12 ago. 2008

LA INTERNET COMO MEDIO O COMO FIN?

La masividad y el uso cotidiano y corriente de la red lleva a plantearse el dilema acerca de si la Internet es sólo un medio para acceder a otros objetivos o es un verdadero fin en sí misma.


“Chatear”, “mailiar”, nuevos verbos que se han creado y puesto de moda. Cibers repletos de usuarios con sus computadoras buscando ingresar en la web. En casa, todos los miembros de la familia esperan con ansiedad su turno para poder navegar por sus páginas preferidas…
¿Es Internet sólo un medio que nos posibilita alcanzar determinados fines o se ha convertido en un fin en sí misma?
¿Se navega por Internet para acceder a cierto objetivo o el navegar es el objetivo en sí mismo?
Lisa y llanamente, muchos afirmarán que la red es un mero medio que me permite acceder a.
Escuchar determinada canción, postularse para un puesto de trabajo, buscar información para una monografía…diferentes objetivos frente a los cuales la web, como medio, permite acceder.
Ahora bien: a menudo, utilizar Internet es considerado para muchos la actividad en sí misma sin tener en mira otros objetivos.
“Estaba aburrida y me puse a navegar”. “Aproveché y usé Internet en lo de mi amiga”. “Hoy no tuve tiempo de conectarme, una pena”…¿Cuáles serían los fines buscados en estos supuestos?. ¿No sería el uso de internet en sí mismo?.
A estas típicas frases, podríamos sumarles otros tantos ejemplos como el “latiguillo” de hoy en día consistente en invitar a recorrer la página web de un comercio, institución u organismo: “Tenemos página” suele ser hoy una gran carta de presentación comercial y/o académica que enaltece a la entidad misma.
Es una verdadera invitación a conocer aún más de lo que se lo hace personalmente a una empresa.
A contrario sensu, la respuesta negativa frente al interrogante acerca de si se tiene página web, suele cargar de menosprecio a una organización comercial.
“Por el momento no”, se logra atajar el interlocutor casi con vergüenza…
El imperio de la web en nuestra sociedad hace que a nivel mercado, las páginas web llenen de buenas reputaciones a las empresas. Y si éstas suman compras on line gozan de niveles aún mayores.
El “Voy a entrar a la página” podría ser a simple vista un postulado que vislumbra a la red como un medio que permitirá a la persona conocer a la empresa.
Sin embargo, si esa persona recién acaba de salir personalmente de sus instalaciones las cuales fueron recorridas con sus “propios zapatos” y percibidas con sus cinco sentidos…¿qué más podría decirle una página web que aquello que pudo percibir personalmente?. Por ello, sostenemos que a decir verdad, ingresar en esta página sería una buena excusa para navegar por Internet. Gozar de los colores, fuentes, banners, dirigirse a otros links…en definitiva, disfrutar del navegar.
El uso de Internet bien puede significar un medio para lograr ciertos fines buscados cuando su utilización podría ser suplantada –aunque obviamente con diferentes alcances y matices- por otros recursos.
Verbigracia, si tengo que hacer un trabajo monográfico, podría bien valerme de la red para obtener información o bien podría obviar de ella y recurrir a otros medios tales como libros impresos, diarios, documentos…
La red en estos supuestos no es más que un simple recurso práctico pero para nada irremplazable.
Sin embargo, cuando su utilización no puede ser suplantada por ninguna otra herramienta, la Internet se convierte en un fin en sí misma.
Si concurrir personalmente no me basta para conocer a una empresa, ni para contratar un servicio profesional, si el folleto impreso no me resulta suficiente para informarme sobre un producto y quiero buscarlo por la red, si prefiero adquirir un artículo on line teniendo otras maneras de hacerlo, todo ello presume tomar a Internet como un verdadero objetivo que busco utilizar.
Porque navegar me permite simultáneamente abstraerme del mundo real, distraerme, efectuar un sinnúmero de acciones, poner mi sentido visual en todo su esplendor e inmiscuirme en el mundo virtual…
En el fin en el uso de Internet puede ser, a menudo, usar Internet. “Quiero comer algo”, “tengo ganas de leer un libro”, en estos casos, no importa qué quiero comer o qué libro busco leer sino que es la acción la que quiero hacer. Y, muchas veces, también tenemos ganas de navegar por Internet sin importar qué páginas recorrer…

Autor: Karina Weisman

Fuente: http://portal.educ.ar/debates/educacionytic/debate/la-internet-como-medio-o-como.php



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...