29 may. 2008

Las 10 claves para un buen examen

ADN.es se puso en contacto con Educa-System sobre cómo podrías estudiar mejor, y nos dieron 10 métodos que seguramente te lo harán más fácil

1-Escoger un buen lugar de estudio. Se ha hablado mucho ya sobre él, pero constatamos cada día que muchos alumnos no disponen de un entorno adecuado para propiciar un estudio eficaz. El entorno de estudio es el lugar donde el alumno tendrá que sentarse cada día (o casi) para estudiar, aprender, leer, realizar ejercicios... Consecuentemente, vemos que es un lugar donde se tiene que sentir cómodo. Tendrá que ser siempre el mismo. La mesa de trabajo tiene que servir para estudiar, es su función principal y tiene que estar organizada para ello. La silla debería ser ergonómica para evitar todo cansancio físico o lesión debida a las horas sentado sobre ella. La luz tiene que estar enfocada desde la izquierda (para los diestros) y desde la derecha (para los zurdos).

2-Respetar el orden: El alumno necesita un espacio suficiente para poder ordenar sus libros, cuadernos, apuntes y libros de referencia (por ejemplo, diccionarios). Esta documentación de consulta diaria (o casi) tiene que llevar un orden de clasificación (por ejemplo, por asignaturas o temas) para que a la hora de realizar una consulta o una búsqueda se pueda encontrar el documento a la primera, sin perder los nervios buscándolo.

3-Cuidar el entorno. Por supuesto la habitación tiene que ser silenciosa (desaconsejamos estudiar en la cocina, en el salón o en el comedor...) y con la temperatura adecuada (unos 20º).

4-Establecer una metodología. El tiempo disponible para un estudiante empieza cuando acaban las clases del colegio. Planificar desde el principio del curso cómo vamos a repartir este tiempo nos permite sentirnos más seguros y relajados por saber de antemano cómo estarán repartidas estas horas "libres" y no tener la ansiedad de la falta de tiempo. Tenemos que saber repartir (según el perfil de cada alumno, su capacidad o velocidad de aprendizaje) las horas entre estudio, actividades extraescolares y tiempo en familia (muchas veces no priorizado a pesar de su gran importancia para el equilibrio de todos). También tenemos que ser conscientes de que esta planificación no será a lo largo del año la misma (vacaciones, exámenes, evaluaciones). La preparación es el 90% del éxito.

5-Constancia y rigor. La trampa en la caen muchos alumnos (¡ y padres también!) es la de estudiar cuando desde el colegio mandan deberes o se avecina un examen. El estudio, el aprendizaje y la lectura son cuestiones de constancia y rigor. Cada día conviene repasar lo que se ha visto en clase y, cuando uno tiene más tiempo, consolidar los puntos mas delicados. Y para los mas ‘hambrientos', merece la pena adelantarse sobre lo que se verá en las clases siguientes.

6-Trabajar el control ante el estrés de los exámenes. El estrés reduce hasta un 30% de nuestras capacidades...Cada año, muchos alumnos tienen el mismo estrés cuando llega un examen. Lo que haremos este año es tomar conciencia de los exámenes y aceptar su existencia y su ‘sentencia'. Aceptar la prueba y prepararla lo mejor posible. Una vez llegue el momento, conviene tranquilizarse sabiendo que ya no podemos hacer más. ¡Sobre todo no pasar toda la noche anterior estudiando!

7-Ayudarles a extraer conclusiones: Después de un examen, conviene analizar los puntos negativos y los positivos (tanto en la forma como en el fondo). Esto nos servirá como experiencia de cara al próximo examen y nos dará seguridad.

8-Facilitar la comprensión de lectura. Se fomenta desde muy pequeño y se consolida leyendo de manera habitual y con interés. En cuanto a la metodología, puede ser distinta según el tipo de texto. De manera general, merece la pena: 1.Buscar la idea principal del texto; 2. Hacer una primera lectura rápida; 3. Efectuar una lectura más lenta y profunda; 4. Formularse preguntas sobre lo leído (pensar con espíritu crítico), y 5. Leer buscando el interés (en el caso de que no haya) en los campos cotidianos o en temas relacionados.

9-Fomentar el esfuerzo personal: Intentar resolver las dudas y ejercicios por uno mismo. Pero cuando el alumno tenga dudas, no debe sentir recelo en preguntar o pedir ayuda a una persona que realmente la pueda dar.

10-Estimular la motivación: Es uno de los temas más difíciles. Pensar en el mañana y encontrar la motivación en las asignaturas que en un principio pueden (para algunos) parecer aburridas. Pensar en la aplicación diaria de lo que uno aprende (todos hemos oído aquello de: "¿Y esto qué tiene que ver con lo que yo quiero hacer?". Por otra parte, intentar desvincular la relación afectiva con el / la profesor/a del interés demostrada hacia a la asignatura.

Fuente: http://www.adn.es/ciudadanos/20080529/NWS-2309-claves-examen-buen.html



No hay comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...