entre quienes leyeron libros en el último año, se percibe un crecimiento significativo entre las mujeres. "Los hombres son menos lectores, pero más voraces: leen más libros por año que el promedio general", precisó Cilley, al señalar que el mismo fenómeno se registra entre los lectores del interior.

Mientras los hombres leen principalmente los libros de historia, las mujeres prefieren novelas de autores argentinos. Y los jóvenes se inclinan hacia las novelas extranjeras.

Los jóvenes van mejor

Mempo Giardinelli observó que en los últimos cinco años, desde la crisis de 2001, se nota un fuerte impulso en las campañas de lectura y que hay una mayor conciencia de la importancia de la lectura. Y opinó: "Los jovenes van mucho mejor, porque los adultos que perdieron la lectura como hábito son muy difíciles de recuperar".

Frente a la pregunta sobre el último libro leído, el 45% de los que se declararon lectores en la encuesta de TNS Gallup no pudo mencionar ningún título. Entre una gran dispersión, las respuestas incluyen desde la Biblia -el más citado- hasta la serie de Harry Potter , el Martín Fierro , El alquimista ; Padre rico, Padre pobre y Mi planta de naranja lima . También aparecen, sin identificar, libros de Jorge Bucay, Paulo Coelho y García Márquez, además de textos de cocina y biografías.

A Borges, el escritor más citado (26%), le siguen Ernesto Sábato (6%), Julio Cortázar (3%) y José Hernández (2%). Las respuestas, que estaban abiertas a la declaración espontánea del encuestado, incluyen con un 1% a escritores tan opuestos como Bioy Casares, Gabriel García Márquez y Jorge Bucay.

Por el contrario, la pregunta "¿Ha leído alguna vez un libro de los siguientes escritores?" contemplaba una opción cerrada, entre cuatro autores ilustres: Borges (28%), Sábato (21%), Cortázar (17%) y Bioy Casares (9%).

"La única herramienta para leer es leer. Así de sencillo", dijo Mempo Giardinelli. Luego vienen, explicó, las estrategias: compartir la lectura, leer en voz alta. En sintonía con la propuesta lanzada ayer por Tedesco, el escritor recomendó en la escuela "despojar a la lectura de toda obligación y solemnidad, y descubrir en el ocio la maravilla que es leer".

Por Mariano de Vedia
De la Redacción de La Nacion

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/edicionimpresa/cultura/nota.asp?nota_id=1010075


1 comentario :

Roberto dijo...

Borges es un excelente autor universal pero fundamentalmente es nuestro, es argentino. Tambien considero que es más citado que entendido. Dejando de lado a los lectores avesados o a los profesores o estudiantes de letras el común de la gente lo nombra, lo ha querido leer pero no siempre lo ha interpretado. Como ha dicho una vez Anderson Imbert para leer una sola línea es necesario conocer la concepción Borgeana por cierto muy original. La que suscribe después de hacer un pretencioso ejercicio de lectura sobre dicho autor, escribió un libro a sabiendas de lo mucho que se ha escrito sobre él pero que no siempre tiene alcance mayoritario. Haciendo un pretencioso ejercicio de lectura es que escribí ÁMBITOS EN LA OBRA DE BORGES, SÍMBOLOS Y RECURSOS.Para más detalle entrar en www.agenda-literaria.blogspot.com y en www.diegoderose.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...