28 oct. 2008

Y el Bibliotecólogo que investiga, ¿qué?

Concibiendo el hecho de que este es un espacio para la reflexión profesional, pero también considerando que nos hemos centrado más en brindar y recibir información, expongo las siguientes líneas orientadas a crear una discusión en torno al trabajo de investigación en la Bibliotecología.

Como todos sabemos la investigación no es una cuestión que se asuma desde razones emotivas, y mucho menos que es un aspecto frívolo y de poca dedicación. Sin embargo se percibe un aliento de de temor cuando se trata de pensar, en términos científicos la profesión bibliotecaria.

La discusión acerca de que si la Bibliotecología es o no disciplina o ciencia requiere de asumir una posición que esté concientemente determinada desde nuestra propia concepción profesional, es decir, en la medida en que mi condición como Bibliotecólogo permita "rastrearla" desde quehaceres, funciones y prácticas que conlleven a generar posiciones claras y bajo criterios innovadores para dilucidar si la Bibliotecología es o no es, esto o aquello.

La Bibliotecología hoy mas que nunca requiere de ser pensada y analizada desde las prácticas cotidianas que están marcadas de manera evidente por los fenómenos socioculturales, económicos y tecnológicos, lo que le retroalimenta sus concepciones teóricas.

El Bibliotecólogo como estandarte del manejo de la información debe reconstruir y replantear su rol para ligarlo al desarrollo de la profesión. Debe confrontarse como elemento de la investigación bibliotecaria. Debe replantearse y replantear concepciones y verídicos del quehacer, puesto que es casi obligación del profesional "reinventarse" y "reinventar" la profesión.

Es así como se plantea la pregunta ... Y el Bibliotecólogo que investiga ¿qué?. Es una pregunta que no surge ahora. Ha surgido en los procesos de formación. Ha surgido en los café amigables o en los espacios informales de discusiones académicas, pero se podría decir que no ha surgido desde una mirada conciente y bajo el objeto de documentación que se requiere como uno más de los ejercicios profesionales.
La investigación bibliotecológica no puede "cargarse" solo a unos pocos, y menos aún "cargársele" solo a los espacios académicos, sin la necesaria mirada del ejercicio y la práctica.

¿Por qué no investigamos? ¿Por qué el temor a plantear estudio científico más allá de las reflexiones y críticas en espacios de debate? ¿Por qué la investigación no cuenta con nuestros planteamientos surgidos desde claras y precisas posiciones?

Son preguntas que nacen, y es una apreciación particular, por la necesidad de plasmar nuestras prácticas cotidianas en estudio científico, máxime cuando las experiencias que en ocasiones se relatan en los distintos ámbitos de encuentro son de un carácter enriquecedor que aportarían en demasía al trabajo investigativo.

La profesión evoluciona en la medida en que nuestra mirada evolucione y se documente. En la medida en que la escritura de experiencias sea enfocada desde preguntas que requieran estudio y método. En la medida en que nuestra profesión no solo sea debatida sino analizada e innovada.

Espero que se pueda abrir una discusión en torno al caso expuesto.

Un saludo para ustedes.

Hernán Darío Bermúdez Ruiz
Bibliotecólogo U. de A.
Coordinador de servicios en sala general
Biblioteca Pública Virgilio Barco
BIBLORED / Bogotá
hernandario35@yahoo.com

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Estoy convencida que los bibliotecarios si investigan un montón en su trabajo diaria, pero no lo hacen bajo esa etiqueta de "investigación" que reservan para lo que hacen los "investigadores", personas serias que merecen una especie de adoración por la difícil tarea que desarrollan.

Cuando tengo que identificar un autor o una institución para crear un registro de autoridad, tengo que investigar; cuando busco la historia de un libro antiguo, tengo que investigar; cuando escribo un informe, investigo; cuando trato de buscar la mejor respuesta a una consulta concreta, hay investigación.

La cuestión es que no solamente veo poca conciencia de "investigación" por ahi entre los colegas, sino que también hay escasa reflexión sobre cuestiones epistemológicas, metodológicas e incluso éticas que SI van a impactar en el resultado de nuestras investigaciones.

Asi que la cuestión no es si se investiga o no, sino más bien cómo podemos ser más críticos con lo que hacemos cotidianamente.
Y si, también investigo como "los investigadores", con proyecto reconocido y todo ...

Popoi dijo...

Muy buena entrada, me gustó mucho. Escribes en forma agradable, sencilla y precisa.

Sobre el contenido. Estoy de acuerdo contigo y con la colega del comentario anterior: la poca investigación científica formal se debe quizá al temor de hacerse de epistemología, método, ética y enfoque. Pero eso está definitivamente cambiando, y como nunca antes se está creando un cuerpo teórico muy rico en nuestra disciplina.

Anónimo dijo...

para mi eso no es ningun bibliotecologo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...